Cubanálisis El Think-Tank

SÍNTESIS BIOGRÁFICAS DE MIEMBROS DE LA NOMENKLATURA. SUS CARGOS Y TAREAS ACTUALES DESPUÉS DE LA PROCLAMA

 

 

 

 

 

 

    JOSÉ RAMÓN MACHADO VENTURA (1930)

 

    Doctor en Medicina en la Universidad de La Habana, 1953

 

 

 

 

 

 

En 1954 se incorporó al M‑26‑7 y luego a las fuerzas rebeldes de Raúl Castro, en el Segundo Frente Oriental Frank País, donde obtuvo el grado de comandante desempeñando el cargo de Jefe de Sanidad Militar de ese Frente. En 1959 fue Director de Servicios Médicos de la Ciudad de La Habana, y en 1960, a propuesta del comandante Rene Vallejo fue nombrado Ministro de Salud Publica, resultando uno de los artífices principales del programa de salud desarrollado por el sistema.

 

Fue militante de las ORI y del PURSC.  Fue elegido miembro del Comite Central del Partido Comunista de Cuba en el año 1965. Incorporó el Sistema de Policlínicos de barrios, que tomó de los modelos soviéticos.  Asimismo, durante muchos años trató que el MINSAP incorporara en su estructura la docencia médica universitaria lo que constituyo una constante batalla con los ministros de educación y decanos universitarios correspondientes.  Logró sin embargo que Fidel Castro le permitiese organizar un viceministerio de docencia medica que supervisase los planes de estudio y materias de esta especialidad. 

 

Organizó cursos de enfermería y técnicos medios en la esfera de la Salud, lo que le transformaría en un Ministro problemático que chocaría constante­mente con muchas esferas ejecutivas e incluso con Fidel Castro a lo largo de la década del sesenta. Sin embargo, estructuró un eficiente Ministerio de Salud Publica, donde los cargos administrativos serian ocupados por especialistas en la rama. Sus diferencias con el comandante Ordaz, protegido de Celia Sánchez y Juan Almeida, por la jurisdicción sobre el Hospital de Dementes de Mazorra, creó una fuerte fricción con Fidel Castro, quien determino que tal institución se mantuviese independiente a Salud Publica.

 

En 1968, tras una agria discusión con Fidel Castro, pues se quejó de la intervención personal de éste en el sector de la medicina, fue sustituido de su cargo. Por intervención de Raúl Castro no fue eliminado totalmente de la dirección partidista, y fue enviado como delegado del Buró Político a la provincia de Matanzas, hasta mediados de 1971.

 

Como Delegado del PCC en Matanzas realizó una labor positiva comparada con otras provincias, especialmente en la zafra azucarera, los planes de cítricos y el mejoramiento de la cuota alimenticia. Revitalizó las zonas turísticas y los hoteles de la provincia y mejoró el transporte público y los servici­os gastronomitos. 

 

Otro punto positivo fue la disminución de la mortalidad infantil y el mejoramiento de las salas de primeros auxilios en los hospitales. Se cree que Raúl Castro le ayudó en su labor en la provincia de Matanzas, propiciándole volúmenes no asignados de abastecimientos. Mientras fue Delegado en Matanza­s, Fidel Castro no visito la provincia, porque no le perdonaba el choque personal que tuvieron en 1968.

                    

Con la crisis en la provincia de La Habana tras el fracaso del Plan Cordón de La Habana y las epidemias infecto‑contagiosas en la población y en la masa porcina, Fidel Castro, a instancias de Raúl, reconoció la labor organizativa de Machado Ventura y le trasladó como primer secretario del Partido a la provincia  de La Habana en junio de 1971, hasta 1976.

 

Como primer secretario en La Habana, Machado tendría que lidiar con los organismos nacionales radicados en la capital, muchos de los cuales estaban dirigidos por cuadros con una superior jerarquía política y de relación con Fidel Castro.   Fue notorio nuevamente su desacuerdo con Fidel Castro respecto a los planes de salud en la provincia y al estatus de provincia que Fidel Castro buscaba conceder al núcleo del Partido en la Universidad de La Habana, encabezado por su amigo personal Miyar Barruecos (Chomi).   Machado, también, choco con Fidel Castro cuando este concedía una atención especial (autónoma) a la Isla de la Juventud, que dirigía Lince, quien no quería responder a las directivas del provincial del Partido. Nuevamente la mano de Raúl Castro le sostendría en estas intensas pugnas. 

 

En diciembre de 1975 fue nominado miembro del Buro Político del PCC y un año después al secretaria­do del Partido; en ambas ocasiones, Raúl Castro se impuso a los criterios adversos de Fidel, intercediendo a favor de Machado, quien mostraba la mejor hoja de resultados administrativos y políticos en todo el equipo de gobierno. Desde noviembre de 1976 ha sido diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

 

A partir de 1976, sus tensiones con Fidel Castro comenzaron a zanjarse y ya a fines de la década se le veía con mayor frecuencia en sus recorridos, al punto que Fidel decidió que Machado, desde el Buro Político, además de sus funciones en la secretaria de organización, supervisase la estratégica provincia de La Habana.  

 

Desde entonces, ha estado a cargo de la actividad de organización del Partido, en su condición de miembro del Buró Político y del Secretariado. Burócrata de relativa eficiencia, es considerado como el más ortodoxo de los retrógrados contra las aperturas económicas y políticas. En la Proclama del 31 de Julio fue designado “impulsor principal”, conjuntamente con Esteban Lazo, para los programas internacionales de educación.

 

Designado el 24 de febrero del 2008 Vicepresidente Primero del Consejo de Estado y el Consejo de Ministros.