MARTÍNOTICIAS - ESTADOS UNIDOS

 

Cierran debates sobre nueva Constitución en Cuba

 

La Asamblea Nacional debatió este fin de semana el anteproyecto de una nueva Constitución en Cuba.

 

La Asamblea Nacional de Cuba (Parlamento unicameral) concluyó este domingo dos días de debates sobre el anteproyecto de reforma de la Constitución, cuyo contenido será sometido a consulta popular entre los próximos 13 de agosto y 15 de noviembre.

 

La Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento unicameral) de Cuba abordó en su segunda sesión el polémico tema del matrimonio igualitario, que abriría la puerta al matrimonio entre personas del mismo sexo en la isla.

 

Los más de 600 diputados evaluaron en la sesión -televisada por la cadena estatal cubana y sin acceso a medios extranjeros- la unión de parejas sin discriminaciones de género, propuesta de la diputada Mariela Castro, hija del exgobernante Raúl Castro, recogida en el artículo 68 del anteproyecto constitucional que permitiría sentar las bases para legalizar los matrimonios homosexuales.

 

Estaba previsto que el pleno parlamentario se prolongara hasta el lunes, cuando también se esperaba el discurso de cierre del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, que finalmente pronunció este domingo.

 

¿Libertad de expresión?

 

Otra diputada, Daicar Saladrigas del municipio de Camagüey (este de Cuba), propuso cambiar el término "libertad de palabra" que figura en el anteproyecto por "libertad de expresión" al considerar éste más amplio, acorde con la realidad actual y reconocido por organismos internacionales, mismos que han criticado en numerosos informes la violación de ese derecho por parte de las autoridades cubanas.

 

Los representantes de la comisión parlamentaria que elaboró el anteproyecto aceptaron la propuesta de la diputada, por lo que el cambio podría plasmarse en el documento final del ordenamiento supremo del país.

 

Los diputados comenzaron el sábado a debatir uno por uno los 224 artículos divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones de la próxima Carta Magna, cuyo texto provisional modifica 113 artículos, añade 87 y elimina 11 respecto a la actual Constitución de 1976.

 

Con la nueva Carta Magna, el Gobierno cubano también quiere dar rango constitucional a las reformas impulsadas por Raúl Castro (2008-2018) para atraer la inversión extranjera y permitir un -aún limitado y muy controlado- desarrollo del sector privado.

 

En el ámbito político, amén de algunas modificaciones estructurales, la nueva Constitución apenas incluye cambios y mantiene el "carácter socialista del sistema político y social" bajo el mando del Partido Comunista de Cuba (único legal) como "fuerza dirigente superior".

 

Antes de su aprobación final, se incorporarán al texto las modificaciones aprobadas durante el debate parlamentario, y no es descartable que tras la consulta popular se puedan introducir nuevas variaciones al anteproyecto de Carta Magna, que finalmente deberá ser aprobado en referendo en una fecha aún por anunciar.

 

La actual Constitución ha sufrido reformas parciales en tres ocasiones: en 1978, en 1992 y en 2002, cuando se plasmó en el texto el carácter "irrevocable" del socialismo en el país caribeño.

 

(Con información de EFE)

 

 

DIARIO DE CUBA - ESPAÑA

 

Sin sorpresas, la Asamblea Nacional aprueba el Proyecto de Constitución

de la República de Cuba

 

La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó este domingo como se esperaba el Proyecto de Constitución de la República de Cuba con las modificaciones propuestas y acordó someterlo a consulta popular del 13 de agosto hasta el 15 de noviembre de este año, recogió el sitio oficial Cubadebate.

 

El presidente del órgano, Esteban Lazo Hernández, dio por concluido el debate y cedió la palabra a Miguel Díaz-Canel, quien calificó el proceso de "apasionado, comprometido y aportador".

 

"Con todas nuestras carencias y errores, acercarnos a otras naciones con mayores recursos, es lo que buscamos con la nueva Constitución, en la que aspiramos a que la institucionalidad se fortalezca. Esta es una oportunidad que nos permite mirarnos como nación y recordar a aquellos que la crearon en Guáimaro", dijo.

 

El gobernante describió la próxima consulta popular y el referendo como "un ejercicio que adquiere la mayor relevancia política y que se sustenta en la más genuina democracia".

 

Para el sustituto del general Raúl Castro "estamos ante un Proyecto de más unidad para la nación" y dijo que con la próxima consulta, "cada cubano podrá expresar libremente sus opiniones y le permitirá participar en el hoy y el futuro de la patria".

 

Sobre la "renovación" del Consejo de Ministros, justificó que se "mantienen compañeros de gran trayectoria y se incorporan otros con gran capacidad".

 

"El resto del Gobierno y los compañeros que se ratifican en sus cargos evidencian la continuidad", dijo.

 

Adelantó que "el Gobierno deberá asumir grandes retos en un contexto internacional complejo", sumado a "la situación económica que tiene el país".

 

Admitió que a pesar de un "1.1% de crecimiento, se mantiene una tensa situación en las finanzas" y apeló a "medidas de control" en lo que resta de año para "garantizar los servicios básicos".

 

Para concluir echó mano del embargo para augurar que "no será fácil" lo que está por venir.

 

"Mantendremos y convocamos a una batalla ética contra la corrupción, las indisciplinas y las ilegalidades. El combate contra la corrupción y lo mal hecho no es solo del Gobierno y la policía es un combate de todos. No queda mucho por decir, pero sí por hacer, corregir y crear. No será fácil, porque el principal obstáculo a nuestro desarrollo es el bloqueo, que sigue ahí como el dinosaurio de Monterroso".

 

Los 605 diputados cubanos concluyeron este domingo el debate de los 224 artículos divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones de la próxima Carta Magna, cuyo texto provisional modifica 113 artículos, añade 87 y elimina 11 respecto a la actual Constitución de 1976.

 

En el proyecto hay cambios en el ámbito económico en relación al texto vigente, como la supresión del término "comunismo", el reconocimiento de la propiedad privada y la promoción de la inversión extranjera. También se abre el camino al "matrimonio entre parejas del mismo sexo".

 

En el ámbito político los cambios son prácticamente inexistentes. Se mantiene el "carácter socialista del sistema político y social" bajo el mando del Partido Comunista de Cuba como "fuerza dirigente superior".

 

Las modificaciones se circunscriben a cuestiones estructurales como la institución de la figura del presidente de la República, que deberá asumir el cargo con menos de 60 años de edad y limitar su mandato a un máximo de diez años, así como el nuevo puesto de primer ministro para liderar el Consejo de Ministros, máximo órgano ejecutivo del Estado.

 

Julio 22, 2018

Cubanálisis - El Think-Tank

LA NOTICIA QUE SE DEBE SEGUIR DE CERCA:

TERMINAN LOS DEBATES EN LA ASAMBLEA NACIONAL SOBRE EL PROYECTO DE LA NUEVA CONSTITUCIÓN CUBANA