Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?

 

 

Uso del Orange Bowl para festejar muerte de Fidel Castro divide a los cubanos en Miami

 

El Tiempo.com, EUYCanadá, Febrero 2 de 2007

 

 

Un grupo del exilio cubano calificó de "morboso disparate" la posibilidad de que la alcaldía de esta ciudad ceda el uso del estadio para que los cubanos se manifiesten cuando muera el líder cubano.

 

"No hay mucho que celebrar con la muerte de Fidel Castro cuando las cárceles cubanas están llenas de presos políticos", declaró a Efe Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, una de las principales organizaciones del exilio cubano en Miami.

 

La diáspora, en opinión de Saúl Sánchez, "no puede perder el alma en el proceso de ganar la libertad", por lo que sería un "disparate" cualquier explosión de júbilo y celebración en el Orange Bowl a la muerte del presidente cubano.

 

Fidel Castro delegó provisionalmente el pasado 31 de julio la presidencia de Cuba en su hermano Raúl, ministro de Defensa y número dos del régimen, mientras convalece de una enfermedad declarada "secreto de Estado".

 

"Su (eventual) fallecimiento no puede ser motivo de alegría cuando la represión contra la oposición cívica en Cuba continúa y siguen muriendo balseros en el estrecho de Florida", agregó.

 

Saúl Sánchez dijo que habían trasladado a Tomás Regalado, comisionado (concejal) de la alcaldía de Miami y uno de los responsables de esta iniciativa, su rechazo a que "se hable de una fiesta".

 

"(Regalado) lo ha comprendido y me ha dicho que eligieron el Orange Bowl porque era el mejor lugar para la prensa", afirmó el activista cubano, al tiempo que expresó sus dudas de que esa iniciativa concluya con éxito.

 

"Van a tener un gran problema para llevar a los manifestantes allí porque la gente quiere expresarse abiertamente", apostilló.

 

La convocatoria se realizaría, en principio, en la Calle Ocho

 

En ese sentido, Saúl Sánchez anunció un "plan de contingencia" cuya "primera fase" será la convocatoria de una "concentración a lo largo de la Calle Ocho" (en la "Pequeña Habana" de Miami) cuando se produzca el "anuncio de la muerte de Castro".

 

El Movimiento Democracia, agregó, se ha reunido días pasados con diferentes departamentos de la policía de la ciudad de Miami y "tenemos el compromiso de ellos de ayudarnos a que todo salga bien".

 

Sintetizó el espíritu de esta manifestación en tres puntos: "el apoyo a la oposición cívica dentro de Cuba, la reunificación de las familias cubanas y la liberación de los presos políticos".

 

Asimismo, reclamó que Estados Unidos "no viole el derecho soberano" del exilio cubano de llevar "ayuda humanitaria a la población" de Cuba.

 

'Democracia para Cuba', el lema

 

El plan de contingencia de esta organización se vertebra a partir del lema "Democracia para Cuba", una premisa que responde, según manifestó Ramón Saúl, a "un reclamo de libertad" que prima sobre cualquier expresión de júbilo por la eventual muerte del presidente Castro.

 

Destacó que el plan de contingencia pretende, además, desincentivar un posible éxodo masivo de la isla, cuando el "Gobierno de Cuba comience a desmantelarse" y la población, que "sufrirá la falta de los servicios básicos", "intente una invasión de Estados Unidos".

 

Sostuvo que, pese a que el hundimiento del sistema no se producirá en un futuro inmediato, el deber de las organizaciones del exilio es proveer a los cubanos de la isla de ayuda humanitaria.

 

La semana pasada, una treintena de organizaciones del exilio cubano en Estados Unidos, agrupadas bajo el nombre de "Organizaciones Cubanas Unidas", anunciaron también un "plan de trabajo" una vez que fallezca el presidente Fidel Castro.

 

El mensaje que queremos transmitir a la diáspora y a los cubanos es el "reclamo de nuestra libertad", subrayó Saúl Sánchez.

 

Miami
Con Efe