Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?

 


SILENCIO. NO HAY SIGNOS DE NINGÚN CAMBIO POLÍTICO A LA BREVEDAD


Fuente:
El Pais de Montevideo (Uruguay) 01/23/2007


Entre rumores, Cuba aprende a vivir sin Fidel

 
LA HABANA AP Y AFP - En algún lugar de La Habana, Fidel Castro libra la batalla por su salud, rodeado de médicos incondicionales y de un riguroso secreto que alimentó esta semana desde fuera de Cuba las versiones contradictorias sobre su condición. El estado de la salud de Castro, de 80 años, declarada oficialmente como un "secreto de Estado", generó informaciones cruzadas que incluyen la versión sobre su agravamiento, extremo manejado por el diario El País de Madrid e ignorado tanto por el gobierno como por los medios de comunicación estatales. Estas versiones generaron inquietudes sobre la evolución del estado de Fidel, y con él, del futuro de la isla. calma. El futuro de Cuba tras la desaparición de Castro constituyó una fuente de especulación durante décadas. Sus enemigos en el exilio pronosticaron baile en las calles, un éxodo en masa y una rápida transición hacia una democracia al estilo de Estados Unidos y hacia una economía de mercado. Pero, casi seis meses después que Castro se alejó del cargo luego de una operación intestinal, la transición en el gobierno se ha registrado sin problemas. Los ciudadanos continúan de manera tranquila sus actividades, no ha habido un éxodo hacia el norte y no hay señales de inminentes cambios políticos. Lo único que ha cambiado es que Cuba ya no es gobernada por un solo hombre. Ahora, gobierna un liderazgo colectivo encabezado por Raúl Castro, el hermano menor de Fidel, y guiado por el mismo Partido Comunista que ha estado casi medio siglo en el poder. Incluso si Fidel se recupera plenamente y retorna a la vida pública, no retomaría el poder, según han dado a entender varios funcionarios oficiales. "Esos tipos saben lo que están haciendo. Están preparados para gobernar a Cuba sin Fidel", dijo Marifeli Pérez Stable, del Diálogo Interamericano, un grupo de estudios de Washington, D.C. "El país, al menos en el corto plazo, no va a sufrir un colapso", pronosticó.

Funcionarios cubanos dicen que sólo un liderazgo colectivo puede reemplazar al jefe máximo, de 80 años de edad, que solía dar discursos de varias horas de duración, agasajaba a visitante en cenas que duraban hasta el amanecer y dedicaba una minuciosa atención a múltiples proyectos. Los dignatarios visitantes y los desfiles militares son ahora atendidos por Raúl Castro, quien fue ministro de Defensa durante décadas. Pero, Raúl, de 75 años de edad, reserva sus noches a la familia, y no dedica a sus tareas el tiempo que solía destinar su hermano. Cualquier reforma, no obstante, sería gradual y estará "dirigida por la gente que formó Fidel", según escribió en la revista Foreign Affairs Julia E. Sweig, del Consejo de Relaciones Exteriores. "Washington debe admitir que no hay alternativa a los que ya gobiernan sin Fidel", agregó.