Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?

 

 

La Cuba sin Fidel presenta un modelo para armar

 

Algunos afirman que el sistema de gobierno que implementó Castro llegará a su fin. Otros aseguran que el Partido Comunista tomará la posta.

 

TRAS SU FIGURA. Fidel espera que sus seguidores le den continuidad al sistema de gobierno que implementó. REUTERS


Cuba, China, Corea del Norte, Laos y Vietnam son los únicos países comunistas que siguen en pie.


Raúl Castro quedó a cargo del gobierno y afirmó que será el Partido Comunista quien marque el rumbo de su gestión.


Bush afirmó que no abrirá el diálogo con Cuba hasta que esta no acepte aplicar una transición hacia la democracia.

 

“Fidel es el país y vivirá 80 años más”, rezan carteles colocados en La Habana por el gobierno cubano que, ante la prolongada convalecencia de Fidel Castro, trata de llenar su ausencia en la vida pública de la isla e insiste en que su legado perdurará.


Sin embargo, el debate en torno de si podrá o no tener continuidad el sistema político instaurado por Castro en Cuba cuando el líder revolucionario deje definitivamente el poder está instalado, y concentra la atención de mandatarios y analistas de todo el mundo.


El grupo más escéptico asegura que Fidel no dejará un modelo político claro que pueda ser continuado más allá de su figura. En ese orden, mencionan que, por ejemplo, la China post Mao Tse-tung mantuvo el control político del Partido Comunista, aunque sus sucesores abrieron la economía a prácticas capitalistas.

 

En ese orden, los analistas señalan que el pueblo de Cuba nunca vivió en democracia (Fulgencio Batista, quien gobernó antes que Castro, fue un duro dictador), que gran parte de su población siempre vivió bajo el régimen castrista y que siempre miró con añoranza la proliferación democrática por todo el mundo.


En la punta opuesta, los defensores del sistema que aplicó Castro durante sus 47 años de gobierno afirman que el Partido Comunista Cubano está fuerte y que sus dirigentes y la población darán continuidad al modelo castrista. Mariela Castro, sobrina de Fidel y directora del Centro Nacional de Educación Sexual, fue la última funcionaria en asegurar que el gobierno comunista sobrevivirá tras la muerte de su tío, que convalece de una delicada cirugía intestinal y no aparece en público desde hace más de cinco meses.

 

“Cuando ves el espíritu de la gente sabes que continuará. Con Fidel, con Raúl o con otros, y con otras generaciones, una Cuba soberana continuará, una Cuba de socialismo”, dijo la hija de Raúl Castro, a quien Fidel cedió el poder de manera provisional el 31 de julio, en declaraciones a la agencia Reuter.


“No puedo imaginar lo que ocurrirá (después de la muerte de Fidel), pero siento una unidad como la que existe en las familias que están unidas cuando hay problemas”, añadió. “Apoyaremos a los nuevos líderes de la revolución que llenen el vacío dejado por Fidel”, agregó.


Raúl; el vicepresidente Carlos Lage, y el canciller, Felipe Pérez Roque han asegurado también que el día que el presidente cubano ya no esté su legado seguirá vivo. Fidel es insustituible, salvo que lo sustituyamos todos juntos, cada uno en el lugar que le corresponde. El sustituto (...) sólo lo puede ser el Partido Comunista de Cuba (PCC)”, indicó Raúl Castro el 20 de diciembre, en un congreso de estudiantes.


Desde el 16 de febrero de 1959, cuando fue nombrado jefe de Estado de Cuba, Castro dominó la isla sin contrincantes ni opositores. Muchos de los que se le opusieron fueron encarcelados y, ante la falta de libertad de expresión, muchos otros prefirieron abandonar la isla. Fidel sobrevivió, además, a la presión de EE.UU. y a la condena de gran parte de la comunidad internacional. Ahora, postrado por una enfermedad, busca la forma de que su sistema de gobierno sobreviva a su salida del poder.

 

Claves de la historia cubana


- LA REVOLUCION. El 2 de diciembre de 1956, Castro desembarcó junto con un grupo de exiliados en Cuba, a donde había llegado a bordo del yate Granma. Fueron sorprendidos, y 70 de los 82 hombres que llegaron a la isla murieron nada más pisar tierra cerca de Manzanillo. Los sobrevivientes -su hermano Raúl, el Che y Camilo Cienfuegos, entre ellos- se refugiaron en Sierra Maestra y comenzaron una guerra de guerrillas bajo su mando.

- RELACIONES CON EEUU. No siempre fueron malas. En abril de 1959, Castro viajó a EE.UU. para establecer relaciones diplomáticas y comerciales. A pesar de las primeras intenciones, la expropiación de azucareras estadounidenses y las crecientes relaciones de la isla con la URSS convirtieron a EE.UU. en el gran enemigo de Castro.


- CON LA URSS. Ante el bloqueo establecido por EE.UU. en 1962, la ayuda económica y militar de la URSS era imprescindible para Castro. La instalación de misiles soviéticos en la isla complicó aún más las relaciones con su vecino del norte y dio lugar a “la crisis de los misiles”.


- MODELO. En 1976 realizó una gira por Argelia, Guinea, Libia, Angola, Mozambique, Tanzania y Yemen del Sur. Envió miles de soldados, asesores, técnicos, profesores y médicos a distintos países africanos. Muchos tomaron a Castro como ejemplo.