ENTREVISTA: JACOBO MACHOVER, AUTOR DE 'LA DINASTIA CASTRO'

 

Aunque retome las riendas 'el régimen castrista ya está moribundo'

 

23/04/2007

 

  

LATAM (23/04/07) El escritor, profesor y antes periodista Jacobo Machover aborda en su libro La dinastía Castro: Los secretos de su poder, las entretelas del régimen castrista desde diversos ámbitos. El escritor cubano nos explica el miedo del pueblo cubano y las restricciones que hay en la isla, así como la realidad a la que se enfrentan los cubanos con la enfermedad del dictador, la posición de su hermano Raúl Castro y la situación de los medios en Cuba. Para el Machover, el régimen castrista ‘ya está moribundo’.

 

¿A qué se debe que decidiese abandonar Cuba en 1963?

 

Mis padres eran simpatizantes de la Revolución y se quedaron hasta cuando vieron que había mucha delación y no había nada de comer y fue cuando decidieron irse cuando yo era pequeño.  Yo durante bastante tiempo fui simpatizante de la Revolución, hasta que regresé a Cuba, vi la realidad del país y no me gustó lo que vi. Yo tenía una idea revolucionaria y digamos que libertaria, y entonces vi que eso era totalmente dictatorial, de crítica, autocrítica, de vigilancia, de no poder expresarse libremente, de miedo… La gente que vi, que habían sido vecinos míos y otra gente que conocía tenían reflejado el miedo en la cara, el terror por cualquier cosa, incluso por relacionarse con alguien que venía del exterior.

 

¿Cómo han ido evolucionando las críticas al régimen castrista?

 

Desde 1979 hubo una serie de críticos que empezaron a ver lo que había y tuvo una serie de difusiones, las tendencias dictatoriales del régimen castrista… La fuerza de la propaganda era muy fuerte y lo que se veía en ese momento era la toma de decisiones favorables. Dentro de Cuba es imposible, no se puede hacer la más mínima alusión no favorable al régimen, eso es imposible.

 

¿Cómo ha visto la visita de Moratinos a Cuba? ¿Cree que ha podido defraudar a alguien?

 

No creo que defraude a nadie porque no nos esperábamos nada. En primer lugar, diría de manera contundente, es un insulto para los disidentes cubanos. Digamos que no es digno de un país democrático como España. España conquistó su democracia y lo menos que podía hacer era reunirse con los disidentes una vez que se había decidido el viaje. El viaje también es una ruptura de la posición común de la Unión Europea, que había sido adoptada en el 2003 a raíz de la represión contra disidentes, conocida como la Primavera Negra. Lo de Moratinos es una estrategia para romper la posición de la Unión Europea, para influir en levantar las sanciones simbólicas que han sido adaptadas por la Unión. Estrategia para acercarse.

 

¿Cree que se aproxima la muerte del régimen castrista a pesar de que está su hermano para tomar el poder?

 

Creo que el régimen castrista ya está moribundo. La enfermedad de Fidel Castro muestra que él ya no volverá a retomar las riendas, o por lo menos no volverá a retomarlas como antes. Fidel Castro significaba una omnipresencia, él estaba en todas partes, es una persona que hacía unos discursos larguísimos, su imagen constante… uno se puede imaginar lo que significa, lo que es estar viviendo con una figura así omnipresente. Muchos cubanos han tenido pesadillas con él mientras que otros, seguro que han soñado con él. Si a buena parte de los cubanos se les ofreciese la oportunidad de salir del país, seguramente lo harían ya que no tienen perspectiva de mejora de situación social y de la mejora de sus libertades. En el exilio se tengan probablemente más esperanzas que en Cuba. Sobre todo la gente joven que ven la desesperación y la imposibilidad de cambio en el régimen. Buena parte de la población quiere irse, aun a riesgo de su vida, incluso salen en balsas, cada día más gente realiza una travesía hacia Estados Unidos o a otros lugares.

 

Usted ha realizado diversas investigaciones sobre el asesinato de Salvador Allende, ¿cuál es su versión de los hechos? ¿Está Castro vinculado con su muerte?

 

Sin lugar a dudas. Yo lo que hice fue recoger testimonios de ex agentes que eran de Seguridad del Estado cubano.  Ellos me señalaron por distintas vías que el servicio de protección de Salvador Allende, que se llamaba Grupo de Amigos del Presidente (GAP), en realidad no le habían protegido,  sino que le habían suicidado porque Castro no podía aceptar que Salvador Allende no muriese en su puesto de combate. Como todo ser humano, tuvo debilidad frente a la proximidad de la muerte y no quería morir. Hay muchas discrepancias. Castro nunca creyó en la posibilidad de un tránsito pacifico al socialismo y apoyaba a medias a Salvador Allende.

 

Castro le regaló a Allende una ametralladora con la que dicen que se suicidó. La versión primera que él hace es que murió en combate contra los americanos de Pinochet, después se descartó y se dijo que era un suicidio. Todo eso es falso. La gente cree todo lo que él dice. Otro caso es el de Che Guevara, aunque realmente no le asesinó si le mandó a una muerte segura. Y para mi sucedió algo muy parecido. Castro quiere convertir a sus allegados en mártires y eso es una estrategia de seguir el mito de la revolución cubana y de hacerlos pasar como héroes infalibles que se sacrifican. Hay muchos suicidios dentro de la familia Allende...o la familia es extrañamente suicidaría o es que aquí pasa algo. Esto es ahora un secreto a voces en Cuba.

 

 Es muy difícil entender la mentalidad de Fidel Castro. La gente toma sus palabras como si fueran verdad. Sin embargo, ha tendido a contradecirse desde el principio si estudiamos sus palabras. Me gusta mucho analizar en el contenido de las frases e intentar ver donde están las contradicciones y ahí es donde uno de da cuenta de que hay algo que falla y es cuando se intenta ir más allá.

 

 ¿Cómo nos definiría el envío de militares por parte de Castro a Angola, Etiopia y Siria?

 

Es sorprendente como un país con apenas 6 millones de habitantes, por entonces, podía enviar a tantos soldados a cualquier parte del mundo, es una locura. Castro es un gran estratega, desde su palacio de las revoluciones organiza la revolución mundial. No sólo murieron muchos soldados sino que éstos también cometieron grandes atrocidades con armas químicas y masacres de poblaciones por las que algún día deberán rendir algunas responsabilidades.

 

 ¿Cree que Castro ha eliminado a todos aquellos que podrían haberle arrebatado el poder?

 

Si, eso lo hizo en muchas oleadas. En 1959 mató a 109 disidentes, también realizó miles de fusilamientos. Cuando hubo intentos de cuestionamiento de su poder los liquidó. No hay posibilidad dentro del aparato estatal de alguien que se le pueda revelar. Es mejor de hablar de él en pasado. Aunque reaparezca, después de tanto tiempo….Si reaparece después de tantas operaciones y tantas enfermedades no aparecerá de la misma forma.

 

¿Cree que llegará un momento en el que podamos ver una cuba democrática?

 

Sin ninguna duda. Llegará un momento en que llegará la democracia. Cuba, a pesar de las dictaduras que se han sucedido tiene una tradición democracia muy anclada y sobre todo el deseo democrático extraordinario. De momento lo que se está dando es una sucesión, no una transición. Nada cambia. Pero creo que si. Somos muchos los que trabajamos en ese sentido. Se puede dar eso a condición de que haya un apoyo por parte de todas las naciones democráticos del mundo. Evidentemente de todos los países de la Unión Europea, de muchos países latinoamericanos democráticos, evidentemente de Estados Unidos y  las naciones democráticas del mundo. El que más poder tiene para deslegitimar al gobierno cubanos es el presiente de Costa Rica, Oscar Arias, el que ha sido Premio Nóbel de la Paz. Tiene un poder grande y es partidario de la vuelta a la democracia.

 

¿Cómo ve la relación que tiene con el presidente George Bush?

 

Con Bush tiene una relación muy compleja. Es un enfrentamiento total. Castro necesita un enemigo. Por ejemplo, Estados Unidos es uno de los principales proveedores de alimentos a Cuba. En realidad ha sido muy suavizado. Estados Unidos tampoco tiene interés en provocar un cambio fuerte en Cuba por diversas razones, si hay un cambio muy fuerte la mayoría de la gente del país se iría a las costas y habría una inmigración que no tendría control. Esa es la principal obsesión de los norteamericanos. Por eso, han sido muy discretos. Se quedan muy atrás. Constantemente, Castro tiene una necesidad para movilizar al pueblo. La Habana está llena de túneles que fueron construidos a principios de los años 90 en caso de ataque previsible de Estados Unidos, han pasado 17 años y no ha habido ese ataque. Y lo peor es que parte de la gente en Cuba se lo cree y en el exterior se lo cree todo el mundo. No es sólo con Bush, éste es el último, antes era con Clinton, luego con Bush padre, después con Carter, luego Ford, Nixon , Kennedy… todos son el diablo y el próximo será el diablo también para él.

 

 ¿Cree que Castro volverá al poder?

 

Castro no volverá al poder, al menos no como era. Si pudiera asumir el poder, lo mantendrían allí como un títere. Sus allegados tienen miedo de él pero también tienen miedo de perderle. ¿Qué son sin él? Tienen la impresión de que van a ser huerfanitos… porque todos han sido educados a la sombra de ese padre que les ha ‘protegido’. Tiene miedo de tenerlo y sino está… ¿cómo se las arreglan sin el? Su hermano no puede ocupar la palestra como él. No sabe hablar. Y su hermano no es ya un jovencito. Su hermano bebe mucho, desaparece por largos periodos del escenario público. Su hermano está muy marcado porque es tremendo asesino. Fue el que llevó siempre acabo las represiones. Lo que da es mucho miedo a la revolución cubana. Los cubanos nos hemos vuelto muy budista, tenemos una paciencia… imagínate, ya van 48 años, esperar un poquito más ya no importa. Lo principal es que el cambio se produzca hacia la democracia. Comprendo que todos estén muy impacientes, porque nos va a ganar a todos por testarudez, por querer aferrarse a la vida. Nos estamos acostumbrando a vivir sin él.

 

En el plano político Castro no soltará las riendas para nada. El sistema de poder siempre ha sido el de los dos hermanos. Fidel ha sido siempre la persona que sabe encender a las masas, el que sabe ganarse a la opinión pública internacional. Raúl Castro no, es un segundón. Pero que controla con puño de hierro, es un hombre de partido y un general. No le gusta aparecer públicamente, no sabe hablar. Tiene una incoherencia absoluta. Fidel también ha ido degenerando en sus discursos, hace regresiones, se equivoca, pierde los papeles… sólo los cubanos pueden aguantar eso porque tienen que ir a escucharlo a la fuerza. Los discursos de Raúl…tienen una mayor incoherencia, uno se pregunta si está borracho o no.

 

Fidel no tiene parangón con ninguno de los dictadores de él mundo, ninguno era así.

 

 Usted ha sido corresponsal, ¿cómo va la situación de los medios en Cuba?

 

No hay medios que puedan criticar. Tiene a todos controlados. Lo que si hay son periodistas independientes que vienen de los órganos de retransmisión estatales. Transmitían por teléfono sus informaciones, en principio a Radio Martí, ésta es una radio controlada por el gobierno de Estados Unidos que transmite en dirección a Cuba y que los disidentes allí se podían expresar. A partir de ahí se empezaron a expresar y también en periódicos y revistas, sobre todo en las que había en Estados Unidos pero también por ejemplo en las que hay en Madrid, como la Revista Hispano Cubana o Encuentro de la Cultura Cubana. Muchos de esos periodistas independientes envían ahí sus artículos, antes los dictaban, ahora los pueden hacer pasar por otras vías.

 

A los corresponsales de otros países siempre los controlan. Todo lo que hacen está controlado, sobre todo a los periodistas de agencia de prensa. Tienen que mandar artículos favorables al régimen, de vez en cuando hay alguna cosa un poco diferente, pero si esos periodistas se quieren arriesgar a publicar algo en contra del régimen castrista entonces los expulsan.

 

 13. Chávez se ha vuelto en uno de los apoyos de Castro ¿Cree que el gobierno de Chávez se quiere asemejar al castrista? ¿A qué se debe este mutuo apoyo entre ambos?

 

Lo que pasa es que Castro le da el visto bueno. Chávez es un analfabeto, es el autor de un golpe de Estado. Ha sido alguien importante dentro de las Fuerzas Armadas, controla el país como lo controlaría un militar. Gran parte de la población venezolana abandona el país. Nadie sabe dónde está Fidel. Creo que él está asesorado por Castro, pero donde Castro no esté no deja de meter la pata. Sin embargo, hay algunas divergencias entre Chávez y Castro, porque Chávez al contrario que Castro lo que hace es nacionalizar empresas. Los discursos de Castro los tienes que escuchar a la fuerza mientras que los de Chávez no. La gente escucha a los medios de comunicación, pero los está acotando, los está presionado.

 

   Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?