Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?

 

 

Grupo del exilio dispuesto a hablar con Carlos Lage

 

Diario Las Américas, Publicado el 02-16-2007

 

La Fundación Nacional Cubano Americana, uno de los grupos más influyentes del exilio, está dispuesta a dialogar con aquellos funcionarios cubanos que no tienen “manchadas las manos de sangre”, como el vicepresidente Carlos Lage.

 

Jorge Fowler, vicepresidente y miembro del comité ejecutivo de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA), afirmó que su organización está dispuesta a dialogar con Lage: “se ha abierto una oportunidad y estamos dispuestos a hablar con aquellos funcionarios que no tengan las manos manchadas de sangre”.

 

Fowler hizo estas declaraciones en el programa de televisión Oppenheimer Presenta, que se transmitirá el domingo por Mega TV de Miami, según informó el propio canal.

 

Agregó Fowler que su organización desea que en Cuba haya una transición pacifica: “no queremos que se derrame una gota de sangre de ningún cubano”, y calificó a Oswaldo Payá como un patriota y un héroe que lucha por la libertad en “condiciones muy difíciles”.

 

El opositor Oswaldo Payá participó también en el programa desde Cuba y en un momento del debate criticó las opiniones expresadas desde París por Ignacio Ramonet, director de la revista “Le Monde Diplomatique”.

 

Ramonet realizó entre enero de 2003 y diciembre de 2005 una extensa entrevista a Castro, que fue publicada bajo el título “Cien horas con Fidel” y presentado en el 2006 en La Habana.

 

El periodista hispano-francés señaló que el embargo ha hecho de Cuba un país asediado y señaló que Estados Unidos es un país colonizador cuando su presidente George W. Bush nombra una comisión “para gestionar la transición en la isla”.

 

“Mientras ese tipo de situaciones exista -dijo- no se puede esperar que en Cuba no haya la preocupación principal por preservar la independencia y la identidad cultural”, señalo Ramonet.

 

Payá respondió que las palabras de Ramonet son “un insulto al pueblo cubano” por justificar de esa manera la falta de derechos en la isla.

 

Añadió Payá que, en estos momentos, “el pueblo de Cuba vive bajo la amenaza, bajo una inmensa presión, como si fuera un verdadero rehén de un régimen que dice que nada tiene que cambiar”.

 

Subrayó que no tiene sentido hablar de legitimidad de un régimen en el que sus ciudadanos no tienen derechos. “En lo más profundo de los cubanos está ya el deseo de superar este lenguaje de odio, de control, de restricciones”, señaló.