El secretario de Comercio de EE UU critica inversión extranjera en la Isla

'Lo que están haciendo es beneficiar al régimen', dijo el cubanoamericano Carlos Gutiérrez en referencia a las empresas extranjeras con negocios en Cuba.

 

Cubaencuentro, Febrero 27, 2007

 

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Carlos Gutiérrez, criticó este lunes la inversión extranjera en la Isla porque "beneficia al régimen", según dijo en una entrevista concedida a la agencia EFE.

 

El funcionario estadounidense, nacido en Cuba, quien fue el principal ejecutivo de la multinacional alimenticia Kellogg antes de pasarse al sector público, criticó a las empresas canadienses y europeas, especialmente españolas, que invierten en la Isla, algo que el embargo impide a las estadounidenses.

 

"Lo que están haciendo es beneficiar al régimen", dijo. Gutiérrez destacó que en el sector turístico, los hoteles están destinados a los extranjeros, "exclusivamente para que el régimen tenga acceso a dólares ".

 

El secretario de Comercio descartó nuevamente un eventual diálogo con Raúl Castro, ministro de las Fuerzas Armadas.

 

"Queremos ver hechos, cambios. Han sido 48 años de palabras", dijo Gutiérrez.

 

"Raúl Castro es una continuación de Fidel Castro, inclusive Raúl Castro ha sido el que implementa los deseos de Fidel", agregó.

 

"Una sucesión de Fidel a Raúl simplemente es entregarle el país al Ejército", señaló.

Para Gutiérrez, lo que cuentan son las medidas palpables y lo que ha visto en la Cuba de Raúl Castro no es un buen augurio.

 

El funcionario citó el reciente "despido" de tres periodistas extranjeros, a los que el gobierno cubano se ha negado a renovar la acreditación.

 

"Nunca le ha convenido al régimen de Cuba tener relaciones más amistosas con Estados Unidos", porque la situación actual le permite "culpar" a Washington del antagonismo, afirmó Gutiérrez.

 

Pese a que las relaciones con la Isla caen en el terreno de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, Cuba ocupa actualmente gran parte del tiempo de Gutiérrez.

 

El propio Gutiérrez reconoció que la Casa Blanca ha lanzado una ofensiva para responder a quienes hablan de levantar el embargo, según EFE.

 

 

Como parte de esa ofensiva, Gutiérrez, que nació en La Habana en 1953 y emigró a Florida con su familia en 1960, rechazó el miércoles pasado en un discurso cualquier relajación de las sanciones económicas contra la Isla, y este martes debe reiterar la posición de Washington en una intervención en el Instituto de Empresa de Estados Unidos, un centro de estudios conservador.

 

La nueva mayoría demócrata intenta promover en el Congreso algunas iniciativas destinadas a suavizar el embargo.

 

De los proyectos de ley que apuntan en esa dirección el de más posibilidades de éxito, según los expertos, contempla eliminar las restricciones para viajar a la Isla.

 

"Los demócratas podrían dar un gran impulso este año (a esta medida), así que no es una sorpresa que la administración contraataque", dijo William LeoGrande, decano de la Facultad de Política Pública de American University.

 

Para Gutiérrez, más viajes a Cuba significa más dinero en el bolsillo de un gobierno hostil a Estados Unidos.

 

 

   Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?