Cubanálisis - El Think-Tank

COLECCIÓN: DOSSIERS

DOSSIER # 2: CUBA DESPUÉS DE FIDEL CASTRO:  ¿DESPLOME DEL RÉGIMEN,  CONTINUIDAD, SUCESIÓN O TRANSICIÓN DEMOCRÁTICA?

Cuba ya vive la era post-Fidel Castro: Brian Latell

 

 

En entrevista con EL UNIVERSAL señala el ex analista de la CIA encargado de redactar informes sobre ese país, destaca que han pasado casi seis meses de transición tranquila en Cuba

 

Eduardo Mora Tavares/ Ciudad de México, 22 - 01 -07/ Cuba ya vive la era post-Fidel Castro, una nueva época que se caracteriza por la ausencia del liderazgo carismático que rigió la isla por más de cuatro décadas, dice el ex analista de la CIA encargado de redactar informes sobre ese país, Brian Latell, en una entrevista con EL UNIVERSAL.

 

Hace notar que han pasado casi seis meses de transición tranquila en Cuba, sin protestas, desde que Fidel transfirió el poder el 31 de julio pasado a su hermano Raúl Castro.

 

Latell, quien vino a México para presentar la edición en español de su libro “Después de Fidel. La historia secreta del régimen de Castro y quién lo sucederá”, explica que Raúl, el designado sucesor de Fidel, es muy distinto de éste, comenzando porque tiene un padre biológico distinto.

 

“Raúl ha vivido en la sombra, es un hombre modesto”, pero también es un hombre pragmático, dispuesto a dialogar con Estados Unidos, interesado en aplicar el modelo comunista de China para Cuba, pero que entiende que el modelo cubano ha fracasado.

 
Investigador asociado del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington en la actualidad, Latell fue funcionario de Inteligencia Nacional para América Latina de Estados Unidos entre 1990 y 1994. Aclara que en la CIA, de la que se jubiló en 1998, fue analista y nunca agente clandestino, y está convencido de que sus reportes fueron certeros en su mayor parte.

 

También dice que si hay algún país en Latinoamérica que podría ayudar en eventuales negociaciones entre Estados Unidos y Cuba ese sería México, por los lazos afectivos que han tenido los Castro con este país y por la propia historia de sus vínculos diplomáticos tras la revolución cubana. Y dice también que el tercer hombre en Cuba es un civil de corte reformista, muy respetado, Carlos Lage, quien puede convertirse en una especie de primer ministro.

 

¿Cómo y cuándo nació su interés por Cuba?

 

Comenzó cuando era estudiante aquí en México en la Universidad Iberoamericana en 1959. Me interesaba América Latina, México y Cuba, el espectáculo de la revolución cubana me interesa enormemente.

 

¿Qué experiencias le dejaron sus dos visitas a Cuba en relación con su conocimiento más académico de lo que era Cuba?

 

Fui a Cuba la primera vez en el año 90 y la segunda tres años después, una era muy difícil. El país estaba en una situación de mucha pobreza tras la desaparición de la Unión Soviética y del subsidio de cinco mil millones de dólares anuales. La economía cubana cayó 35%, probablemente más hasta 40% o 50%. Conocí Cuba en su peor momento en su historia moderna.

 

¿Lo que vio era distinto de lo que imaginaba?

 

No me sorprendí mucho. Estudiaba tanto, leía tanto. Comencé a estudiar Cuba y a los hermanos Castro, Raúl y Fidel, en el año 60, en mis días de universitario. Tenía un conocimiento bastante bueno, amplio.

 

¿Estando en Cuba confirmó las hipótesis que se había formado de ella?

 

En la mayor parte sí, aunque nunca me he encontrado con Fidel ni con Raúl, pero sí, caminando por las calles de Cuba, conversando con cubanos, entrevistando a funcionarios del gobierno, confirmé la mayoría de mis tesis.

 

¿Inició ya la era post-Fidel en Cuba, tras seis meses de ausencia del líder cubano?

 

Estamos en la era post-Fidel, claro que sí. Los cubanos han empezado una nueva época, una época que se distingue por la ausencia de un liderazgo carismático y la ausencia de un caudillo, porque Fidel ha sido un caudillo carismático, y Raúl no lo es.

 

¿La ausencia de Fidel ha sido un golpe para los cubanos?<P<
Vamos a ver si lo es o no. Pero creo que la sucesión dinástica en la familia Castro ya ha durado seis meses. Ha ocurrido sin protestas, sin manifestaciones, ha transcurrido tranquilamente. Parece que los cubanos, incluyendo los funcionarios del gobierno, parecen contentos con el traspaso del poder.

 

¿Qué pasará cuando muera Fidel?

 

Es más probable que la gente vaya a las calles, pero no creo que para celebrar. Es posible, pero no probable que haya algunas manifestaciones pequeñas, pero cuando muera Fidel no va a pasar casi nada.

 

Algunos autores hablan de dos Cubas, la Cuba de la isla y la Cuba del exilio y de la diáspora. ¿Cómo ha evolucionado en términos políticos la comunidad en el exilio?

 

La nación cubana es una nación dividida. La mayoría de ellos vive en Estados Unidos, en el sur de la Florida. Pero después de la muerte de Jorge Mas Canosa, un líder de los exiliados muy conocido, muy poderoso, después de su muerte, la comunidad cubana en el exilio ya no es tan homogénea ni tan monolítica.

 

Se ha vuelto mucho más diversa en sus perspectivas y en sus opiniones. Ahora no creo que los cubano-estadounidenses no son muy diferentes de todos los otros grupos de intereses nacionales, étnicos en Estados Unidos. Muchos de ellos son de izquierda, muchos están en la derecha y del resto del espectro político.

 

¿Qué papel puede jugar la comunidad cubana en el exilio en la transición política de Cuba? Los congresistas Mario y Lincon Díaz-Balart, por ejemplo.

 

Bueno, hay dos hermanos en el Congreso, son representantes y son sobrinos de la primera esposa de Fidel Castro. También en el Congreso ha dos cubano-estadounidenses que son diputados, una mujer de Florida y otro demócrata de Nueva Jersey y dos senadores, uno demócrata y otro republicano. Tienen un poder político. Muchos de ellos son ricos, influyentes en el Congreso y van a mantener una influencia bastante larga.

¿Qué papel puede jugar en esa transición en Cuba el gobierno de Estados Unidos, de qué instrumentos dispone?

 

La administración de Bush ha dicho que no va a aceptar la sucesión de Raúl Castro. Dice que va ha honrar la ley Helms-Burton y dice que Cuba necesita una transición a la democracia. Y creo que hasta ahora el gobierno Bush ha sido leal a esos principios. No sé si cambiará esa perspectiva.

 

El gobierno ha perseguido la política de ayudar a los disidentes en la isla y también a los más importantes representantes de los pequeños grupos de derechos humanos, es una ayuda importante. Algunos de ellos, hombres y mujeres, líderes de las bibliotecas independientes, representantes de un movimiento de prensa libre, etcétera. La política de la administración Bush es ayudarlos de manera indirecta.

 

¿Qué riesgos existen para Estados Unidos si hay inestabilidad en Cuba?

El riesgo más grande para Estados Unidos es el peligro de una cuarta emigración masiva de cubanos en barcos y en balsas. Hemos sufrido tres migraciones en 1965, 1980, la flotilla de Mariel con 125 mil cubanos y otra vez en 1994, con unos 40 mil, durante la época de Bill Clinton, llegando a Estados Unidos en balsas en 1994. Es un peligro muy grande, si hay inestabilidad, o el caso peor, guerra civil en Cuba, es muy probable que haya una nueva oleada migratoria.

 

¿Qué puede hacer Raúl Castro para mejorar la relación con Estados Unidos? ¿Tiene el interés de mejorar esa relación?

 

Yo creo que sí tiene ese interés en mejorar la relación con Cuba. Raúl ha hablado dos veces sobre ello: en una entrevista en agosto y en un discurso del 2 de diciembre, en un mensaje muy importante a los militares y del cumpleaños de Fidel. Dijo que tiene interés en entrar en negociaciones con Estados Unidos para terminar la situación.

 

¿El llamado de Raúl ha encontrado eco en Estados Unidos?

 

Hasta ahora no. Todavía no.

 

¿Después de que muera Fidel Castro puede cambiar el punto de vista de la administración Bush?

 

Posiblemente, yo creo que sería muy bueno abrir cautelosamente un diálogo directo entre militares estadounidenses y militares cubanos, para probar, para experimentar con lo que le interesa a Raúl y su gobierno. En mi opinión sería un primer buen paso implementar discusiones entre los dos cuerpos militares.

 

¿Cuáles son las diferencias entre Fidel y Raúl Castro en términos de carácter, ideología, personalidad, formación?

 

Bueno, son hombres muy distintos, son hermanos, tienen padres biológicos diferentes. Aparte de eso, son sus personalidades, sus estructuras psicológicas emocionales. Sus mentes son muy diferentes.

 

Raúl ha vivido en la sombra. Le gusta vivir y trabajar en la sombra, tras bambalinas. Es un hombre modesto. Fidel, obviamente, es un tipo narcisista. El otro nombre de Raúl es Modesto, Raúl Modesto. No es carismático, no tiene el sentido ni la capacidad estratégica de su hermano Fidel. Fidel es un gran maestro del ajedrez. Raúl es más linear, cauteloso, en comparación con la audacia de Fidel.

 

¿Raúl Castro sigue siendo comunista, sigue creyendo en el comunismo después de la caída de la Unión Soviética?

 

Yo creo que sí, pero como los comunistas chinos. Cree en las leyes de la oferta y la demanda, en la necesidad de ganancias. Creo que prefiere implementar reformas económicas para abrir la economía, para descentralizar la economía cubana, que está ahora muy centralizada. Pero creo que quiere implementar reformas como las hechas en China y Vietnam.

 

¿Y eso es viable?

 

El modelo chino y vietnamita de los años anteriores, no el actual. Es el modelo de China de los años 70, el que atrae a Raúl

 

Usted cuenta que Juanita Castro decía que el verdadero tirano era Fidel y no Raúl, del que se ha creado la imagen de “Raúl el terrible”. ¿En qué circunstancias saldría a flote ese aspecto de su personalidad?

 

Hablé con ella, con la hija de Fidel, Alina Fernández, con ayudantes de los hermanos Castro, con ex oficiales de la inteligencia de Cuba, con generales, con profesores de los dos Castro, he entrevistado a decenas y decenas de personas que han tenido contacto íntimo con ellos, y la gran mayoría dice que Raúl es el hermano pragmático, es el hombre que tiene la capacidad de expresarse con pasión, con sentimiento, es el hermano más sensato, pero al mismo tiempo coexiste en el mismo cuerpo, Raúl el Terrible, Raúl el verdugo.

 

La primera ejecución hecha por Raúl Castro ocurrió aquí en México hace más de 50 años. ¿Tiene más detalles al respecto, sabe el nombre de esa víctima?

 

Yo no sé el nombre. No he podido descubrirlo. Era cubano, era miembro del Movimiento Revolucionario 26 de julio, era integrante del grupo que se entrenó para hacer la guerrilla en la isla y fue ejecutado por Raúl, por órdenes de Fidel, a fines de noviembre de 1956.

 

¿Dónde ocurrió?

 

En una casa particular, posiblemente en un hotel, pero no tengo más detalles, pero mi fuente es absolutamente creíble.

 

¿Qué papel puede jugar México en la transición en Cuba?

 

Bueno, los hermanos Castro han tenido durante 50 años un fuerte lazo afectivo con México. Entrenaron aquí en México, este país mantuvo relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba en contraste con todos los otros países de Latinoamérica. Y muchos de los presidentes de México han tenido relaciones personales muy buenas con Fidel y con Raúl.

 

Raúl ha estado aquí varias veces, y sólo ha estado un día en Estados Unidos, un día en 1959. Creo que si hay un país en Latinoamérica que podría ayudar en las negociaciones entre Estados Unidos y Cuba sería México, lógicamente sería México.

 

¿De qué modo?

 

No puedo decirlo, es difícil, posiblemente como el papel que el gobierno de Miguel de la Madrid propuso en los años 80-82, cuando impulsó un proceso de negociaciones llamado Contadora.

 

¿Qué dicen los actuales análisis de la CIA sobre Cuba?

 

Me jubilé de la CIA en 1998. Pero sí trabajé allí en asuntos latinoamericanos, y el récord es bastante bueno, bastante realista sobre Cuba y también sobre México. Creo que mi record es bastante bueno.

 

¿Cree que sus análisis sobre Cuba eran correctos o cree que tuvieron algunas fallas?

 

Hubo muchas fallas, errores, pero en general, creo que fueron buenos. Hay que recordar que durante algunos años, el gobierno cubano, su agencia de espionaje, mantuvo una espía controlada, completamente leal a Fidel dentro de la CIA, una mujer llamada Ana Belén Montes, analista de Cuba. Yo trabajé con ella.

 

Por eso, los cubanos, el servicio de inteligencia de Fidel, el gran maestro de la inteligencia cubana, sabía mucho del trabajo de nosotros.

 

¿Qué rango de eficacia le daría a la inteligencia cubana?

 

Es uno de los cinco mejores, en mi opinión. Creo que después de Estados Unidos, Gran Bretaña, Rusia e Israel, Cuba sigue entre los más altos rangos.

 

América Latina tiene un entorno más favorable a Cuba, con una nueva izquierda en el poder en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil, Chile…

 

De todos ellos, el más importante es Hugo Chávez, es el más rico de todos. El flujo de dólares con la venta de petróleo. Chávez es discípulo de Fidel, amigo de corazón de Fidel, son muy cercanos. Chávez vivió en Cuba después de su huida de prisión en Venezuela, vivió en una casa de protocolo en La Habana, un regalo de Fidel, y ahora el subsidio venezolano a la economía de Cuba es de más de 2,2 mil millones de dólares al año.

 

¿Chávez es el heredero de Fidel Castro en América Latina?

 

Parecería que sí. Entrevisté a Chávez hace tres o cuatro años en la residencia de Miraflores en Caracas. Es un hombre inteligente, un político astuto, pero no es otro Fidel Castro, no tiene la perspicacia, la habilidad, la inteligencia enorme de Fidel.

 

¿El modelo cubano aún es atractivo para América Latina, en vista del avance de la izquierda?

 

Es un modelo casi totalmente fracasado. Exceptuando a Chávez, no creo que ningún otro líder importante de Latinoamérica tenga ganas de emular o de recrear la experiencia de Cuba. Ni Daniel Ortega, el nuevo Ortega en Nicaragua. Ni Correa en Ecuador ni Morales en Bolivia. El modelo cubano ha fracasado y lo entiende también Raúl Castro.

 

¿La muerte de Fidel Castro significará la muerte de la revolución cubana?

Creo que no, porque estamos viviendo la sucesión dentro de esa revolución. Fidel vive todavía y vive todavía la revolución. Fidel, creo que está moribundo, ¿la revolución?, vamos a ver.

 

¿Por qué este hermetismo, casi de secreto de Estado en torno a la salud de Fidel?

 

Siempre ha sido secreto de Estado. Su vida personal siempre ha sido secreto de Estado. Su vida con Dalia Soto de Valle era secreto de Estado, la existencia de sus cinco hijos con Dalia han sido secreto de Estado durante décadas. La vida personal de Fidel no tiene relevancia por la proyección de su personalidad política.

 

¿Cuál es el legado de Fidel Castro?, ¿la historia lo absolverá?

 

Voy a contestar la mitad. Creo que Fidel tiene todavía simpatizantes leales en muchas partes del mundo, en Latinoamérica, en México e incluso en Estados Unidos. Pero al mismo tiempo hay muchos otros en muchos lugares que entienden el fracaso de la revolución cubana. Es lo mejor que puedo decir.

 

¿Quién es el tercer hombre en el liderazgo cubano?

 

Creo que será el vicepresidente, miembro del Politburó, reformista económico, un hombre bastante joven, 20 años menor que Raúl Castro, se llama Carlos Lage, un civil, muy aliado con Fidel durante años, aliado también con Raúl, con perspectivas reformistas, muy respetado por algunos mexicanos aquí, muy respetado por el cuerpo diplomático en Cuba. Ha viajado a otros países como representante del gobierno cubano.

Y yo creo que hay una amplia posibilidad de que sea el tercer hombre y será el primer ministro o algo parecido, después de la muerte de Fidel, no antes. Eso creo, es mi análisis