Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Sigue crítica, pero ¿evoluciona?: signos vitales de la economía cubana hoy

 

Rolando Cartaya

 

- I -

 

Cuatro participantes en la reunión anual de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana le toman el pulso a la lánguida actividad económica de la isla, en medio de medidas que prometen impactarla, para bien o para mal.

 

En el marco de la reunión anual número 28 de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana, que ha sesionado desde el jueves hasta este sábado en el downtown de Miami, Martí Noticias entrevistó, o pidió sus opiniones en intercambio informal, a cuatro acuciosos investigadores del tema, todos ellos cubanos: Pavel Vidal, Jorge Sanguinetty, Emilio Morales y Omar Everleny Përez.

 

Las preguntas versaron acerca de noticias muy recientes y de algún modo impactantes para la economía de la isla: el crecimiento económico de 1,1 % en el primer semestre del año, el factor Venezuela, y lo que requiere el desarrollo del país; la normativa revisada para el sector privado que entrará en vigor en diciembre; y las interrogantes que plantean los cambios propuestos en materia de propiedad privada e inversión extranjera para la nueva constitución presentada en el parlamento y que eventualmente sería sometida a un referendo.

 

Hoy ofrecemos la primera parte de un reportaje con las opiniones de estos expertos que dedican gran parte de su tiempo a seguir los a menudo autoritarios, confusos y contradictorios avatares de la economía de la isla.

 

Crecimiento marginal, shock venezolano y vía al desarrollo

 

Pavel Vidal, profesor asociado, Universidad Javeriana en Cali, Colombia

 

"Mis estimaciones siempre han estado (enfocadas) en que la economía está creciendo alrededor del 0 %, o negativo. Tengo muchas dudas sobre cómo se están contabilizando en el Producto Interno Bruto (PIB) las relaciones con Venezuela, creo que está subestimado el shock venezolano. Pero aun así vemos que la economía está creciendo excesivamente poco. De la situación en Venezuela todavía no vemos el fondo, y Cuba se mantendrá, como indican las estadísticas oficiales, o creciendo un 1 % o tal vez, si uno hace una reestimación, creciendo muy poco, cero o decreciendo. Si se hace un ajuste más preciso en las estadísticas uno podría entender que más bien ha habido una recesión en los últimos dos o tres años".

 

"Para entrar en una vía sostenible de desarrollo) "Siendo realistas -y los economistas hablamos de crecimiento potencial, una cosa es lo que uno desea y otra el crecimiento potencial- necesitamos inversiones. Es decir, en una economía que se descapitaliza, el crecimiento potencial es 1, no hay más. Si se logran aumentar las tasas de inversión a un 20, 25%, Cuba podría tener tasas de crecimiento, siendo sensatos, del 4 %. Pero el tema es que se alcancen esas tasas de crecimiento y se mantengan de manera sostenida. Eso de alcanzar tasas de crecimiento asiáticas, del 6, 7 %, eso hoy en día es muy improbable, no está dentro de los que es alcanzable para el PIB potencial cubano".

 

Omar Everleny Pérez, Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, Cárdenas, Cuba

 

(sobre cómo afecta a la economía de Cuba la crisis en Venezuela) "Si uno observa las estadísticas publicadas por Cuba en los últimos dos o tres años ya se observa claramente esa evidencia. Por ejemplo, el intercambio comercial de Cuba con Venezuela estuvo alrededor de 8.000 millones en el año 2014. En las cifras publicadas en el 2016 bajó a 2.000 millones. Ahí se ve una caída sistemática y fuerte del intercambio de bienes y servicios, más de servicios del lado de Cuba con los médicos, pero también de los bienes de Venezuela a Cuba por el lado del petróleo, o sea, ha habido un recorte importante de los suministros a Cuba. No es que el Gobierno venezolano no quiera: es que no puede. Es una economía que está decreciendo constantemente, con grandes déficits, por tanto no puede, no tiene recursos para pagar".

 

(Acerca del crecimiento de 1,1 % reportado por Cuba en el primer semestre) "No tengo evidencias de que no haya sido del 1,1, porque hay actividades que dinamizan mucho la economía como las construcciones, y el turismo tiene un plan constructivo muy grande".

 

"Lo que sí creo es que el 1,1 es bajo, primero con respecto al plan de 2 %, pues creciendo 1,1 % en el primer semestre va a haber que hacer un gran esfuerzo en el segundo para cumplir el plan; y es además un plan muy bajo con respecto a lo que necesita el país: crecer de un 5 a un 7% durante varios años consecutivos para que realmente el ciudadano de a pie pueda recibir ese crecimiento y poder aspirar al desarrollo. Yo creo que el tiempo no es infinito, y muchas de las generaciones a las que le estás diciendo que vas a estar mejor, muchos de los jóvenes que nacieron después de los 90 y hoy ya tienen 30 años, si ellos no ven el crecimiento, buscan a los países donde pueden pensar que van a estar mucho mejor, porque (allí) lo ven más claro".

 

Emilio Morales, Presidente, The Havana Consulting Group

 

"El primer semestre es el de más movimiento y ellos se habían trazado un 2,2. El 1,1 no llega a la meta y también es un número cuestionable porque hay que recordar el fracaso de la zafra, una más baja que la de hace 113 años; tenemos la crisis de la agricultura por las torrenciales lluvias que ocurrieron en los meses pasados; tenemos que el turismo decreció un 5,67 %, una afectación de casi 133 millones de dólares menos; y todos los demás renglones de la economía han decrecido: han disminuido las exportaciones, también las importaciones… es decir, que es cuestionable el 1,1 %. Pero así y todo, suponiendo que sea cierto, no representa absolutamente nada: la economía cubana requiere entre un 5 y un 7 % sostenido en varios años para salir del hueco, y eso, si miramos los resultados de los últimos 5 años, no ha pasado. Por lo tanto (la economía) sigue empantanada y secuestrada en la misma situación de la centralización de la economía, yo creo que ese es el punto fuerte, la verdadera causa de eso".

 

Propiedad privada, en la nueva constitución y en la práctica

 

Pavel Vidal

 

(el reconocimiento por la nueva Constitución de la propiedad privada) "Eso sí es positivo. Ya venía sucediendo, había una ampliación del trabajo por cuenta propia, que estaban contratando trabajadores, y que la Constitución reconozca esto pues es algo positivo, lo que pasa es que esto se hace en el mismo momento donde salen otras regulaciones que van a limitar la cantidad de licencias, una sola por persona, entonces sí, reconoces la empresa privada legalmente, pero políticamente, desde el punto de vista de la regulación institucional los márgenes de acción y de expansión son muy limitados, o sea por un lado tenemos la Constitución que la reconoce, pero por el otro tenemos estas regulaciones que van en contravía.

 

Omar Everleny Pérez

 

"La parte positiva es que al menos ya se habla de la palabra privado, que hasta hoy era un mito, se hablaba de trabajo por cuenta propia, sector no estatal, era un eufemismo, el propio Raúl Castro en algún momento lo manifestó. Creo que es un paso de avance. Sin embargo, no me queda claro, porque no veo coherencia entre que estás diciendo que el sector privado va a formar parte del tejido nacional, y sin embargo las medidas no van estimuladas a potenciar ese sector".

 

"No estoy diciendo que sea mayoritario el sector privado, pero si digo que tiene una sub-representación en la sociedad. Dicho de otra manera; el tema de Cuba es la creación de riqueza, y hay que producirla por todos aquellos que puedan hacerlo. Creo que la imagen de que solo sea el sector estatal no es que esté equivocada sino que es una quimera: muchos países socialistas no lo lograron; los que más se parecen a nuestro modelo, China y Vietnam, tienen una alta participación del sector privado, aunque sí estoy de acuerdo en que los medios fundamentales deben estar en manos del Estado: el sector público, generación de electricidad… A lo que no puedes aspirar es a que el Estado siga pensando que puede tener una cafetería, un restaurante, un servicio de reparación".

 

"Claro ya se reconoce que el sector privado podría trabajar en alianzas con el sector mixto. Pero el tema de las pequeñas y medianas empresas para mí es el pollo del arroz  con pollo, el que va a permitir que Cuba realmente crezca en riqueza. Porque seguimos en la meseta de “sí”, “no”, “lo vamos a aprobar”, pero no acaba de funcionar, y la propia constitución nueva ¡no lo incluye! Entonces como va a decir la “conceptualización” que la pequeña y mediana empresa es parte importante y en esta nueva Constitución que acaba de comenzar tampoco está. Para ellos el tiempo es infinito, o sea, tienen ideas, pero las siguen postergando".

 

Emilio Morales

 

"Al plasmar la propiedad privada en la Constitución por lo menos abren una ventana, y creo que lo hacen más bien por una justificación ideológica de no hacerlo radicalmente, porque llevan 60 años diciendo lo contrario. Creo que lo han hecho porque no les queda más remedio, la economía camina hacia atrás como un cangrejo y si no se abren al mundo del capital, de la economía de mercado no va a funcionar. Ideológicamente tienen puesta una camisa de fuerza y han abierto esta pequeña ventana que todavía hasta que no se implementen las leyes para ver como va a funcionar esa filosofía no vamos a saber de verdad qué van a hacer. Han recibido asesoría de China, de Vietnam y a hora lo están plasmando teóricamente en la Constitución".

 

"Hay que ver en la práctica como se materializa, porque tres días antes del anuncio de la nueva Constitución anunciaron las nuevas medidas para regir el cuentapropismo, y no hay una sola que tú sientas que hay un apoyo a ese segmento de la producción, que ha sido el de mayor crecimiento, mayor aporte a la sociedad, ha traído más de medio millón de personas a trabajar, ha generado empleos, ha generado riqueza. Pero las medidas tratan más bien de cercenar el límite de ese segmento; son medidas anticomerciales, porque si tú no puedes tener más de un negocio te están limitando la generación de riqueza, y si tienes riqueza no la puedes invertir en otro negocio. Es contradictorio".

 

Jorge Sanguinetty, DevTech Systems

 

"Declarar que la propiedad privada ya es aceptable es inevitable para el gobierno porque depende de la propiedad privada, y pienso que están también presionados por la falta de “performance” de la inversión extranjera, que tiene miedo a invertir en Cuba. Esto denota que el gobierno cubano no entiende el papel de la empresa; de cualquiera, socialista o capitalista, que tiene que ser eficiente, o sea producir un valor mayor que el que le cuesta lo que produce. Uno se pregunta ¿por qué estas persistencias?"

 

"Cuando empezó el cuentapropismo en Cuba a principios de los 90, el gobierno mismo dictó las licencias de lo que se podía hacer, pero dijo que todo era reversible, que tan pronto la situación se normalizara -estamos hablando del período especial, 1993-94- la gente iba a volver a sus trabajos en las oficinas y empresas del Estado. Era un programa de ajuste por la crisis que se les venía encima con la desaparición de los subsidios soviéticos. Esto está en el trasfondo de todo lo que está pasando, no quiero relajear el proceso de la constitución, pero yo diría que están chapoteando, buscando soluciones a un problema que las tienen en la mano, pero no quieren hacer las concesiones ideológicas o políticas, o tienen miedo a que una economía de mercado desarrollada les quite el poder".

 

- I I -

 

Economistas toman el pulso a la lánguida actividad económica de Cuba, en medio de medidas que prometen impactarla, para bien o para mal. Hoy, nuevos límites al trabajo privado, inversión extranjera y constitución, y ¿la vía china?.

 

En el marco de la reunión anual número 28 de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana, que sesionó desde el 26 hasta el 28 de julio en el downtown de Miami, Martí Noticias entrevistó, o pidió sus opiniones en intercambio informal con la prensa, a acuciosos investigadores del tema, todos ellos cubanos: Pavel Vidal, Jorge Sanguinetty, Emilio Morales y Omar Everleny Pérez.

 

Las preguntas versaron acerca de noticias muy recientes y de algún modo impactantes para la economía de la isla: Ya presentamos sus opiniones acerca del reportado crecimiento económico de 1,1 % en el primer semestre del año, el factor Venezuela, y lo que requiere el desarrollo del país; la normativa revisada para el sector privado que entrará en vigor en diciembre; y el amparo que da el proyecto de nueva Constitución a la propiedad privada.

 

Hoy continuamos con los puntos de vista de varios de estos expertos acerca de la nueva normativa para el sector privado que entrará en vigor en diciembre; el reconocimiento, en el borrador de nueva constitución, de la necesidad de la inversión extranjera; y si estos cambios auguran un golpe de timón hacia el socialismo de mercado chino o vietnamita.

Sector privado: nuevas normas para desestimular

 

Pavel Vidal, economista cubano, Universidad Javeriana, Cali.

 

“Es una normativa que responde yo creo a una lógica política. Económicamente no tiene mucho sentido en un momento en que la economía cubana está afectada por la crisis de Venezuela, cuando se ha visto que el sector privado es un generador importante de empleos, cosa fundamental en un proceso que supuestamente comienza pronto de unificación monetaria, que lleva a un ajuste importante en el sector estatal, necesitaríamos un sector privado que se mantenga generando empleos, y estas son medidas que van en la dirección opuesta, medidas que van a restringir obviamente tanto el tamaño de cada empresa”

 

“Es decir, van a lograr que las empresas privadas se queden pequeñas, que es lo opuesto a lo que quieren todas las economías, porque el crecimiento y la generación de riqueza y promoción de empleos tienen que ver también con el tamaño de las empresas, entonces lo que queremos es que las empresas pequeñas después sean medianas y grandes, y de esta manera contribuyan al desarrollo económico; pero si las dejas pequeñas pues la contribución es mínima”.

 

Omar Everleny Pérez, Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, Cárdenas, Cuba (antes, Centro de Estudios de la Economía Cubana, UH)

 

"Yo veo una parte positiva, que por lo menos descongelaron ese stand-by que hubo sobre las licencias, o sea, ya la posibilidad de reconocer que hay que dar licencias de nuevo creo que es un aspecto positivo. Creo que (las nuevas reglas) están destinadas más al control que a la estimulación de nuevas licencias, porque hacen mucho énfasis en la parte fiscal, en la parte impositiva, en la parte de que nada más se puede tener un negocio, que hay que limitar el número de sillas. O sea, lo que escriben en esas regulaciones son las cosas que limitan el desarrollo de la actividad. Sin embargo yo veo que lo que están es formalizando muchas actividades que estaban funcionando pero no estaban autorizadas, como los bares, que estaban funcionando, sin embargo lo que han hecho es reconocer que existen bares”.

 

“¿Qué ausencia le veo a esto? ¡Que no hay nuevos oficios! Los oficios que están diciendo que son nuevos ya estaban funcionando. Yo creo que la principal ausencia es que sigue no apareciendo el esfuerzo de la mayor calificación de la fuerza de trabajo. Se sigue concentrando en manualidades, pequeñas actividades, o en servicios, sin embargo, ahí no aparecen los ingenieros, los arquitectos, los abogados, y como ellos no se ven representados lo que está pasando en la sociedad es que 1-) los mismos profesionales se están descalificando para poder trabajar en esas actividades, o 2-) si persisten en mantener su oficio, se marchan al exterior”.

 

“En la medida en que no pueden trabajar en Cuba porque no ven perspectivas de futuro marchan a otras economías. Yo creo que ahí hay una emigración forzada, porque creo que un profesor de economía que marcha a Ecuador no marcha porque quisiera que se desarrolle el pueblo ecuatoriano. Yo creo que es una marcha económica, porque realmente está recibiendo más salario que si se quedara en la Universidad de La Habana. Pero si tú le dijeras: ‘si en Cuba te diéramos el 50% de lo que recibes en esas economías ¿tú te quedarías?’, yo estoy seguro de que dirían que sí, porque lo he conversado con muchos de ellos”.

 

La inversión extranjera en la constitución, ¿eliminará el prejuicio?

 

Omar Everleny Pérez, economista cubano.

 

"A mí me queda claro y este es uno de los sectores que siempre he defendido, que la necesidad de capitales que tiene Cuba solo podría complementarse con capital extranjero, porque en Cuba hay una descapitalización muy grande y es imposible pensar que el ahorro nacional en los próximos años podría complementar esos niveles de inversión. Partimos del hecho de que la inversión extranjera es fundamental. Yo no creo que la ley aprobada (Ley # 118 de la Inversión Extranjera, abril 2014) sea una mala ley, yo creo que es una magnífica ley".

 

"Lo que si veo detrás de todo eso es la burocracia. Es decir: si está la ley, si hay interés, si ha habido más de 500 propuestas de inversión, ¿por qué la lentitud en aprobar las inversiones? Es donde yo creo que se crece muy poco. No se puede decir que se decrece, está creciendo, pero los ritmos que necesita Cuba, a esos $2.500 millones por año, aunque son insuficientes, no se aspira, porque se prueban pocas inversiones, pero cuando uno va a ver el valor son inversiones pequeñas, $40 millones, $50 millones, y yo creo que tiene que acelerarse el nivel de aprobación. Ahora en (la Zona Especial de Desarrollo) Mariel se le ha dado una concesión a un grupo vietnamita, que se le ha dado un área para que ellos busquen inversiones para esa área. Eso lo veo positivo, lo que habría que ver si realmente van a llegar los capitales a que se aspira".

 

(Acerca del requisito de que los empresarios extranjeros contraten al personal cubano a través de una agencia empleadora nacional) "Yo creo que esa es una limitación, y lo he dicho siempre, en los últimos 15 años que la propia agencia empleadora ha sido un freno a la inversión extranjera. O dicho de otra manera: cuando uno se entrevista con cada uno de los empresarios que tienen presencia en Cuba, como principal elemento negativo te señalan la existencia de las empresas empleadoras”.

 

Pavel Vidal

 

"La inversión extranjera, conectándolo con las estimaciones que estábamos haciendo (¿Qué lugar ocupa la economía cubana en la región? Una medición a la tasa PPA de las brechas de ingreso y productividad, Pavel Vidal, estudio para el BID), la razón por la cual el PIB cubano ha disminuido en estos 20 años, un 60 % de esa caída se debe a la descapitalización de la economía, y la descapitalización de la economía tiene que ver con que Cuba tiene las más bajas tasas de inversiones, dedicamos muy poquito a la inversión, y eso que se dedica a la inversión está por debajo de la depreciación del capital: el capital se deprecia más que lo que reponemos de mantenimiento y la economía se descapitaliza.

 

Ya se ha visto que con los recursos propios, los ahorros propios, no es posible detener la descapitalización; obviamente necesitamos capitales internacionales que nos ayuden. Ahí el papel de la inversión extranjera es fundamental, sobre todo si Cuba tiene un acceso muy limitado a los capitales financieros internacionales, no forma parte del Fondo Monetario Internacional o del Banco Mundial. Luego la Inversión Extranjera Directa es como que la única vía.

 

Desde el punto de vista regulatorio una cosa es lo que se dice en las declaraciones, la constitución, incluso los mismos lineamientos (de la política económica y social, trazados por el 6to y 7mo congresos del Partido Comunista), y otra cosa es la manera en que la burocracia implementa todas estas políticas, todo esto va excesivamente lento, y se ve en los resultados.

 

¿Viraje hacia el socialismo de mercado autoritario de China o Vietnam?

 

Emilio Morales, economista cubano. Presidente, The Havana Consulting Group

 

"Es un poco prematuro para decir qué va a pasar en el futuro porque con el gobierno de Cuba nunca se sabe. Pero, evidentemente, al parecer han asimilado la carga teórica, por lo menos se han dado cuenta: si Vietnam sacó a más de 30 millones de vietnamitas de la pobreza y China ha sacado 300 millones de chinos de la pobreza a golpe de economía de mercado y capitalismo, el ejemplo está claro. Y han mantenido un solo partido, lo mismo que Cuba. No les queda de otra que hacerlo".

 

"Además no hay otra solución: el sistema lleva 60 años tratando de reinventarse y no dan con la fórmula; no sirve, no funciona. La única manera es esta. Y en la práctica estos dos ejemplos de China y Vietnam económicamente han funcionado. Yo creo que se han convencido, y el primer paso que han dado ha sido que lo han tratado de plasmar en la constitución, aunque de una forma muy tímida, porque han estudiado las constituciones de China y Vietnam, y se nota que van en esa dirección. El cómo lo van a hacer, eso sí es toda una incógnita".