Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Raúl Castro, 10 años de transformación política en Cuba

 

Raúl, de 85 años, ha emprendido reformas de alto impacto que se inscriben en lo que llama una actualización del modelo socialista

 

Mayluth Mujica, Últimas Noticias, Venezuela 

 

A diez años de Fidel Castro haber transferido el poder ejecutivo de Cuba a su hermano Raúl Castro, son muchos los cambios que se han presentado. Especialmente, las relaciones diplomáticas con Estados Unidos y el Vaticano.  En diez años, Raúl Castro logró una transformación silenciosa de la Cuba que recibió de su hermano Fidel.

 

Durante su presidencia, Raúl Castro ha dosificado sus apariciones públicas, concentrándolas en las reuniones del Comité Central del Partido Comunista de Cuba o en las sesiones plenarias de la Asamblea Nacional. También se le ha podido ver recibiendo a otros mandatarios.

 

Desde entonces, Raúl, de 85 años, ha emprendido reformas de alto impacto que se inscriben en lo que llama una actualización del modelo socialista. A continuación algunas de las más importantes:

 

Reforma migratoria:

 

Desde enero de 2013 los cubanos pudieron salir del país sin tener que esperar por un permiso especial o tarjeta blanca.  La reforma migratoria implementada por Raúl Castro eliminó otras restricciones para viajar al extranjero como la carta de invitación obligatoria y permitió a los nacionales permanecer por 24 meses fuera del país sin que se vieran   afectadas sus propiedades, derechos y beneficios.

 

La reforma migratoria abrió la posibilidad de repatriarse a miles de emigrados que optaron por radicarse nuevamente en la isla, y levantó la prohibición para que desertores de misiones oficiales y personas que abandonaron el país ilegalmente pudiesen regresar en un plazo de siete años. Solo de enero a noviembre de 2013, un total de 184,787 cubanos lograron viajar al extranjero. La reforma posibilitó a su vez que decenas de ex prisioneros políticos y opositores al Gobierno de Raúl Castro pudieran viajar al exterior y retornar al país.

 

Deshielo

 

El capítulo más espectacular de la era de Raúl se escribió el 17 de diciembre de 2014. Entonces anunció por televisión a los cubanos -mientras Barack Obama hacía lo propio con los estadounidenses- el acercamiento con el enemigo de la Guerra Fría. El 20 de julio de 2015, tras más de medio siglo, los dos países reanudaron relaciones diplomáticas, y en marzo último Raúl recibió a Obama en el Palacio de la Revolución.

 

Además de tres encuentros entre Obama y Raúl Castro en Panamá, Nueva York y La Habana, cuatro ministros y dos presidentes de institutos han visitado Estados Unidos en misiones oficiales, mientras que cuatro secretarios y tres jefes de agencias federales han estado en Cuba. El Departamento de Estado retiró a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo y del Aviso de Seguridad Portuaria, y delegaciones de ambos países han llevado a la mesa temas en los que existen profundas diferencias como derechos humanos y compensaciones por propiedades confiscadas. Cuatro paquetes de medidas han flexibilizado las restricciones del embargo para comercio, viajes y operaciones financieras con la isla.

 

Trabajo privado

 

Castro amplió y flexibilizó el trabajo privado. Medio millón de cubanos trabajan actualmente por cuenta propia, el 10% de una fuerza laboral de cinco millones. Al mismo tiempo el gobierno estudia la legalización de pequeñas y medianas empresas privadas, eliminadas en 1968.

 

La expansión del trabajo por cuenta propia es resultado directo de los recortes de más de un millón de puestos estatales que el gobierno planeó en el 2008. Los cuentapropistas pueden comercializar sus bienes y servicios a entidades estatales, se les permite contratar fuerza de trabajo, tienen acceso al crédito bancario y pueden alquilar locales y activos del Estado o de otros ciudadanos.

 

El trabajo por cuenta propia ha creado una nueva dinámica en la economía interna, con más de 507 mil trabajadores privados en la actualidad. Las actividades más extendidas son la venta y elaboración de alimentos, incluidas las paladares, la transportación de pasajeros y los alquileres de casas.

 

Deuda externa

 

A finales de 2015, Cuba logró renegociar su deuda con 14 países del Club de París, congelada desde los 80, con una condonación de 8.500 millones de dólares. La isla, que a cambio se comprometió a pagar 2.600 millones de dólares en 18 años, espera con eso acceder a créditos frescos. También reestructuró sus obligaciones con Rusia y México.

 

El acuerdo de París allana el camino para una nueva era en las relaciones entre Cuba y la comunidad financiera internacional, y de hecho pavimenta el acceso a grandes créditos a mediano plazo para poder potenciar el desarrollo de la economía interna. Desde la firma del protocolo, varios países europeos han firmado acuerdos bilaterales con La Habana para renegociar la deuda cubana, con opciones crediticias para la exportación.

 

Además, el gobierno de Castro reformó una ley para dar más incentivos a los inversionistas e inauguró el megapuerto del Mariel (45 km al oeste de La Habana), una zona franca llamada a convertirse en el principal polo industrial de Cuba.

 

Compraventas

 

Raúl autorizó la compraventa de autos y viviendas. Hasta 2014 se registraron compraventas de 80.000 vehículos, según autoridades. El todavía incipiente sector inmobiliario ha supuesto un alivio para el déficit habitacional, y contribuido al desarrollo de pequeños negocios.

 

Vivienda. Desde el 10 de noviembre de 2011, fueron permitidas las operaciones de compraventa de casas y traspaso de propiedad inmobiliaria entre cubanos, operaciones que estuvieron suspendidas desde los años 60 y que oficialmente quedaron eliminadas por la Ley de la Vivienda de 1988. Solo en el primer año de la medida se vendieron unas 45,000 viviendas, y 88,000 en el segundo.

 

Las nuevas normas jurídicas autorizan además las donaciones y adjudicación de viviendas entre cubanos y extranjeros residentes permanentes en la isla, y traspasar una vivienda por salida definitiva del país.

 

Autos.  La nueva política de comercialización, permite además  la compraventa de motores de combustión interna -gasolina y diésel- y carrocerías entre particulares, así como la venta para reposición de carrocerías procedentes del desarme de vehículos a empresas y particulares.

 

Internet

 

El gobierno permitió, aunque restringido, el acceso a internet. Hasta junio operaban en el país 125 zonas wifi, 665 salas de navegación y más de tres millones de líneas celulares.

 

El servicio se fijó en  moneda convertible a razón de 4.50 la hora, y  en apenas dos años el número de instalaciones se elevó a 345, con 11.187 computadoras para conectarse a la red. A mediados del 2015 se abrieron los primeros puntos de conexión inalámbrica (wi-fi), que ya suman 175 y han desatado un verdadero furor entre los usuarios, especialmente en la juventud.

 

Celulares. En marzo de 2008, la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) anunció que los cubanos podían suscribirse al servicio de telefonía móvil, reservado hasta entonces para funcionarios estatales y encomiendas especiales. La cifra de líneas móviles en la actualidad asciende a más de 3.4 millones de usuarios en el país, un servicio que debe ser abonado en pesos convertibles o pagado desde el exterior. La medida no solo ha permitido una comunicación mayor entre los cubanos de la isla, sino que a su vez ha disparado los niveles de tráfico internacional hasta los 596.6 millones de minutos durante el 2015.

 

Turismo

 

A través de un comunicado gubernamental a finales de marzo de 2008, se autorizó el hospedaje de los cubanos en los hoteles reservados al turismo extranjero y permitió el acceso pleno a todos los servicios de las instalaciones hoteleras, que estuvieron vedadas para nacionales durante décadas. Con la condición de pagar en moneda convertible, los cubanos están permitidos a reservar habitaciones, y alquilar un vehículo o una moto de turismo, incluyendo los establecimientos del polo de Varadero.

 

Hasta ese momento los nacionales residentes en la isla no podían alojarse en un hotel de turismo internacional, a no ser parejas en luna de miel o estudiantes y trabajadores destacados acogidos a un plan especial.

 

Posible final de la dinastía Castro

 

Tras 48 años de gobierno de Fidel, Raúl y el Partido Comunista de Cuba (PCC) limitaron a diez años (dos mandatos de cinco) el límite de permanencia en un cargo. Raúl ya anunció que dejará el poder en 2018.

 

Por el momento, el elegido para la sucesión en el Gobierno es el actual vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, de 56 años, quien ha transitado por todos los escalones partidistas y gubernamentales.