Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Nueva política hacia Cuba: 10 puntos básicos de la estrategia en marcha

 

Redacción CaféFuerte

 

La orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump este viernes en Miami para cambiar la política de Estados Unidos hacia Cuba contiene, en esencia, nuevas restricciones para viaje y actividades comerciales, pero no afectan las visitas familiares ni las remesas de la comunidad cubanoamericana.

 

Estas son parte de las directivas emanadas del decreto presidencial, que echa abajo el acuerdo firmado por Obama para consolidar su legado respecto a la isla, el pasado 14 de octubre, aunque en la práctica quedan en pie numerosas cláusulas de la política fijada antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca:

 

1.  Los estadounidenses no podrán planear sus propios viajes privados a Cuba y su incorporación a excursiones educativas estarán sujetas a estrictas reglas y posibles auditorías del Departamento del Tesoro. Los viajes seguirán permitidos en las 12 categorías autorizadas, pero estarán sometidos a mayores controles y supervisión. Los viajes educativos y de contacto pueblo-a-pueblo tendrán que organizarse en grupos a través de una compañía de turismo con licencia y los registros del itinerario y actividades realizadas en Cuba se preservarán por cinco años por sin son requeridos por las autoridades.

 

2. Las empresas y los ciudadanos estadounidenses serán excluidos de hacer negocios con cualquier empresa controlada por las Fuerzas Armadas (FAR) o sus servicios de inteligencia o seguridad.

 

3. Los vínculos de los ciudadanos y compañías estadounidenses con entidades estatales sin nexos con el sector militar, y con restaurantes privados y casas de alquiler seguirán permitidos.

 

4. Las embajadas en Washington y La Habana permanecerán abiertas y en pleno funcionamiento.

 

5. Los cruceros y vuelos directos entre Estados Unidos y Cuba serán protegidos bajo una excepción de la prohibición de transacciones con entidades controladas por militares.

 

6. La capacidad de los cubanoamericanos y cubanos residentes en Estados Unidos para viajar sin restricciones a la isla y enviar remesas a familiares permanece intacta.

 

7. Los departamentos del Tesoro y Comercio tendrán 30 días para emitir nuevos reglamentos de viaje y comerciales.

 

8. Estados Unidos se opondrá a acciones y resoluciones  en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para apoyar a Cuba y reclamar el fin del embargo.

 

9. Se mantienen en vigor los acuerdos migratorios establecidos el pasado 12 de enero, y que derogaron la normativa de “pies secos/pies mojados” y el programa de visados especiales para médicos cubanos desertores en terceros países.

 

10. Los cambios de política no tendrán efecto hasta que los departamentos del Tesoro y Comercio hayan finalizado una completa revisión de la nueva política en un proceso que puede tardar hasta 90 días.