Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

No más balseros cubanos, dice Guardia Costera

 

Nora Gámez Torres, El Nuevo Herald

 

Por décadas, las dramáticas imágenes de cubanos intentando llegar a Estados Unidos en inverosímiles embarcaciones fabricadas con todo tipo de materiales conmovieron a la comunidad del sur de la Florida. En la isla, quedaban sus familiares desesperados esperando por noticias.

 

Ya no más.

 

El pasado mes de abril, la Guardia Costera no interceptó a ningún balsero cubano, la primera vez que esto sucede desde hace siete años.

 

“Abril fue el primer mes en siete años en el que no tuvimos un migrante cubano, ni uno”, dijo el comandante de la Guardia Costera, Paul F. Zukunft, a The Wall Street Journal. “En un día típico en esta época el año pasado, probablemente hubiéramos recogido entre 50 y 150 inmigrantes cubanos”, agregó.

 

El notable cambio se debió a una medida drástica tomada durante los últimos días de la Administración Obama en negociación con el gobierno de Cuba: la eliminación de “pies secos, pies mojados”, una política especial de admisión que permitía a los cubanos permanecer en Estados Unidos si tocaban tierra — aprobada por el presidente Bill Clinton en 1995, tras un éxodo masivo conocido como la “crisis de los balseros”.

 

Desde entonces, miles de isleños se lanzaron al mar a probar suerte, un número que fue en aumento tras el inicio del “deshielo”, un acercamiento diplomático propiciado por los gobiernos de Barack Obama y Raúl Castro en diciembre del 2014. En 2016, cuando muchos temían ya el cambio de la política migratoria de Estados Unidos, 5,396 cubanos fueron rescatados por la Guardia Costera y más de 56,000 cubanos llegaron a territorio estadounidense por distintas vías — principalmente a través de la frontera con México.

 

 “Muchas veces, encontrábamos barcos cargados con los migrantes; era su cuarto, quinto, sexto intento. Los aprehendíamos y los enviábamos de vuelta”, dijo Zukunft. “Pensaron que tal vez uno de esos días iban a ganar la lotería y tendrían los ‘pies secos’”.

 

Todo eso cambió el 12 de enero de este año, cuando se anunció el cambio en la política de admisión de los migrantes cubanos.

 

“Está claro que fue la derogación de la política de pies secos-pies mojados con Cuba”, la causa del descenso de los balseros, señaló el Almirante.

 

La tendencia es similar en la frontera con México. En abril solo 191 cubanos llegaron a la frontera y fueron considerados como “inadmisibles” por la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). En febrero y marzo el número fue aún menor, 86.