Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Nestlé invierte 55 millones de dólares en una nueva fábrica en Cuba

 

EFE

 

La multinacional suiza Nestlé inicia la construcción de una nueva planta de producción de alimentos en Cuba.

 

El vicepresidente de Nestlé y director para América, Laurent Freixe, colocó el martes la primera piedra de la futura instalación, creada en asociación con la empresa estatal cubana Coralsa, con una inversión de 55 millones de dólares en la Zona Especial de Desarrollo del Mariel (ZEDM), un moderno centro empresarial.

 

La fábrica de Nescor, la empresa mixta surgida de esta asociación, se dedicará a la producción de café tostado y molido, galletas dulces y saladas, bebidas en polvo, sopas instantáneas y empezará a funcionar a finales de 2019, para tener todas sus líneas de producción a pleno rendimiento en el primer trimestre de 2020.

 

Freixe, asistió al acto formal de colocación de la primera piedra, que marca el inicio de las tareas de construcción de esa moderna fábrica en la ZEDM, que aspira a ser un foco de atracción de inversión extranjera situado a unos 40 kilómetros de La Habana.

 

"Nuestro primer objetivo es el mercado local, que tiene mucho potencial y queremos colaborar con Cuba en su desarrollo económico invirtiendo en esta fábrica de última generación", afirmó Freixe tras la ceremonia.

 

Uno de los objetivos de Cuba con sus reformas económicas es el desarrollo de la industria agroalimentaria local para reducir las importaciones de alimentos, en lo que es país gasta alrededor de 2.500 millones de dólares al año.

 

Sin embargo, Freixe no descartó que esa planta de producción sirva en el futuro como "plataforma para exportar los productos Nestlé" a otras partes del continente, ya que la ZEDM no sólo es un centro empresarial de alta tecnología, sino que incluye un moderno puerto mercante para facilitar el comercio con y desde Cuba.

 

La planta de producción constará de 13.000 metros cuadrados distribuidos en dos plantas y se construirá sobre un terreno de 56.000 metros cuadrados.

 

"Hemos elegido el entorno de la ZEDM porque ofrece unas condiciones que nos permiten desarrollar el proyecto con velocidad y contundencia", aseveró el vicepresidente de la multinacional.

 

La directora de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, destacó que el nacimiento de Nescor va a permitir sustituir "importantes volúmenes" de importaciones de alimentos, ya que en estos momentos Cuba adquiere en el exterior más del 80% de la comida que consume.

 

"En los veinte años de vigencia del proyecto se prevén beneficios para el país superiores a los 500 millones de dólares", apuntó Igarza, y se generarán 185 nuevos puestos de trabajo en los primeros años de producción, que alcanzarán los 260 nuevos empleos en 2020.

 

La presencia de Nestlé en Cuba se remonta a 1908, cuando empezó a comercializar algunos productos, y ha afianzado su posición en los últimos veinte años con dos empresas mixtas, también en asociación con la cubana Coralsa: Los Portales, para la producción de aguas y bebidas no alcohólicas, y el fabricante de helados Coralac.