Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El Partido Comunista de Cuba determina: ‘No puede haber ricos’

 

Nora Gámez Torres, El Nuevo Herald

 

Luego de más de un año de discusiones, el Partido Comunista de Cuba ha decidido que los ciudadanos cubanos no podrán acumular propiedades ni riqueza, según consta en documentos programáticos elaborados por el PCC y aprobados por la Asamblea Nacional que fueron publicados esta semana.

 

El tema de la propiedad privada es central en la reforma económica iniciada por Raúl Castro, pero también es uno de los más polémicos dentro del Partido. Aunque se mantiene la autorización de la propiedad privada, en los “Lineamientos” del PCC que guían la política económica y de gobierno, queda claro que “en las formas de gestión no estatales [el sector privado y las cooperativas] no se permitirá la concentración de la propiedad y la riqueza material y financiera en personas naturales o jurídicas no estatales”.

 

El tema parece haber sido polémico durante la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional para aprobarlos en junio. El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, José Luis Toledo Santander, tuvo que intervenir para recalcar “la importancia de reconocer la existencia de formas no estatales para determinadas actividades” -o sea, los negocios privados- ante los celosos diputados, algunos de los cuales ven con preocupación la prosperidad de un sector al margen del Estado.

 

“Tenemos que seguir perfeccionando el trabajo por cuenta propia, pues se trata de un fenómeno negativo que ya está ocurriendo, y ningún documento podrá definir cómo enfrentarlo, dijo Marino Murillo, el vicepresidente a quien algunos medios llaman “el zar de la reforma” aunque Raúl Castro lo sustituyó como Ministro de Economía.

 

“Donde hay propiedad privada hay un determinado nivel de concentración. Tenemos que precisar qué entenderemos por concentración de la riqueza. Después hay que evaluar el régimen de impuestos que tenemos, para conformar una adecuada política tributaria que nos permita una adecuada redistribución de los ingresos”, agregó.

 

Todo ello significa que vendrán más regulaciones e impuestos al sector privado que aún no han sido anunciados.

 

De los debates de la Asamblea Nacional

 

El pleno de la Asamblea Nacional sesiona este viernes. Durante toda la semana, distintas comisiones han estado discutiendo varios temas. ¿De qué más nos enteramos?

 

▪ De la recuperación de la economía cubana. Según Ricardo Cabrisas, vicepresidente del Consejo de Ministros, “en el primer semestre de este año se logró detener el retroceso experimentado por la economía cubana en 2016” y el Producto Interno Bruto creció el 1.1 por ciento. Al mismo tiempo, dijo que en el segundo semestre “se requerirá de esfuerzos enormes”.

 

▪ El pago a proveedores, créditos gubernamentales y por concepto de deuda externa fue de $2,306 millones de dólares en el primer semestre.

 

▪ El turismo continúa como uno de los sectores más dinámicos de la economía. En el primer semestre, el gobierno ingresó $1,500 millones por esa vía y espera cerrar el año con más de cuatro millones de visitantes y 68,200 habitaciones hoteleras. El peso del sector privado en el turismo continúa aumentando. Según el Ministro de Turismo, Manuel Marrero, existen más de 22,000 habitaciones en casas particulares.

 

▪  Hay un déficit habitacional que excede las 880 mil viviendas en Cuba. Esta es una cifra equivalente al 25 por ciento de todas las viviendas que existen en la actualidad.

 

▪  La Oficina Nacional de Estadísticas e Información desconfía de la fiabilidad de sus datos. Gustavo Santos, director de la oficina de difusión de la ONEI intervino en una de las sesiones que debatía los problemas de contabilidad de las empresas cubanas para señalar que “la indisciplina informativa de las entidades coadyuva a que los registros no sean confiables. La información, comentó, se basa en tres pilares: cobertura, oportunidad y calidad de los datos, y hoy persisten deficiencias en los tres” (Granma).

 

▪  Los científicos cubanos están abandonando en masa las empresas estatales. “El Doctor Eulogio Pimentel Vázquez, diputado por Nuevitas, Camagüey, explicó [que] en un período de dos años el Grupo de las Industrias Farmacéutica y Biotecnológica (BioCubaFarma) tuvo una deserción del 40 por ciento de la plantilla, de los cuales más de 1,000 eran graduados de la Educación Superior” (Cubadebate).

 

▪  El gobierno tiene un plan para extender el uso de un sistema operativo de producción nacional para computadoras y tabletas. Se llama Nova y su uso generalizado “nos permitirá navegar con seguridad, independencia y soberanía tecnológica”, según la rectora de la Universidad de Ciencias Informáticas Miriam Nicado.

 

▪  El vicepresidente Miguel Díaz-Canel es un defensor de la internet, pero quiere que las nuevas tecnologías se empleen para publicar “contenido de la Revolución” en las redes. “Hay más de 500,000 cubanas y cubanos que tienen cuentas de navegación en Internet estatales, que las pagan sus entidades por el Estado. Y muy pocos en esas cuentas son capaces de utilizarlas para generar contenido en el ciberespacio a favor de la Revolución. ¿Por qué no lo hacen?”, preguntó. Según el ministro de Comunicaciones, Maimir Mesa Ramos, “funcionan 370 sitios wifi, existen 4 millones 300 mil líneas móviles y unos 4 millones de usuarios tienen acceso a Internet.”

 

▪  En la economía socialista planificada, cuando hay jugo no hay envase: “De los 57 millones 200 mil unidades planificadas, solo se pudo respaldar un poco más de 25 millones. Para amortizar esta situación hemos decidido envasar en formatos grandes para proteger la mayor cantidad de pulpa, así como utilizar botellas en las minindustrias”, dijo Eloy Álvarez Martínez, viceministro de Industrias.

 

▪ Y una última, más bien tétrica: En un informe sobre “deficiencias” presentado por Mildrey Granadillo, directora de Desarrollo Social del Ministerio de Economía y Planificación (MEP), “resaltan las inhumaciones sin boleta debido a que el registro civil no cuenta con personal de guardia en horarios nocturnos ni fines de semanas. Las provincias más afectadas son Santiago de Cuba, Guantánamo y la Isla de la Juventud. Además persiste una deficiente cantidad de cajitas para restos óseos...”