Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El Gobierno califica la situación económica de "muy, muy tensa"

 

El presidente Miguel Díaz-Canel llama a ser creativos y correr riegos, "pero siempre preservando la soberanía"

 

Marcelo Hernández, La Habana, en 14YMedio

 

El último Consejo de Ministros ha corroborado el martes los pronósticos sombríos de la economía cubana para el segundo semestre de este año al calificar la situación de "muy tensa". Ante este diagnóstico, el presidente Miguel Díaz-Canel ha llamado a hacer "todo lo que no afecte la soberanía" para atraer la inversión extranjera.

 

En la reunión, que fue reportada en la prensa oficial este jueves, se abordaron los temas económicos más urgentes del país, como las exportaciones, los créditos externos y la inversión extranjera. La insuficiencia de recursos, los daños climatológicos e ingresos de exportaciones menores a lo esperado marcaron el primer semestre, según la evaluación de los ministros.

 

El titular de Economía y Planificación, Ricardo Cabrisas, llamó a multiplicar "el esfuerzo" para la segunda mitad de 2018 porque, pese al aumento previsto de las entregas de algunas materias primas, "realmente la situación continuará siendo muy, muy tensa".

 

En este periodo se produjeron "moderados incrementos en el sector de la construcción y el comercio". También se revisaron los ingresos tributarios y no tributarios del sector estatal, que representan aproximadamente el 86% del total de la recaudación para el presupuesto nacional. Mientras que el sector privado y cooperativo contribuye en un 11%.

 

Díaz-Canel llamó a "priorizar las inversiones productivas" que "dan ingresos inmediatamente", como el turismo, así como la industria alimentaria y las obras hidráulicas porque "más riesgo es más comida" y "más productos para la circulación minorista".

 

Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior, subrayó la "necesidad de incrementar la inversión extranjera" para que sea "un ingrediente activo y fundamental en el desarrollo del país"

 

Díaz-Canel agregó que "en el caso de la inversión extranjera hay que ser creativos y también hay que correr riegos, pero siempre preservando la soberanía", el mandatario enfatizó que a la hora de atraer capital se debe tener como premisa "hacer todo lo que no afecte la soberanía".

 

El viceministro de la agricultura, Julio García, advirtió que "hay que hacer un esfuerzo muy grande en el segundo semestre, fundamentalmente, en el arroz y en el maíz", afectados seriamente con las lluvias de las últimas semanas. De no poder garantizarse la producción nacional no sería posible importar, puesto que no caben en el plan de arribo de buques al país. "Estamos obligados a buscar una solución a este problema", sostuvo.

 

En las últimas semanas la carestía de alimentos se ha agudizado por las inundaciones dejadas por las intensas lluvias de la tormenta tropical Alberto. El desabastecimiento ha llegado de la mano con una subida de precios en los mercados agrícolas que las autoridades locales de las zonas más afectadas intentan frenar imponiendo precios topados.

 

Las tiendas y mercados en moneda convertible también se han visto afectadas con la disminución en las importaciones y la baja productividad nacional debido, entre otros factores, a la falta de materia prima. En la provincia de Villa Clara el Gobierno ha decretado un racionamiento de productos en esa red minorista estatal, que controla las cantidades de alimentos o elementos de aseo que puede comprar cada cliente.

 

Al cierre de 2017 el Gobierno anunció un crecimiento de 1,6% del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra que ponen en duda economistas dentro y fuera de la Isla. Para Karina Gálvez ese indicador "no es solo un número" sino que "debe reflejarse en la economía de las familias", pero "no hay un crecimiento perceptible para ellas".

 

Para el desarrollo económico del país las autoridades consideran necesario atraer anualmente unos 2.500 millones de dólares en inversión extranjera directa, especialmente para 15 sectores medulares como el industrial, agroalimentario, turismo, minería, biotecnología, petróleo y energías renovables, según cálculos oficiales.

 

La cartera de negocios que presenta las oportunidades de inversión disponibles para el capital extranjero incluye en su cuarta edición 456 proyectos que suman unos 10.700 millones de dólares. Muchos de ellos están ubicados en la Zona Especial del Mariel (ZEDM), donde se ofrecen condiciones tributarias y laborales más atractivas para los inversionistas.

 

Sin embargo, la ZEDM, que incluye un centro empresarial y un puerto mercante ubicado a 45 kilómetros al oeste de La Habana, pero hasta el momento la zona solo ha captado 1.191 millones de dólares, apenas un 9,5% de los 12.500 millones de dólares que se había planificado a razón de 2.500 por año.