Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cuba se hace desear ante la demanda de más cruceros desde Miami

 

Sergio N Cándido, El Nuevo Herald

 

A pesar de las barreras que todavía impone el embargo, las concesiones del gobierno estadounidense a Cuba han dado paso a un boom en los viajes a la isla — tanto por aire como por mar.

 

Varias compañías multinacionales han intentado incursionar de inmediato en este nuevo mercado, incluso aunque el turismo por parte de viajeros estadounidenses está prohibido.

 

El gobierno cubano les otorgó permisos de vuelo a ocho aerolíneas comerciales. Pero en cuanto a los cruceros respecta, una sola empresa tiene hasta el momento el monopolio de estos viajes de placer: Carnival Cruises.

 

Carnival hizo historia el pasado 1 de mayo cuando inauguró la ruta con el buque Fathom Adonia, marcando de esa manera el primer viaje en crucero a la isla en más de cincuenta años.

 

 Mientras tanto Royal Caribbean, el otro gigante en la industria de los cruceros, espera desde hace meses el visto bueno del gobierno castrista para operar la ruta.

 

Según reportó el lunes el sitio web de noticias de viajes Skift, Royal Caribbean no ha visto las ganancias que anticipaba para la segunda mitad del año debido a que todavía no puede vender paquetes de viaje a Cuba.

 

La compañía con sede en Miami esperaba poder visitar la isla para finales de año con su buque Empress of the Seas, el cual renovó a un costo de $50 millones.

 

Sin mencionar directamente a Cuba, Jason Liberty, director corporativo de finanzas para Royal Caribbean, dijo en una charla con analistas internos citada por Skift que la empresa normalmente habilita las reservaciones para destinos de viaje de 12 a 18 meses antes de zarpar, pero que en este caso decidieron esperar ante la incertidumbre.

 

El buque Empress of the Seas actualmente navega del Puerto de Miami hacia las Bahamas y Key West.

 

“Hemos estado en conversaciones sobre cuáles podrían ser los futuros despliegues de ese buque [Empress], y eso no se ha resuelto en la primera mitad del año”, dijo Liberty. “Seguimos buscando a ese buque otro despliegue. Lidiaremos de con ese tema cuando haya disponibilidad”.

 

Carnival ofrece desde mayo un paquete de ocho días y siete noches de “intercambio cultural” a Cuba. El precio base del viaje, tomando en cuenta el costo de visa e impuestos, es de $3,433 por persona.

 

Según el programa, los primeros dos días están dedicados a actividades culturales en La Habana, el tercero es de “inmersión cultural” en el mar, el cuarto tiene prevista la llegada a Cienfuegos, donde permanece hasta el día siguiente, y el quinto llega a Santiago de Cuba, última escala en Cuba. Desde Santiago, el crucero zarpa el sexto día hacia Miami, donde llega el séptimo día.

 

La compañía navega a la isla con una frecuencia de una semana por medio.

 

Royal Caribbean, por su parte, “todavía espera pacientemente las aprobaciones del gobierno cubano”, le dijo un vocero de la empresa a Skift vía email.