Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Zafra azucarera en tiempos duros

 

Inter Press Service Cuba

 

Al inicio se logró un buen ritmo en la molida, sobrepasando en algunos centrales el ciento por ciento de la capacidad. Jorge Luis Baños - IPS

La zafra chica dejó entre 25 000 y 30 000 toneladas de azúcar sin refinar en 2010.

 

La zafra 2009-2010 comenzó en Cuba en medio de una compleja situación económica, caracterizada fundamentalmente por la falta de liquidez monetaria que impidió contar a su debido tiempo, y en las cantidades adecuadas, con los insumos imprescindibles para obtener una buena cosecha de caña.

 

En ese contexto, no fue posible disponer oportunamente de herbicidas y fertilizantes nitrogenados, en tanto las restricciones en materia de combustible limitaron las labores de limpieza de los cultivos.

 

Todo ello trajo consigo un descenso en los rendimientos por hectárea sembrada y especialistas estiman que la disponibilidad de caña será, en esta ocasión, de unos tres millones de toneladas menos que el pasado año, con la correspondiente disminución en la producción de azúcar.

 

De otra parte, el impacto de la sequía en la zona norte de las provincias orientales de Holguín y Las Tunas también ha incidido, en cierta medida, sobre este descenso.

 

Basado en esa coyuntura, se estima que el plan de producción de azúcar crudo base 96 (sin refinar) para este año pudiera ser de alrededor de 1 300 000 toneladas. Cuba exporta unas 400 000 toneladas a China y destina 700 000 toneladas a satisfacer su demanda interna.

 

Producción de Azúcar (1910-2010)

 

Año

Producción de azúcar ™ Base 96

Rendimiento Industrial %

Año

Producción de azúcar ™ Base 96

Rendimiento Industrial %

1910

1,970662

11.95

1980

6,665,000

10.82

1915

3,105903

12.19

1985

8,004,000

11.99

1920

4,051672

11.78

1990

8,124.000

9.9

1925

5,166706

11.00

1991

7,623,000

11.10

1930

4,540238

11.52

1994

4,075,000

9.6

1935

2,604737

12.09

1995

3,259,000

9.3

1940

3,018726

13.17

1999

3,874,000

11.10

1945

3,802702

13.96

2000

4,050,000

11.7

1950

5,348512

12.57

2001

3,550,000

11.0

1952

7138000

12.26

2002

3,600,000

10.4

1955

4,666291

13.38

2003

2,251,000

10.2

1957

5,675000

12.84

2004

2,520,000

9.55

1958

5,862000

12.83

2005*

1,260,000

10.90

1960

5,210968

10.97

2006*

1,170,000

10.70

1965

6,156,000

12.15

2007

1,150,500

10.0

1969

4,459,000

11.02

2008*

1,415,000

9.9

1970

8,538,000

10.71

2009*

1,348 000

10.0

1975

5,314,000

12.44

2010 (plan)

1,300 000

-

 

 

Fuentes: Informe Resultados Económicos año 2007, Asamblea Nacional Poder Popular, diciembre de 2007; Armando Nova: “La agricultura en Cuba: evolución y Trayectoria (1959-2005), 2006; Anuario Estadístico de Cuba, ONE; Informaciones en la prensa nacional, 2009.

 

La actual cosecha azucarera, prevista para terminar en mayo, comenzó a principios de diciembre pasado con la llamada zafra chica, que se realiza mayormente con caña que quedó del período anterior y durante la cual operaron siete centrales de las provincias de Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara y Guantánamo.

 

Se considera que la arrancada fue buena, mucho más anticipada que la zafra anterior y, precisamente, comenzó por los ingenios que disponían de un volumen de caña que posibilitaba alcanzar un ritmo de producción adecuado.

 

Según estimados, la zafra chica dejó un volumen de producción entre 25 000 y 30 000 toneladas de azúcar sin refinar.

 

Desde un inicio se logró un buen ritmo en la molida, sobrepasando en algunos centrales el ciento por ciento de la capacidad. No obstante, según estiman estudiosos del tema, el promedio estuvo por debajo de 70 por ciento de aprovechamiento de la capacidad de molida programada y también se considera que los rendimientos en la obtención de azúcar estuvieron por debajo de 10 ciento.

 

Al cierre de enero ya estaban funcionando 39 centrales y en el transcurso del mes de febrero deben incorporarse los restantes, hasta cubrir la nomina de los 44 previstos para operar en esta oportunidad.

 

Hay provincias donde la capacidad de molida ha estado por encima de la media señalada, inferior a 70 por ciento, y han alcanzado los niveles siguientes: Cienfuegos, 81 por ciento; Matanzas, 79 por ciento; Santiago de Cuba, 77 por ciento.

 

Las provincias que presentan la peor situación hasta el momento son La Habana, 58 por ciento;, Ciego de Ávila, 59 por ciento; y Camagüey, 60 por ciento.

 

En los últimos reportes, se registra un elevado contenido de sacarosa, que está beneficiando los rendimientos industriales en la obtención de azúcar y que especialistas estiman superiores a los logrados durante el desempeño de la zafra chica.

 

Ello contribuye, en cierta medida, a compensar el déficit registrado por la baja capacidad industrial de molida, que sin duda ha motivado menor producción de azúcar, de acuerdo con la programación establecida.