Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Derechos humanos

Volver a Cuba no es una opción para migrantes varados en Centroamérica

 

Teófilo A. González, Especial para La Prensa, Costa Rica

 

PASO CANOAS, Chiriquí.- “Para Cuba, ni loco ni amarrado, prefiero morir”. Así se expresó Mario Fernández, uno de los 759 cubanos que se encuentran varados en Paso Canoas, provincia de Chiriquí, y que espera poder completar su travesía hacia Estados Unidos. 

 

Fernández contó que vendió su casa y otras pertenencias en la isla para alcanzar el anhelado sueño americano.

 

Él forma parte del grupo que será trasladado a centros de hospedaje del área fronteriza y del distrito de David, luego de que el Gobierno panameño anunciase el lunes la clausura de albergues temporales. La capacidad de estos lugares ya fue rebasada.

 

Aunque algunos se resisten y desconfían de la medida, la mayoría de los cubanos varados en el área de Progreso dijeron estar de acuerdo con el traslado a centros de hospedajes en la ciudad de David.

 

Funcionarios panameños les aseguraron que se trata de brindarles en David y otras cabeceras de provincias condiciones humanas “dignas” que no están recibiendo en los albergues que ocupaban en Progreso.

 

El traslado de los migrantes estará a cargo del Sistema Nacional de Protección Civil y del Servicio Nacional de Fronteras, informó la Secretaría de Comunicación del Estado, a través de un comunicado.

 

Entre los migrantes cubanos varados en la frontera de Panamá con Costa Rica se encuentran personas de diversas edades, profesiones y estatus económicos.

 

Incluso, en un recorrido se encontró a uno que le gustaría quedarse en la provincia de Chiriquí, pero ninguno está dispuesto a volver a Cuba.

 

Juana Valdés y su esposo también vendieron la casa y el restaurante que tenían en la isla para poder migrar a Estados Unidos. 

 

“Tengo la esperanzas de que las cosas en Cuba cambien, pero no nos queda suficiente vida para esperar que esto suceda”, manifestó de Valdés. 

 

AYUDA

 

Xigdel Candanedo, de la Pastoral Social-Cáritas, indicó que hasta el momento a los migrantes cubanos “no les ha faltado comida ni ropa ni asistencia médica”, pero reconoció la ausencia de “colchones y un techo seguro”. “El único problema acá es el hacinamiento”, insistió.

 

En tanto, el representante en Paso Canoas del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Onias García, informó que del lado de Costa Rica no se ha registrado ningún problema con estos migrantes, desde que aquel país decidió suspender la entrada de los isleños.

 

“Las instrucciones del Gobierno de Costa Rica es devolver o deportar a los que ingresen sin consentimiento oficial, pero no ha sido necesario ninguna de estas medidas”, según García.

 

Este lunes, 28 de diciembre, los gobiernos de Centroamérica y México acordaron hacer una prueba piloto para trasladar a territorio mexicano a miles de migrantes cubanos varados en Costa Rica.

 

Los cubanos varados en la frontera que comparten Panamá y Costa Rica se mostraban ansiosos al momento de buscar informaciones sobre el desarrollo de dicho encuentro en Guatemala. Esta prueba piloto empezaría en enero de 2016.