Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Somos Liberación. Editorial 

Oswaldo Payá

 

Cubanálisis-El Think-Tank se honra reproduciendo este editorial del primer número de la revista digital “Somos Liberación”, del Movimiento Cristiano Liberación, que vio la luz el 7 de septiembre del 2012, bajo la firma del coordinador del Movimiento y director de la revista Oswaldo Payá. La publicación planeaba aparecer en la red en el mes de julio, pero la trágica muerte de su director y de Harold Cepero -miembro del Consejo de Redacción- demoraron su aparición hasta estos momentos.

Cubanálisis-El Think-Tank reproduce este Editorial como una manera más de rendir merecido tributo a ambos valerosos cubanos y a sus ideas, a la vez que como expresión de nuestros más sinceros deseos de que “Somos Liberación” disfrute de larga vida, y que esté presente el día en que todos los cubanos podamos tener libremente todos esos derechos que nos corresponden y que han sido conculcados por la dictadura, y por los que tanto Oswaldo Payá como Harold Cepero lucharon verticalmente.

Somos Liberación es continuadora de Pueblo de Dios, aquella primera publicación libre de Cuba (después de enero de 1959) que fundamos en 1987. Fue muy perseguida, por lo que sólo logró salir siete veces en una hoja impresa en mimeógrafo. Mas Pueblo de Dios inició el camino de posteriores publica­ciones libres.

Somos Liberación es “voz de los que no tienen voz” de esa muchedumbre de cubanos a los que no se les da derecho a informarse, ni a expresarse libremente, ni acceso a los medios de difusión con sus propias ideas, críticas y opiniones. El miedo de hablar no se ha superado porque persiste la represión contra los que se expresan y contra todos los ciudadanos para que no se atrevan a ex­presarse. Todos conocen los sistemas de vigilancia, seguimiento, evaluación y toma de decisiones sobre cada individuo según sean sus expresiones. Sin embargo ya muchos cubanos van liberando su palabra.

Nuestra revista quiere ser un canto a la libertad de expresión.

Nuestro Movimiento, se propone impulsar el proceso de liberación para que cada cubano se exprese con su propia voz, para que el pueblo tenga voz.

El régimen oprime, devorando por años la vida entera de los viejos y los jóvenes y condenándolos a la pobreza y a no tener ni proyectos, ni planes, ni esperanzas. Ese régimen necesita que la gente tenga miedo, que se calle, inclusive que no se lamente o que lo haga en secreto, o se ría de su propia desgracia con un humor tolerado. Necesita que sus víctimas más pobres, es decir: los trabajadores, los campesinos, los desempleados, los jubilados y los jóvenes aplaudan y apoyen las injusticias que sufren. Así se ultraja a las víc­timas, obligándolas a celebrar la opresión que les arranca el corazón con que viven, a ser vigilantes y verdugos de sus compañeros, de sus vecinos, de su prójimo, mediante una imposición pervertidora y humillante.

Sabemos que ya muchos cubanos descubren y pronto todos descubrirán, que esa opresión, esa mentira impuesta, puede ser superada reconociéndonos como hermanos para conquistar nuestros derechos pacíficamente. Entonces, sí hay esperanza.

En nuestra revista el tema eres tú, el tema es tu vida, tus problemas, tus ideas, tus anhelos y tus sueños, los problemas de nuestro pueblo, sus sufrimientos, sus esperanzas y sus deseos profundos de cambio y de una vida nueva. Tú eres el tema, pero también tu voz será la que se escuche porque debes ser el pro­tagonista de tu propia liberación y todos unidos, en solidaridad, seremos los protagonistas de la liberación del pueblo.

Es momento de construir la nueva era para Cuba con respeto a todas las per­sonas de todas las ideas y creencias, de todas las razas y regiones del país, de todas las historias, posiciones políticas y experiencias, todos como hermanos, sin exclusiones, con derechos y oportunidades para todos, fraternalmente, en esta bella isla que Dios nos dio.

 

Nuestra revista será lugar de diálogo libre entre cubanos, con respeto a la diversidad de ideas. Será un espacio de verdadera democracia y un vehículo para la relación y el diálogo del Movimiento Cristiano Liberación con nuestro pueblo, al que pertenecemos y servimos.

 

Nuestro Movimiento no es una agencia de prensa, ni se reduce a la publicidad.

 

Somos una organización de inspiración cristiana, no confesional, fundada en Septiembre de 1988. Trabajamos por la reconciliación, el diálogo y la paz entre los cubanos. Luchamos pacíficamente por los derechos de todos, por la libertad, por los cambios hacia la democracia, por la justicia; por el derecho de todos los cubanos a tener sus propios partidos, sindicatos y organizaciones, con pleno respeto al pluralismo y la dignidad humana; por elecciones libres, en una opción por el pueblo y especialmente por la mayoría pobre que no tiene voz ni para decir que son pobres: “Somos Liberación”.

 

Los cubanos hemos sido obligados a vivir bajo la cultura del miedo del totalitarismo por más de medio siglo, algo que ha traído enormes desventajas a la mayoría como son la pobreza, la dependencia económica del estado, la multiplicidad de prohibiciones y restricciones, la represión y la descristianización forzosa. Así llega nuestro pueblo a estos momentos de cambio: en desventaja, en la miseria, con miedo y desinformado.

 

De esta manera, el daño que ha causado al pueblo el propio sistema le sirve de base para realizar el cambio fraude, que es el cambio sin libertad y sin derechos, en el que los pobres quedan aun más pobres y sin oportunidades. Mientras, algunos de los privilegiados que tienen el poder político son ya los nuevos ricos al estilo capitalista y el discurso oficial afirma que “los cambios sólo son para más socialismo”.

 

El pueblo no acepta esos cambios como solución porque son un engaño, son la continuación de la opresión, de la corrupción institucionalizada, de la pobreza de la mayoría en una desigualdad cada vez más desigual. Esos cambios no conducen a la estabilidad y la paz porque confirman la injusticia y la mentira.

 

Sin embargo, sí hay alternativas, si hay caminos pacíficos y transparentes como propone la declaración El Camino del Pueblo.*

 

Somos Liberación es desde hoy una revista de todos los cubanos, vivan dentro o fuera de Cuba, porque todos sienten la pobreza, las separaciones, la angustia y la opresión que sufre el pueblo debido a la ausencia de libertad y derechos en nuestro país. Pero si de todos es el problema, de todos es la esperanza y la solución. Por eso exigimos transparencia para Cuba, porque el pueblo tiene derecho a saber y a decidir. Ese será el inicio de la solución pacífica y así, con el aporte de todos, alcanzaremos los cambios buenos para todos.

 

Eso es Liberación.