Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Sin Chávez Cuba pierde $3 mil millones en crudo

 

Pablo Alfonso, Martinoticias.com

 

La enfermedad del Presidente ensombrece al ALBA y hace que Bolivia y Nicaragua rehagan contactos con Washington.

 

La incertidumbre creada por la enfermedad del presidente Hugo Chávez, sobre su futuro político trasciende las fronteras de Venezuela y se proyecta como una sombra sobre los países del ALBA que se benefician de sus petrodólares.

 

Los analistas no dudan de que el régimen castrista sería el principal perjudicado ante una eventual salida del poder de Chávez.

 

Jorge Piñón, experto petrolero de la Universidad de Texas, dijo a martinoticias  que “el gobierno cubano está muy consciente de los riesgos que enfrenta su economía con la pérdida de Venezuela".

 

“Sería catastrófico si se ven obligados a pagar el petróleo a precios de mercado¨, afirmó Piñón. “Para que Cuba pueda mantener esa importación de cien mil barriles diarios de petróleo que ahora recibe de Venezuela tendría que desembolsar $3,000 millones de dólares al año”, precisó.

 

La Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) creada por iniciativa de Chávez en 2004, está compuesta, además de Venezuela, por Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Bolivia y las islas anglófonas caribeñas de Dominica, Antigua y Barbuda y San Vicente y Las Granadinas, que conforman una alianza de integración económica, que busca coordinar también una agenda diplomática y política, como alternativa a los intereses estadounidenses en la región.

 

El ALBA ha servido de plataforma política a Chávez y bajo su sombrilla se han propuesto diversas iniciativas de desarrollo social y de integración económica.

 

La pérdida del poder de Chávez en Venezuela, tendría también repercusiones directas en Nicaragua donde los fondos del ALBA subsidian las importaciones de crudo y aportan ayuda financiera a través de empresas mixtas.

 

Nicaragua, sin embargo, no depende exclusivamente de Venezuela y recibe también una importante ayuda del Banco Interamericano de Desarrollo que en los últimos años acumula $835 millones de dólares.

 

En una movida que pudiera estar relacionada con la incertidumbre sobre el futuro político de Chávez, el gobierno de Daniel Ortega recibió el pasado 13 de febrero al subsecretario adjunto de Estados Unidos para América Latina, Kevin Whitaker, quien estuvo tres días en Managua, sosteniendo conversaciones con altos funcionarios.

 

Coincidentemente, Whitaker inició el martes negociaciones en La Paz con la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro al final de las cuales Estados Unidos y Bolivia acordaron reanudar los programas de cooperación con un apoyo al sector de la salud por 22 millones de dólares, otorgados por la Agencia Internacional de Ayuda al Desarrollo (USAID).

 

De las iniciativas lanzadas por el ALBA la más importante es Petrocaribe un consorcio petrolero fundado hace seis años que subsidia a 18 países de la región, brindando a sus miembros, crudo a precios muy bajos y con mínimos intereses a largo plazo que según el diputado opositor Julio Borges. le ha costado a los venezolanos 3,200 millones de dólares desde su fundación hace seis años.

 

Borges afirma, además, que desde que Chávez asumió el poder en 1999, Cuba le ha costado a Venezuela $28,500 millones de dólares y Nicaragua $9,700 millones.

 

Petrocaribe podría dejar de funcionar como lo hace hasta ahora si el contendiente de Chávez en las elecciones presidenciales de octubre, Henrique Capriles, resulta electo.

 

Carlos Romero, asesor de política exterior de Capriles, ha dicho que se le pondría fin al "asimétrico" favoritismo económico de Venezuela y la ayuda al extranjero basada en ideologies. Romero, precisó que un gobierno con Capriles continuaría proveyendo petróleo subsidiado a "los países más pobres como Haití”, pero no va haber subsidios para países como Cuba.

 

Según el boletín Oficinas Comerciales, que publica el Ministerio de Economía y Competitividad de España, las ventas de petróleo de Venezuela a Cuba en 2011 superaron los 100, 000 barriles diarios, con un precio de 105 dólares frente a los 80 dólares de 2010.

 

La publicación indicó que la venta de Venezuela a Cuba se estaría realizando con una parte pagadera a plazo (pago del 50 % a 90 días y el resto a 25 años, con un periodo de dos años de gracia y una tasa de interés del 1%, si el precio del barril supera los 40 USD).

 

“En cuanto a los servicios médicos, algunos expertos estiman que el gobierno venezolano estaría pagando un promedio superior a los 200.000 dólares por cada profesional cubano que presta sus servicios en Venezuela, unos 29.300 entre médicos, técnicos y enfermeros”, precisó la publicación.

 

Para Cuba las alternativas ante la posible pérdida de los subsidios de Chávez, son mucho más complejas y resucitan el fantasma del llamado Período Especial, cuando el petróleo y los rublos dejaron de llegar de la extinta Unión Soviética.