Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

SECTOR PRIVADO IMPULSA EMPLEO CUBANO

 

Francisco Corteza, ANSA

 

LA HABANA - La ampliación dispuesta por el gobierno cubano para el sector privado desde 2010 posibilitó que la mayoría de las más de 325.000 personas que obtuvieron sus licencias para esos trabajos tuvieran nuevamente empleo.

   

El proceso favoreció a personas que estaban desvinculadas laboralmente, dijo el viceministro de Trabajo y Seguridad Social, Carlos Mateu, en una rueda de prensa.

  

Según el funcionario, el 68% de las 325.947 personas que fundaron pequeños negocios propios desde el año pasado carecía de un empleo fijo.

   

Mateu consideró el martes "importante" la participación creciente del sector por cuenta propia en el mercado laboral.

   

Asimismo, destacó que 629.776 ciudadanos se interesaron ante dependencias que entregan las licencias sobre las posibilidades del "cuentapropismo".

   

El gobierno del presidente, Raúl Castro, en los últimos 10 meses permitió ampliar a 181 las ocupaciones que se pueden desarrollar en Cuba de manera privada.

   

Las más "favorecidas" por quienes piden permiso para practicarlas son restaurantes, cafeterías y otras ventas de alimentos elaborados.

   

También los taxis, transporte de carga y alquiler de habitaciones y viviendas.

   

Las apertura oficial al "cuentapropismo" en Cuba tuvo como uno de los objetivos principales dar más posibilidades de empleo a la población, antes dependiente en alrededor de 90% de puestos pagados por el estado.

   

De acuerdo con el criterio gubernamental, la extensión del sector privado debe contribuir a aliviar las consecuencias sociales de un proceso de reducción de 500.000 plantillas estatales para aliviar gastos.

   

El gobierno prometió que ningún ciudadano "quedará abandonado a su suerte", mientras otras medidas anunciadas para quienes queden sin empleo estatal son traslados a otras ramas de la economía pública que sí necesitan mano de obra.

   

Otro objetivo del trabajo por cuenta propia en Cuba es mejorar la cantidad y calidad de los servicios a la población, y aliviar la responsabilidad estatal, pero en un proceso ordenado.

   

En ese marco, este mes las autoridades cubanas dijeron que buscan "poner orden" en la proliferación por las ciudades de los pequeños negocios privados.

   

El ministerio del Trabajo manifestó, mediante un portavoz, que el aumento de esos negocios debe ocurrir "bajo el orden establecido" para ello, ya que se trata de evitar que "cuentapropistas" monten sus negocios en espacios públicos sin los permisos correspondientes y a veces sin tener en cuenta el orden y la higiene.

   

Pero la alternativa oficial no es detener o hacer más lento el proceso, sino organizar espacios y locales antes estatales para que los privados los alquilen y usen.

   

"Está garantizado el futuro en esta actividad como un eslabón importante en la sociedad cubana", aseguró el viceministro Mateu.