Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Raúl Castro crea dos grupos permanentes

para impulsar los cambios económicos

 

Wilfredo Cancio Isla, CaféFuerte

 

En un claro reforzamiento del control estatal sobre la gestión económica, el gobernante Raúl Castro ordenó la creación de dos órganos permanentes para dirigir el sistema empresarial cubano e impulsar las transformaciones emprendidas en las estructuras gubernamentales del país.

 

Mediante el Decreto-Ley 295 del Consejo de Estado se dispone la constitución del Grupo Gubernamental para el Perfeccionamiento Empresarial (GGPE) y el Grupo Ejecutivo de Perfeccionamiento Empresarial (GEPE), ambos bajo la tutela de Castro.

 

El documento apareció publicado en la Gaceta Oficial No. 51 el pasado 7 de noviembre y entró en vigor con la complementación de sendos decretos del Consejo de Ministros (302 y 303/2012), los cuales contienen los pormenores sobre la estructura, organización y funciones que cumplirán los nuevos grupos de dirección económica.

 

Se trata de un voluminoso cuerpo legislativo que se inscribe dentro de los "cambios estructurales" anunciados por Raúl Castro tras su designación oficial al frente del gobierno, en febrero del 2008.

 

Una suerte de "grupos de apoyo" a la gestión de Raúl Castro, de 81 años.

 

A elección de Castro

 

La medida pone en manos del Grupo Gubernamental la dirección superior en el proceso para implementar el sistema empresarial del Estado “de forma integral, ordenada y programada”, y contará con un presidente que será designado por el propio Castro.

 

Mientras, el Grupo Ejecutivo tendrá a su cargo la puesta en práctica de las decisiones en las organizaciones superiores de dirección y en las empresas y entidades que se decida.

 

Ambos grupos estarán subordinados al Consejo de Ministros. En el caso del Grupo Gubernamental, su presidente escogerá un vicepresidente, un secretario y otros miembros. Respecto al Grupo Ejecutivo, será el Consejo de Ministros quien decida su organización, plantilla y funciones.

 

Cada provincia podrá crear estructuras encargadas del control del perfeccionamiento de las empresas locales, así como un Grupo Provincial con carácter de órgano asesor, según el decreto del Consejo de Estado.

 

En septiembre del pasado año, tras desmantelar el Ministerio del Azúcar, el gobierno cubano creó el Grupo Empresarial AZCUBA como parte del "proceso de perfeccionamiento" de la administración del Estado. No se espefica si AZCUBA, encargado de la producción de caña y la industria agroazucarera, quedará subordinado al Grupo Gubernamental.

 

El documento agrega que respecto al Ministerio de las Fuerzas Armadas, se aplicará un sistema de gestión y dirección empresarial “en correspondencia con las características propias de ese organismo”.

 

Amplias atribuciones

 

La nueva legislación modifica también el papel atribuido a las llamadas juntas de gobierno como representantes del Estado cubano dentro de las empresas -según el reglamento emitido en el 2007- y, de hecho, las subordina a una decisión final sobre su ratificación o extinción que quedará en manos del Grupo Gubernamental en los próximos tres meses.

 

Las atribuciones del Grupo Gubernamental son amplias e incluyen la aprobación de políticas y procedimientos generales para el perfeccionamiento empresarial, evaluar la marcha del proceso e incluso suspenderlo en empresas que no alcancen los resultados esperados.

 

Si una empresa recibe una auditoría con calificación deficiente antes de que concluya su primer año de funcionamiento, todos los trabajadores dejarán de percibir el pago adicional estipulado por el perfeccionamiento empresarial, según el documento.

 

Algunos de los principios relacionados en el Reglamento para la implatación y consolidación del sistema de dirección empresarial, de 28 páginas, son los siguientes:

 

Estudiar el desarrollo de las empresas, tanto nacionales como extranjeras, para tomar las técnicas y tecnologías que más resultados ofrezcan y que se deban aplicar para buscar mayor eficiencia en el socialismo.

Los dirigentes deben fomentar el SI SE PUEDE como filosofía de trabajo, la honradez, la disciplina, el amor a la patria y al socialismo, el respeto mutuo y los intereses sociales por encima de los empresariales y personales.

Los dirigentes empresariales deben criticar lo mal hecho y salirle al paso a los desvíos de recursos.

Desarrollar la vergüenza y la honradez como valores de los trabajadores. Quien tiene honradez no viola lo establecido y rectifica de inmediato sus deficiencias.

Las direcciones de las empresas prestarán particular importancia a las relaciones de trabajo con las organizaciones del Partido, la Juventud y el Sindicato.

El ahorro es la meta permanente en la empresa socialista, ahorro significa más aporte al Estado. Cada empresa está en la obligación de analizar detalladamente cada gasto financiero, y determinar su necesidad, prioridad y urgencia.

Analizar las desviaciones de los gastos y tomar las medidas pertinentes para reducirlos a lo estrictamente necesario.

 Para economistas y expertos en asuntos cubanos, la puesta en marcha de estos decretos constituye una medida de centralización a destiempo y un retroceso en la pretendida actualización del modelo económico cubano.

 

Misa de difuntos

 

"Esta es la misa de difuntos de la autonomía empresarial y de la 'actualización' del modelo económico que busca Raúl Castro", afirmó el ex militar y analista Eugenio Yáñez. "Hay 'autonomía', pero no para la empresa, sino para los dos grupos que se crean por encima de ellas, el Gubernamental y el Ejecutivo, y esa idea de un "Estado Mayor" entre el Ministerio y las empresas, autoridad pero sin responsabilidad, lo único que va a lograr será complicar las cosas".

 

Yáñez comentó que pareciera que los burócratas hubieran vencido a los militares en el pulso por el control de la gestón económica, y se hubiera impuesto la visión dogmática del vicepresidente José Ramón Machado Ventura a la del zar de las reformas, Marino Murillo.

 

"¿O es que mandaron a los guardias para la burocracia estatal en todas partes?", se cuestionó.

 

El economista Emilio Morales, presidente de Havana Consulting Group, considera que con las nuevas disposiciones el gobierno tomará el control total de todas las empresas estratégicas del país.

 

"La medida es una señal de que el cambio de modelo no va a seguir ningún patrón  económico exitoso en países Europa del Este, China y Vietnam durante la transición de las economías comunistas a la economía de mercado", señaló Morales. "El modelo será puramente cubano, limitado a los designios de una burocrácia tecnócrata que controlará la economía del país".