Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Para Cuba, la salud de Chávez es de vital importancia

 

Peter Orsi, The Associated Press

 

LA HABANA -- La batalla contra el cáncer que libra el presidente venezolano Hugo Chávez tiene enormes repercusiones no sólo para su país sino también para Cuba, que depende del comercio con condiciones preferenciales que le otorga el país sudamericano.

 

Muchos cubanos temen que si Chávez tuviese que dejar el poder, Cuba regresaría a la época de penuria económica llamada aquí "El Período Especial", cuando tras el colapso de la Unión Soviética, el país caribeño perdió los generosos subsidios que le daba Moscú y sufrió apagones y escasez de alimentos, combustible y medicinas.

 

"El estado de salud de Chávez será crítico para el gobierno cubano y su revolución", declaró Paul Webster Hare, un experto en relaciones internacionales de la Universidad de Boston que fue embajador británico en Cuba entre el 2001 y el 2004 y fue viceembajador en Venezuela de 1994 a 1997. "Si por cualquier motivo, Chávez no puede continuar como presidente y no puede postularse nuevamente en el 2012, ese sería casi que el peor escenario para el gobierno cubano".

 

Cuba insiste en que aprendió la lección de lo perjudicial que puede ser la dependencia de otros, afirmando que hoy en día lo que recibe es intercambio comercial y no dádivas. Algunos expertos opinan que los vínculos comerciales entre Venezuela y Cuba de cualquier manera no desaparecerían de un día a otro, y que una salida de Chávez no sería un golpe mortal para la isla.

 

"La gente lleva mucho tiempo diciendo que Cuba se derrumbará", dijo Michael McCarthy, un experto en asuntos venezolanos en la Universidad Johns Hopkins. "Cuba no se va a derrumbar. Los cubanos han pasado por peores cosas".

 

Los vínculos entre Cuba y Venezuela se han fortalecido drásticamente desde que Chávez ascendió a la presidencia en 1999. Chávez, amigo y aliado ideológico de Fidel Castro, ha ayudado a Cuba a soportar el embargo estadounidense.

 

Venezuela suministra más de 100.000 barriles de petróleo a Cuba en condiciones blandas, suministrando combustible para las nuevas plantas generadoras que proveen mucha más energía que cuando reinaban los apagones de los años 90.

 

Por su parte, Cuba envía brigadas de médicos para las barriadas pobres de Venezuela, además de maestros y asesores técnicos.

 

Los dos países trabajan para rehabilitar y modernizar el puerto cubano de Cienfuegos, donde administran conjuntamente una refinería. Se estima que su capacidad aumentará de 65.000 a 150.000 barriles diarios.

 

"El aporte venezolano anual para la economía cubana es de por lo menos 5.000 millones de dólares, es decir quizás la mitad de todos los ingresos en divisa extranjera de la economía cubana", dijo Hare. "Según toda medida razonable, Cuba es un satélite económico de Venezuela".

 

En contraste, los subsidios soviéticos ascendieron a 4.000 millones de dólares, sin ajustar por inflación, antes de que cesaron en 1991.

 

Un cable diplomático estadounidense fechado en febrero del 2010 y filtrado por Wikileaks menciona pronósticos de dificultades en Cuba, citando a un diplomático francés que no es identificado, según el cual cualquier inestabilidad en Venezuela provocaría "grave preocupación" en La Habana.

 

En meses recientes, Cuba ha empezado a implementar una serie de reformas económicas que el mandatario Raúl Castro, quien frecuentemente predica las bondades de la autosuficiencia, espera podrán sacar a la isla de su atolladero económico y hacerla más independiente.

 

"Los cubanos están siguiendo adelante con su programa de reformas económicas sin importar lo que ocurra con Chávez", dijo McCarthy.

 

Sin embargo, esas reformas están apenas en su etapa inicial, por lo cual la relación con Venezuela es de vital importancia para Cuba.

 

Caracas incluso está ayudando a Cuba a salir de la cuestionable distinción de ser la única nación en el Hemisferio Occidental que no está conectada con fibra óptica, al asistir en la instalación de un cable submarino con un valor de 70 millones de dólares. Esta conexión, que podría empezar a funcionar en las próximas semanas, podrá soportar unas 80 millones de llamadas telefónicas simultáneas y aumentará drásticamente la capacidad de internet de la isla.

 

Algunos cubanos han expresado consternación por la intensidad de la dependencia hacia Venezuela.

 

"Los intercambios entre Cuba y Venezuela son muy importantes así que me temo que regresaremos a los tiempos del 'Período Especial'", dijo Mirta Flores, una habitante de La Habana de 50 años de edad. "No quiero ni pensar en ello porque me angustia mucho recordar esos tiempos".

 

Eran tiempos en que las tiendas estaban vacías, las raciones alimenticias se redujeron y no había automóviles ni autobuses en las calles debido a la escasez de combustible. Había electricidad quizás unas cuantas horas al día. La gente no comía carne, bebía agua azucarada para desayuno, sembraba vegetales en sus propios jardines y compartía bicicletas para llegar al trabajo. Mucha gente perdió peso o sufría de problemas de salud.

 

Los recuerdos de ese "Periodo Especial" explican por qué los cubanos se estremecieron cuando Chávez anunció el 20 de junio que fue operado de cáncer.

 

El gobierno venezolano insiste en que la operación fue un éxito y Chávez ha expresado confianza en que su tratamiento le permitirá emprender una plena recuperación. Pero el gobierno venezolano no ha divulgado una prognosis, ni siquiera ha dicho de qué tipo de cáncer se trata.

 

"Nosotros los cubanos tenemos que estar muy preocupados ahora porque yo diría, somos totalmente dependientes de Chávez", opinó Rafaela Rojas, una oficinista de 55 años.

 

"Y no hablo sólo de Cuba, sino otros países también y los pobres en Venezuela también", en alusión al llamado ALBA, entre Venezuela y otras naciones sudamericanas.

 

Chávez incluso ha surtido de combustible de calefacción a precios módicos a varias comunidades en Estados Unidos.

 

"Si le pasa algo a Chávez no creo que saldrá nadie como él", dijo Rojas.

 

Las reformas económicas en Cuba podrían llevar a una mayor independencia económica, al igual que descubrimientos recientes de petróleo que han atraído el interés de compañías de España, China, Rusia y otros países. Habrá que ver si permitirle a los cubanos comprar viviendas y automóviles, y administrar pequeñas empresas y cooperativas, estimulará la economía. De cualquier manera, cualquier beneficio de los recientes recursos petroleros tardará años en descubrirse.

 

Con todo, el sistema socialista implantado por Fidel Castro ha sobrevivido una y otra vez a desafíos como los complots de la CIA, el embargo estadounidense, las penurias durante el "Período Especial" y el retiro de Fidel Castro hace cinco años.

 

En noviembre, al conmemorar el décimo aniversario del pacto entre Venezuela y Cuba, Chávez y Raúl Castro renovaron el acuerdo por otros 10 años. Y el mes pasado, apenas días antes de la operación de Chávez, los gobiernos de Caracas y La Habana firmaron acuerdos sobre 100 proyectos conjuntos distintos que tienen un valor total estimado de 1.300 millones de dólares.

 

Aun si el cáncer obliga a Chávez a separarse del poder, es poco probable que esos vínculos económicos desaparezcan de un día para otro.

 

"Yo supongo que seguirá la continuidad de la política petrolera por un tiempo más", declaró McCarthy en la Universidad Johns Hopkins. "Esto ha estado vigente por 11 años. Aunque surja un gobierno de oposición (en Venezuela), ese nuevo gobierno tendría que medir sus pasos para revertir todas estas medidas".

 

 

Colaboraron con este despacho los periodistas Anne-Marie García en La Habana y Lisa J. Adams de Ciudad de México.