Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Los Protectores de la Fe

 

Fernando Ravsberg, BBC Mundo

 

Con la Santa Inquisición Católica compara el intelectual Daniel Díaz el rebrote en Cuba de "esa triste costumbre de acusar a la ligera, amparándose en la impunidad que otorga pertenecer a alguna estructura de poder difícilmente cuestionable".

 

En su carta pública agrega que semejante práctica "no es un mal propio de una época ni de un sistema político, es un uso aberrado de la autoridad que puede afectar a cualquier grupo humano, en cualquier lugar o época, y no es tan raro como suele creerse".

 

 

Hoy en la isla estos "Protectores de la Fe" vuelven a la carga con una ofensiva contra todo proyecto independiente que se escape a su control. Esta vez tiran las piedras sin mostrar la mano, lo cual podría significar que ya no tienen tanto respaldo oficial.

 

Mientras el país está inmerso en encontrar fórmulas para convertir utopías en realidades y "metas sobrecumplidas" en comida sobre la mesa, ellos debilitan la nación dividiéndola entre herejes y fieles, convirtiendo en enemigos a los irreverentes.

 

Acusan a Daniel y a otros intelectuales de trabajar para el imperio, señalan a la página Havana Times como vocero de la disidencia, suicidan a La Joven Cuba y prohíben el proyecto cultural la "Opera de la Calle" por el pecado mortal de vivir de sus salarios.

 

La revista católica Espacio Laical considera que lo hacen para "mantener el viejo status quo de las instituciones civiles", y pide terminar con las diatribas sin fundamento, la descalificación y el "descrédito contra los proyectos emergentes y sus líderes".

 

En esta ocasión otras voces se suman a los contestones de siempre, el Presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, Miguel Barnet, rechazó públicamente "este agravio injustificable, ante el cual toda disculpa resulta insuficiente".

 

Explicó que "Desiderio Navarro y Víctor Fowler, ambos miembros del Consejo Nacional de la UNEAC, así como Lina de Feria, Reina María Rodríguez y Daniel Díaz Mantilla, (...) son escritores que día a día trabajan en defensa de la cultura cubana y merecen todo nuestro respeto y nuestra confianza".

 

Algunos de los jóvenes que escriben en Havana Times contrataron un abogado para presentar una querella judicial por infamia contra quienes los acusaron. Toda una osadía eso de querer llevar a los tribunales al Tribunal de la Santa Inquisición.

 

Tampoco quedó sin respuesta la bajada de telón a la Opera de la Calle. Aun a sabiendas del poder que tienen quienes dieron la orden de cierre, el Consejo Nacional de las Artes Escénicas (CNAE) publicó una carta apoyando abiertamente a esa compañía.

 

La dirección del organismo dijo que la "Opera de la Calle" cumple un importante papel cultural en la comunidad por lo que seguirá trabajando en su local para lo cual recibirá una subvención estatal. Hicieron todo lo que estaba en sus manos.

 

Casi al mismo tiempo, el blog La Joven Cuba -de la Universidad de Matanzas- anunció que desaparecía sin dar ninguna explicación. Las especulaciones hablan de censura dado que son jóvenes que defienden el socialismo desde posiciones críticas.

 

En Camagüey otra joven periodista del diario local escribió un excelente artículo comparando los gastos que realiza el Partido Comunista provincial mudando su sede con la escasez crónica de materiales que sufren las obras sociales de los alrededores.

 

La nota, publicada en su blog personal, Nube de Alivio, duró apenas un par de días. Los "Defensores de la Fe" la presionaron para que la retirara aduciendo que no encaja dentro de la "doctrina" y podría ser usada por los seguidores de satán.

 

Martin Luther King decía que lo más preocupante "es el silencio de los buenos". Coincide Desiderio Navarro cuando asegura que la "falta de la debida respuesta pública a estos personajes los anima a acciones más agresivamente violatorias de la Ley socialista".

 

Desiderio exige terminar con la difamación "como instrumento de la política cultural neoestalinista que determinadas nostálgicas personas y cofradías aisladas siguen tratando de imponer en Cuba, utilizando medios y cargos de instituciones estatales y sociales".

 

La esperanza revive con las respuestas de Desiderio o Daniel, en la crónica camagüeyana y en el editorial de Espacio Laical, con los chicos irreverentes de Havana Times, el Consejo de las Artes Escénicas defendiendo la verdad y la UNEAC enfrentando la calumnia.

 

Hace poco una colega me acusaba de ser optimista pero no puedo evitarlo porque creo que esta vez no alcanzarán las hogueras para quemar a tanto "hereje" que anda por ahí queriendo hacer de Cuba una nación con todos y para el bien de todos.