Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Los “indignados cubanos” abrirán su alma al Papa

 

Le contarán todas las vicisitudes que vive el pueblo bajo un régimen totalitario

 

Jorge P. Martínez / martinoticias.com

 

Varias organizaciones cubanas localizadas en el oriente de la isla se disponen a crear un clima de tensión política, que obligue al régimen a manifestarse tal como es: un régimen de represión política, durante la visita que realizará el papa Benedicto XVI a Santiago de Cuba en marzo de 2012.

 

El periodista independiente Víctor E. Sánchez, de la Agencia de Prensa Libre Oriental (APLOPRESS) escribió en la página web Desde La Habana, que las demandas de los indignados cubanos deben ser muy concretas: No al monopolio estatal; libertad de culto: escuelas y medios para todos; médicos y medicinas para los cubanos; abajo la oligarquía política; hambre cero; no a la desintegración familiar…

 

La licenciada Yusmila Reyna Ferrera, directora de APLOPRESS, dijo a martinoticias.com que el pueblo siente la necesidad de pronunciarse y manifestar nuestras inconformidades con las diferentes políticas que tiene el Gobierno, pero sobre todo con las injusticias que ocurren a diario en materia social, de derechos humanos (…) los familiares que tenemos en prisión”.

 

Antonio Rodiles, Coordinador del Proyecto Estado de SATS, señaló que “todo cubano tiene derecho a manifestar públicamente sus reservas y sus descontentos, pero hay que tener cuidado de hacer acciones para provocar la violencia. No se debe ir a una acción, ya sea pública o en cualquier espacio privado con la intención de provocar la violencia; no creo que esa sea una buena visión”.

 

“El estado de descontento es mucho (…) será un acto cívico y de protesta por todas las violaciones que ocurren a diario en Santiago de Cuba (…) hemos considerado que ellos puedan tomar represalias, que puedan encarcelar a muchos de nosotros, pero también pensamos que el Gobierno no está en condiciones de tomar tales medidas, por las protestas que hay y la influencia internacional”, indicó Ferrera.

 

Agregó que “continúa el hambre, los problemas del agua, de la vivienda; muchos problemas que tiene el pueblo que aunque no lo exprese en forma de protesta, si lo va a hacer de forma espontánea” frente al Papa.

 

Sánchez dijo que las acciones, estrategias y manifestaciones partirán de las decisiones personales de cada individuo.

 

“Siempre yo creo que uno debe ir con la actitud, de que bueno, éste es mi derecho, debo poder ejercerlo sin ser reprimido y sin ser violentado (…) que las personas que vayan a realizar cualquier acción no partan de que voy a hacer algo para que tú me reprimas, y la gente vea tu verdadero rostro (…) no me parece que es el mejor enfoque”, señaló Rodiles.

 

Dagoberto Valdés, director de la Revista Convivencia, afirma que ninguna organización, ni persona, debe tratar de interrumpir la presentación en marzo próximo del papa Benedicto XVI en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, en Santiago de Cuba.

 

“La misa que va a celebrar el Santo Padre es un acto religioso y sagrado. Por lo tanto, debe ser respetada por creyentes y no creyentes. La misa es un acto sagrado que responde al culto de una religión y para nada debe ser utilizada para expresar opiniones políticas de ninguna de las dos partes”, dijo Valdés a martinoticias.com.

 

El opositor Randi Caballero, quien reside en Guantánamo, señala que la visita de Benedicto XVI a la región oriental del país es una oportunidad única para hacerle saber al Pontífice las penurias que padece el pueblo cubano, y lamenta que algunos piensen que no es el momento oportuno, porque podría “afear su visita a la isla”.

 

“El riesgo vale la pena y vamos a tratar de aprovechar esa magnífica oportunidad (…) para hacerle llegar nuestro reclamo de libertad al Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, para que él conozca de nuestras manos y de nuestras voces, los abusos y las violaciones de los derechos humanos que se cometen aquí en esta isla”, dijo Caballero, miembro del Movimiento Juan Pablo II y de la Agencia Democrática Oriental.

 

El ingeniero en Ciencias Informáticas Eliécer Ávila manifestó a martinoticias.com que él coincide con las personas que tratan de abrirle los ojos al Papa sobre la situación que vive el pueblo cubano.

 

“Me parece una cosa totalmente legítima y normal. No veo nada extraño en eso. Es una decisión personal, de quienes sufren, de quienes tienen los problemas”, señaló Ávila.

 

Agregó que normalmente situaciones como éstas no deben ocurrir. “Que no haya necesidad de sabotear o ennegrecer el momento en que el Papa esté hablando, que esté realizando su misa; no debiera existir la necesidad de interrumpirlo ni mucho menos ahí. Lo normal sería que el Papa pudiera reunirse con los principales representantes de cualquier grupo social que quieran manifestarle sus preocupaciones, sus demandas y sus problemas”.

 

El periodista independiente Víctor E. Sánchez, de la Agencia de Prensa Libre Oriental (APLOPRESS) escribió en la página web Desde La Habana, que los “indignados cubanos” estarán presentes durante la visita del Papa a Cuba.

 

Señaló que numerosas organizaciones localizadas en el oriente de la isla se disponen a crear un clima de tensión política, que obligue al régimen a manifestarse tal como es: un régimen de represión política, durante la visita que realizará el papa Benedicto XVI a Santiago de Cuba en marzo de 2012.

 

Significado de la palabra indignación, según la Real Academia Española:

 

(Del lat. indignatĭo, -ōnis). 1. f. Enojo, ira, enfado vehemente contra una persona o contra sus actos.