Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Los Castro no necesitan el petróleo venezolano para sobrevivir

 

Claudia Vergara, en El Correo de Cuba

 

Últimamente la prensa internacional ha comenzado hablar de un posible "colapso" del gobierno venezolano que afectaría la economía cubana y a los "cambios" emprendidos por Raúl Castro arrastrando al régimen de la Isla a la "bancarrota". En mi opinión, no va ocurrir ni lo primero ni lo segundo.

 

Veamos primero, el "colapso" venezolano

 

Es muy aventurado y atrevido de mi parte decir que el Gobierno Bolivariano de Nicolás Maduro no va a caer tan fácilmente como piensan algunos expertos en materia económica y política. El gobierno venezolano aprendió muy bien las lecciones recibidas por el régimen de los Castro y pretende perpetuarse en el poder igual que sus maestros.

 

La cúpula gobernante en Venezuela, además de controlar todo el dinero que produce el petróleo y otra fuente de ingreso, controla el ejército, la Guardia Nacional, los fiscales, los jueces, el Tribunal Supremo, la Asamblea Nacional... y mientras "dialoga" con la oposición, reprime con más fuerza, crea leyes más represivas y gana tiempo.

 

La oposición venezolana está acorralada, no tiene espacio para enfrentar al gobierno desde la democracia; cualquier otra forma legítima de lucha, será catalogada de "terrorismo". Y la prensa libre e independiente está casi totalmente aniquilada. Esa es la realidad venezolana de hoy.

 

La oposición se ha quedado sola, sin los derechos fundamentales de los ciudadanos y sin protección legal. Los gobernantes de otros países, llamados "democráticos", y organismos internacionales le han dado la espalda. Sólo se han limitado a decir "estamos preocupados" con la situación en Venezuela mientras miran para otro lado para no ver la brutal represión contra los estudiantes, como mismo hicieron con Cuba en los años 1959 y 1960 cuando se sucedían a diario fusilamientos y se encarcelaban a muchos cubanos condenados a 30 años de prisión.

 

El "colapso" económico en Venezuela ya existe. Se puede ver y palpar en los mercados. Los venezolanos están sufriendo la escasez de alimentos básicos por primera vez en sus vidas, al igual que los cubanos lo han sufrido a lo largo de más de 50 años.

 

Ahora, lo segundo. Hagamos un juego hipotético. Viajemos a una isla imaginaria.

 

¿Qué pasaría en Cuba si sucede el supuesto "colapso final" en Venezuela?

 

Nada. Absolutamente nada.

 

Los Castro están acostumbrados a los "colapsos" tienen mucha experiencia en el tema y nunca su familia y allegados han sufrido una "bancarrota". Además, tienen un fuerte control sobre la población aplicando el terror, la represión y las cárceles, lo que intimida y aterroriza a los ciudadanos a manifestarse en las calles como ocurre ahora en Venezuela. Pero ellos, los Castro, saben como jugar el "juego de los colapsos" y siempre logran "engatusar" algunos presidentes o funcionarios de otros países con "ideales a fines" y los convierten en "salvadores" con "manos divinas" -esto es algo diabólico- que llenarán nuevamente los bolsillos de los Castro con dólares o euros -ya lo hizo Lula da Silva y Dilma Rousseff, ahora lo pretende hacer la Unión Europea-; claro, nunca lo hacen con su propio dinero, siempre lo hacen con dinero de los contribuyentes.

 

Tal vez en este supuesto "colapso", los Castro le vendan parte de la isla a los rusos o los chinos. O quizás el actual y "generoso" presidente estadounidense le extienda su "mano divina" y les haga nuevas "concesiones" para que el Departamento del Tesoro pueda emitir licencias que eliminen las restricciones que impone el embargo y para que los turistas y empresarios estadounidense puedan viajar a la isla y disfruten de los "contactos pueblo a pueblo", siempre que previamente hayan pagado altos precios de visados y pasaportes en el Consulado cubano; también haya pagado los caros pasajes de avión a las agencias de viajes vinculadas con el régimen, y sin olvidar las altas tasas de aduana del aeropuerto de La Habana.

 

Para los que vivimos en Cuba y hemos pasado por diferentes etapas, desde la escuela primaria hasta la Universidad, no resulta nada novedoso un nuevo "colapso económico" del sistema socialista cubano porque siempre hemos vivido en "bancarrota".

 

Los cubanos que hemos vivido la "Era Soviética", la "Era del CAME", la del "Bloque Socialista", la "Era de los Chinos"... siempre hemos estado dentro de un profundo y permanente "Período Especial", aunque no se conociera con ese nombre en la década de los 60. Desde esa misma década, los cubanos hemos vivido en penurias; haciendo largas colas (filas) para comprar los alimentos racionados por la "Libreta de Abastecimiento". Hemos vivido sin leche, con un "pan" al día hecho con una rara mezcla de harina y boniato... con dos bragas al año y menos de 12 compresas sanitaria al mes... Y que decir de la "Éra de la Unión Soviética", cuando enviaban miles de barriles de petróleo al día a la Isla, y el gobierno de Fidel Castro sólo nos "daba" 25 litros de gasolina al mes. La vida del pueblo cubano hace mucho rato que "colapsó".

 

Cuando se produzca el hipotético "colapso" en Venezuela, el pueblo cubano volverá a otro nuevo "Período Especial" -al cual ya está acostumbrado-, sufrirá más escasez o se agudizará más la que tienen, comerán más "moringa", sufrirán más apagones, seguirán viajando en coches tirados por caballos... mientras los Castro y compañía -quienes nunca han sufrido un "Período Especial"-, seguirán viviendo, como hasta hoy, en las majestuosas casonas confiscadas a los "burgueses capitalistas", disfrutarán sus vacaciones en lujosos yates de recreo, comerán buenos alimentos importados del "mundo capitalista" y beberán leche con "probióticos", y disfrutarán del buen vino español, regalo de la Unión Europea.

 

Para los que hayan leído hasta aquí; les digo, si esperan ver un "cambio" en Cuba con el "colapso" del Gobierno de Maduro, les recomiendo que se acomoden bien en sus sillas porque la espera es larga, a no ser que la madre naturaleza sea tan generosa y se lleve a los Castro del planeta Tierra. Hasta entonces, no habrá cambios en Cuba.