Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

LAS VARIANTES DE LA REPRESIÓN CASTRISTA

 

Guillermo Fariñas Hernández, Santa Clara, en Diario de Cuba

 

I. La 'variante dulce'

 

Según estudios de equipos multidisciplinarios oficiales, existen dos variantes de represión contra los opositores. Esta es una de ellas.

 

El crecimiento de la oposición pacífica cubana preocupa al recién establecido raulismo, algo instituido por decreto dentro de la Isla. El término Equipo Multidisciplinario (EMD) es pronunciado sotto voce en los secretos predios de las instituciones represivas y repercuten indirectamente en los organismos de hacer política para gobernar.

 

Los EMD son grupos de profesionales que comprenden las más disímiles esferas científicas. Tales profesionales sirven a las fuerzas represivas gubernamentales, aplican sus conocimientos académicos para guiarlas en su lucha contra los demócratas isleños. Sus objetivos consisten en fundamentar las orientaciones a seguir con los opositores.

 

Los EMD pertenecientes a la Dirección General de Contra Inteligencia (DGCI), la Contra Inteligencia Militar (CIM) y el Departamento Ideológico del Partido Comunista de Cuba (DI-PCC) han puesto sobre la mesa de trabajo del nuevo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros sus propuestas para acabar con la oposición no violenta. La llamada "Variante Blanda" de esas propuestas describe los pasos a dar para lograr el ablandamiento espiritual de los disidentes. Su tarea es obtener la disminución del espíritu de lucha de los prodemócratas.

 

Los "tanques pensantes" (think tanks) que defienden esta opción, argumentan que ella no traerá altos costos políticos. Pues el gobierno no victimizará a sus oponentes de forma notoria, al no atacarlos o encarcelarlos. Todo ello en la búsqueda de aceptación del ejecutivo de Raúl Castro por parte de los gobiernos de Unión Europea.

 

En algunas exrepúblicas de la desaparecida URSS esto se logró hacer muy exitosamente. No por casualidad es Bielorrusia la única nación europea en el Movimiento de Países No Alineados, pues su disidencia histórica contra el comunismo resultó comprada.

 

Cada uno de los EMD tiene en sus nóminas a varios psicólogos dedicados a evaluar las personalidades de los opositores anticastristas. Estos psicoanalistas hacen mucho énfasis en la estructura del ego de cada uno de los oponentes no violentos y estudian, sobre todo, cómo poder manipular cada uno de esos egos a su favor.

 

Los opositores cubanos se enfrentan, pues, a una persecución implacable de parte de los mecanismos represivos y de control social del gobierno. Este ensañamiento toca los planos individuales, familiares, laborales, profesionales, económicos, estudiantiles e íntimos, por lo que la cuota de sufrimientos a pagar siempre es alta.

 

Cuando estos disidentes relegados a un segundo plano comienzan, de pronto, a recibir premios y reconocimientos internacionales con un sustancial respaldo financiero y sus respectivos egos no están preparados para ello, resulta un problema asumir estas sorpresivas congratulaciones. Por tanto, sus "yo internos" pudieran volverse erráticos y torpes.

 

No todos los hombres y mujeres son competentes para asumir la fama de ser conocidos de forma repentina e internacionalmente. Tampoco para poseer de pronto ganancias y facilidades materiales, nunca siquiera soñadas mientras son perseguidos. Amén de que si estos seres humanos proceden de una sociedad cerrada, serán blancos más fáciles de sí mismos.

 

Uno de los mecanismos de defensa más pueriles en esas condiciones es la ostentación pública de las riquezas alcanzadas. Pero el mostrar las fortunas obtenidas a un pueblo que vive en la miseria y precariedad material, que lleva a la espiritual, constituiría una decisión políticamente desatinada de parte de los disidentes recién reconocidos.

 

Claro que antes de ser seres políticos estos prodemócratas cubanos son seres humanos, motivo por el cual nunca serán perfectos. Pero habrán de cuidarse de las tentaciones que, de modo sutil, los represores colocan ante ellos.  Pues estarían expuestos a caer en varias trampas al intentar disfrutar de aspectos consumistas de la realidad circundante.

 

En estos casos, el ciudadano de a pie se conformaría una imagen muy desfavorable de la siempre atacada oficialmente oposición pacífica. Agréguese a esto que si las actitudes de enfrentamiento al régimen totalitario decayeran, ellos no profundizarían en las causas de la carencia de derechos y prestarían menos atención a la violencia y sus ejecutores.

 

Unos supuestos opositores pacíficos prefabricados estarían a la espera para suplantar a los oponentes auténticos, obnubilados éstos por la fama y las tardías prosperidades materiales. Estos otros tendrían una bien fabricada imagen, de ser poseedores de una austeridad pública y pactarían con el gobierno acuerdos favorables a quienes están hoy en el poder. Una máxima a seguir por los represores castristas en las maniobras contra la disidencia interna pertenece a Joseph Fouché: "Antes de atacar al enemigo, primero trata de conocer… si tiene precio".  

 

El aumento de organizaciones de la oposición no violenta preocupa al gobierno, pero Raúl Castro no es Fidel, quien se creía algo así como un semidios. El nuevo caudillo sabe trabajar con equipos multidisciplinarios y, sobre todo, no le molesta escuchar opiniones por discrepantes que sean.

 

Los EMD han propuesto a Raúl Castro y a su equipo lo que reza el refrán latino: "in cauda venenum", que se interpreta como: "en la cola está el veneno". Al igual que en el escorpión, esas prebendas para desarmar a los incautos contienen una mortal ponzoña. Y constituyen una forma poco costosa de aplicar a la oposición una "variable dulce" de la represión.

 

Existe, por otra parte, una variante dura o amarga, de la cual me ocuparé en un próximo artículo.

 

II . La 'variante amarga'

 

Crecen cada vez más los cubanos críticos con el gobierno raulista, y los mecanismos represivos para el control social se ven impotentes ante el aumento de estas fuerzas. Raúl Castro ha pedido consejo de cómo enfrentar este hecho a los represores de oficio y, amén de la "variante dulce" a la que me referí en un artículo anterior, el Equipo Multidisciplinario (EMD) del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CC-PCC) adelantó una variante mucho más extrema.

 

El Departamento Ideológico del CC-PCC, cuyas funciones antes eran de mera vigilancia ideológica (como Departamento de Opinión del Pueblo), ha asumido a partir del raulismo funciones represivas activas. Estos guardianes de la pureza de los pensamientos de la Revolución consideran que es un suicidio político permitir cualquier tipo de disidencia conocida dentro de la Isla. Creen que la intolerancia más drástica con los adversarios es la mejor arma de negociación con el mundo capitalista occidental para salir de la crisis económica.

 

Para tener una sustentación filosófica plausible se aferran a las concepciones trasnochadas del rector de la Escuela Superior del PCC, el confeso estalinista Raúl Valdés Vivó. Tales concepciones suponen el encarcelamiento y la desaparición pública (y hasta física) de los opositores cubanos. O, cuando menos, su aislamiento total. 

 

Tienen como modelo la perdurabilidad en el tiempo del régimen totalitario de Corea del Norte. Sin embargo, no toman en cuenta el contexto geográfico: la lejanía de Corea del Norte respecto a los EE UU, y su cercanía espacial e idiosincrática a la República Popular China, una potencia nuclear con la que es preferible no entrar en guerra.

 

Ellos conocen que, en caso de insistir en la represión violenta, se dejaría de contar con buena parte de la solidaridad internacional cuidadosamente cultivada durante décadas. Y se crearían pretextos a las naciones más industrializadas del planeta para realizar una intervención humanitaria en el país. A pesar de ello, un grupo de científicos sociales recalcitrantes de este EMD, entre los que se cuentan psicólogos, sociólogos, politólogos, filósofos y hasta demógrafos, arguyen que la disidencia es un cáncer en crecimiento, por lo que es necesario extirparlo a tiempo o toda la sociedad cubana hará metástasis.

 

En varias reuniones a puertas cerradas, efectuadas entre profesores de las Escuelas Superiores del PCC e integrantes de Departamentos Ideológicos Provinciales del PCC, fueron abordados estos tópicos. Se plantearon los pros y los contras que acarrearía retener a los elementos contestatarios en comunidades rurales incomunicadas.

 

En una actividad celebrada en el repleto teatro de la Escuela Superior del Partido Antonio "Ñico" López de Jaimanitas, La Habana, los asistentes le escucharon al Coronel Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico del CC-PCC, quien presidía aquella reunión, serias propuestas encaminadas a aislar a los disidentes en sitios campestres.

 

Tales propuestas suponen 21 pueblos cerrados, con poblaciones fluctuantes entre 500 y 1.500 habitantes. Cada una de las regiones militares del país (correspondientes a los los Ejércitos Occidental, Central y Oriental) contaría con siete de estos pueblos. Todos ellos localizados en zonas montañosas o de difícil acceso, para aislar del mundo exterior a la oposición no violenta y pública.

 

Fueron expuestos como posibles "pueblos cautivos" los occidentales poblados de Gramales y El Brujito en la provincia de Pinar del Río, así como las comunidades campestres de Badón, Juan Zapote, Lotería y Mendoza en la provincia Habana. Mientras que por Isla de la Juventud se ofrecía el pueblo de La Cañada.

 

Por la región central el conferenciante citó a los asentamientos campesinos de Murga en Matanzas, y los de Aguijón, Pando y El Quirro en Villa Clara. Así como La Bandolera en Cienfuegos, el poblado de Sopimpa en Sancti Spíritus, y Corcho por Ciego de Ávila.

 

En el territorio oriental estos asentamientos serían Ave María de Camagüey, El Silencio en Las Tunas, Purnio por Holguín, Cautillo en Granma, Felicidad en Guantánamo, y Perseverancia, junto a El Iris, en Santiago de Cuba.

 

Fue aquel cruel fundador de la CHEKA y los GULAG nombrado Féliks Edmúndovich Dzerzhinski, quien declaró sobre estos temas: "Para mantener la pureza del comunismo no debemos ser blandos, a veces es mejor para todos en la construcción de la nueva sociedad usar El Método de Aislamiento en Laboratorio".

 

Varios de los más lúcidos reunidos en el teatro de la Escuela Superior del Partido Antonio "Ñico" López hablaron con impotencia, aunque con sumo cuidado, del momento histórico contemporáneo, donde no existe otra superpotencia mundial que contrapese a los EE UU. Ni China y mucho menos Rusia quieren jugar al duro con los yanquis, pues éstos fueron comprados ya por la economía de mercado.

 

De entre los congregados allí salió un consenso: para tomar tan extremas medidas la correlación de fuerzas internacionales tendría que cambiar, pues en las actuales condiciones no es posible ejecutarlas. Sería necesario entonces romper la imagen de pacifismo de los contestatarios nacionales, asociándolos a acciones terroristas del exterior. Trastocar la imagen de los pacíficos anticastristas de víctimas a victimarios constituiría el único modo de hacerlos vulnerables respecto a la oponión pública nacional e internacional.

 

Quienes sostienen esta forma de anular a la oposición cívica no olvidan que existe fuera de Cuba un mundo que los observa y evalúa. Pero, así y todo, la desesperación aumenta entre la nomenklatura raulista, y algunos piden que se ponga en práctica la "variable amarga" de la represión.