Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

La ayuda española y el régimen cubano

 

Grace Piney, Especial para El Nuevo Herald

 

La política internacional será fundamental para el nuevo liderazgo español.

 

El jefe de gobierno, Mariano Rajoy, ha señalado como prioritarias las relaciones con Estados Unidos, Iberoamérica y el Magreb. De ello se puede deducir que la Cooperación Internacional para el Desarrollo (CID) va a ser un asunto al que se debe prestar atención.

 

El Partido Popular ha anunciado que hará reformas económicas; tendrá que hacerlas también en la política de Exteriores y de Cooperación. Un caso: la idea de la Cooperación con Cuba, en su totalidad, debe ser replanteada y para ello debe estudiarse qué es lo que ha estado haciendo España con/en Cuba.

 

En principio, hay un acuerdo firmado entre La Habana y Madrid en el 2007 (Acta de la VIII reunión de la Comisión Mixta (intergubernamental) Hispano-Cubana de Cooperación), que debería ser retomado. Pasando por encima de los Planes de la Cooperación española, es en este documento donde quedan establecidos los términos de la Cooperación con Cuba: Cuba determina qué dinero recibe, para cubrir qué objetivos y conceptos y cómo se ejecuta, única y exclusivamente a través del Estado (de Cuba, lógicamente), incluso aunque los proyectos sean presentados y reciban los fondos prestigiosas instituciones internacionales.

 

La Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) de España ha aumentado en los últimos años. De 716,856,528.96 euros netos en el 2003 se elevó a 5,115, 771,055.70 en el 2010.

 

La AOD incluye ayuda bilateral y multilateral. Las cuentas que publica el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación (MAEC) no siempre se desglosan por países, pero sí está bastante detallada la ayuda bilateral. Del 2003 al 2010, Cuba ha recibido un mínimo de 37,527,029.92 euros de la Ayuda Oficial al Desarrollo de España.

 

La ayuda bilateral de España a Cuba ascendió a 12,844,782.25 euros en el 2003; 14,031,544.74 euros (2004); 13,278,574.00 euros (2005); 15,655,250.49 euros (2006); 20,197,879.86 euros (2007); 34,362,864.66 euros (más 3 628,172.99 euros en conjunto con Haití) en el 2008; 32, 902,523.51 euros (más 271,500,00 euros también compartidos con Haití) y 36,382 378,39 euros en el 2010.

 

La ayuda multilateral de España del 2003 al 2005 no aparece desglosada por países. Igual sucede con la información del 2007.

 

EL MAEC publica que en el 2006 la ayuda multilateral a Cuba fue de 301,102,03 euros y de 8,562,593.00 euros en el 2008, a lo que hay que sumar 765,069,12 euros que fueron compartidos con Haití. La cifra del 2009 ascendió a 300,422,86 euros y en el 2010 llegó a 1,144,651.53 euros, pero ambos números pueden contener errores y ser incluso mayores.

 

Los datos están extraídos de la información que publica el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España (MAEC). Lamentablemente, parece haber más errores de los que pudiéramos desear para hacer un buen estudio de la Cooperación española. Algunos posibles errores en referencia a Cuba: en las cuentas del 2008, en ayuda bilateral, hay una partida de 1.21 euros para la industria farmacéutica; en ayuda multilateral del 2010 hay partidas de 27.60 euros para “centrales hidroeléctricas”, cuando en realidad esos números deben ser en miles e incluso millones.

 

El gobierno de Cuba despliega una “ofensiva” constante para captar fondos españoles. La Habana mantiene un equipo de trabajo en España para cumplir este objetivo y hay una alarmante cantidad de instituciones legalmente constituidas en España cuyos fines son precisamente buscar dinero para Cuba.

 

Además de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) que destina España a Cuba, hay otra ayuda “no oficial” en la que entran “donaciones”, “asignaciones directas”, etc., de empresas y otros entes públicos y privados. En este caso, corresponde a presupuestos sobre los que no hay obligación de transparencia y por lo tanto no se hacen públicos. Esas cifras superan con creces los fondos de la AOD y no podemos seguirles el rastro. Para una dictadura y sus financiadores la situación es ideal.

 

Probablemente lo más significativo de las cuentas que publica el MAEC en lo referente a Cuba no sean las estadísticas ni por medio de qué instituciones se canalizan, lo cual no deja de ser interesante. Lo significativo es lo que hay detrás de ello: el objetivo para el que se destinan los fondos y cómo se gestionan en cada caso.

 

La AOD debería contar con la participación de los Estados pero tiene que ser la sociedad civil la que promueva, participe y ejecute las acciones. Este es uno de los presupuestos teóricos fundamentales, sine qua non, para la CID y, por tanto, para la AOD. Está claro tanto en la historia y evolución de la CID como en los acuerdos internacionales que la sustentan.

 

La Cooperación dirigida a fortalecer las estructuras estatales se justifica cuando equivale a que al fortalecer al Estado se fortalecen sus relaciones con la sociedad civil. No se justifica cuando equivale a proporcionarle recursos a un régimen para que pueda continuar vulnerando los derechos de la sociedad civil y reforzando su posición y acción de violencia legal, legitimada, en este caso, por la agencia internacional (Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo) que concede los recursos. Tiene sentido cuando el Estado actúa como garante de los derechos que, lógicamente, no es lo que sucede en Cuba.

 

Sería bueno adentrarse en la revisión de los proyectos y programas que se ejecutan en Cuba con presupuesto español.

 

Entre los objetivos para los que España ha estado concediendo fondos a Cuba (un estimado 500 proyectos y programas anuales) en los últimos años se encuentran:

 

• “Cooperación policial con otros países. Formación de mandos y policía especializada. Compra y envío de material policial diverso, a fin de mejorar la operatividad policial de esas instituciones y cuerpos de seguridad”;

 

• “Proyecto de fortalecimiento sindical que comprende la capacitación de líderes sindicales”;

 

• “Campaña de sensibilización sobre la situación del pueblo cubano, debido al bloqueo y la ley Helms-Burton y otras vulneraciones de los Derechos Humanos”;

 

• “Cuba, un país solidario”, descripción: “Se trata de hacer una serie de charlas, conferencias y actos públicos donde dar a conocer la realidad actual cubana, no la que nos presentan los medios de comunicación oficiales. Ante la brutal campaña informativa para desestabilizar el gobierno Cubano, demostrar con imágenes y testigos que [copia textual con errores aparecidos en el documento MAEC] “las damas de blanco? no sueño tanto blancas y que los disidentes, no sueño disidentes políticos. Los cubanos no encarcelan a los ciudadanos para tener una opinión política diferente”.

 

• “Cuba, un país diferente”, descripción: “Actividades de sensibilización y difusión de la entidad, como conferencias, charlas, participación en ferias de solidaridad con el fin de denunciar el bloqueo económico a Cuba, así como para difundir los programas de solidaridad de Cuba”.

 

• “Cubainformación”, descripción: “Mejorar el impacto del proyecto de comunicación más avanzado sobre cooperación y solidaridad con Cuba”. Canaliza: Asociación Euskadi-Cuba.

 

Del 2006 al 2009, Cubainformación ha recibido en total 349,239.74 euros. En el 2010 fueron comprometidos 229,366.00 euros.

 

El PP podría encontrar polvo debajo de la alfombra en casos como el del dinero concedido por la Comunidad Autónoma del País Vasco. De los fondos comprometidos en el 2010 ha sido desembolsada una parte. Se trata de un programa de sensibilización que será bianual. La segunda transferencia se habrá hecho en el siguiente ejercicio fiscal y la habrán pagado los españoles en el año 2011.

 

Estas son las cuentas españolas con respecto a Cuba. España está obligada a la transparencia de sus cuentas y muy especialmente cuando se trata de las cuentas de la AOD.

 

De los presupuestos de Cuba no hay esa transparencia, ni nada similar. Sería interesante poder hacer el seguimiento de todo el dinero que recibe La Habana por concepto de Ayuda Oficial al Desarrollo, que no se limita a la que recibe de España y que, en la práctica, para lo que está sirviendo es para el sostenimiento de la dictadura castrista, bajo el presupuesto del fortalecimiento de las estructuras administrativas (estatales) y otros conceptos que pertenecen a las buenas prácticas de la CID.