Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Kissinger solicitó planes militares contra el gobierno de Cuba

 

El ajedrecista de la diplomacia internacional perdió la tabla en 1976, después que Fidel Castro interviniera en Angola, revela un nuevo libro basado en documentos desclasificados.

 

Rolando Cartaya, Martínoticias

 

El secretario de Estado de la administración Ford, Henry Kissinger, pidió en 1976 elaborar planes para dar una respuesta militar al gobierno de Cuba en caso de que, después de su intervención en Angola, desplegara fuerzas militares en otro país de África.

 

 

La revelación -reporta The New York Times- forma parte de un nuevo libro basado en documentos desclasificados por la Biblioteca Presidencial Gerald Ford en respuesta a una petición de la entidad privada National Security Archive.​

 

Según Back Channel to Cuba, de William M. LeoGrande y Peter Kornbluh, dos conocidos estudiosos de asuntos cubanos, Kissinger estaba particularmente irritado porque Fidel Castro, al intervenir en Angola, había despreciado una oportunidad -impulsada por él en secreto- para mejorar las relaciones con Estados Unidos y había dislocado el equilibrio mundial que él se había esmerado en construir.

 

Kornbluh, hablando sobre el tema para la radio pública de Estados Unidos (NPR), recordó que Kissinger estuvo utilizando canales informales para abrir una ventana de oportunidad a fin de normalizar las relaciones con Cuba ."En un período de 18 meses hubo varias reuniones secretas [con emisarios cubanos] que culminaron en una sesión de negociaciones de tres horas en la habitación 727 del Hotel Pierre, en Nueva York", precisa.

 

Pero a fines de 1975 Castro envió 36.000 militares a Angola para apoyar, en la guerra civil del país africano, al prosoviético Movimiento Popular para la Liberación de Angola (MPLA) de Agostinho Neto contra la UNITA de Jonas Savimbi y el FNLA de Holden Roberto.

 

Los funcionarios convocados a la reunión con el Secretario de Estado esbozaron planes para aplicar medidas graduales en varios campos, comenzando por el político, económico y diplomático y, en caso de fracasar estas, el militar, a fin de hacer saber a Moscú y La Habana que no podrían arrogarse impunemente el derecho a intervenir en conflictos regionales.

 

Las medidas propuestas comprendían desde enviar batallones de infantes de marina para reforzar la Base Naval de la bahía de Guantánamo; aplicar un bloqueo naval para impedir la entrada de suministros a la isla, salvo alimentos y medicinas; minar los puertos de Cuba; y, en último caso, bombardear de manera selectiva instalaciones militares cubanas.

 

En una transcripción de los documentos desclasificados, Kissinger le advierte al presidente Ford que "más tarde o más temprano tendremos que tomar represalias con los cubanos".

 

El plan también preveía que las medidas probablemente conducirían a un conflicto con la Unión Soviética, de la cual Cuba era un importante aliado.

 

El jefe de la diplomacia estadounidense alertaba que en caso de recurrir al poderío militar estadounidense, debería emplearse a fondo. "No debe haber medidas a medias, no nos van a premiar por usar la fuerza militar con moderación. Si decidimos imponer un bloqueo, tiene que ser sin contemplaciones, rápido y eficiente", habría dicho entonces Kissinger, según los autores.

 

Entrevistado por el New York Times, LeoGrande consideró que el Secretario de Estado estaba listo para recomendar un ataque a Cuba después de las elecciones de 1976, pero la idea no se concretó tras ser electo Presidente Jimmy Carter.