Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Global Post: Revendedores en Cuba son fruto del capitalismo a medias

 

Rolando Cartaya, martinoticias.com

 

Los culpan de encarecer artículos básicos, pero sin suministros ni equipos para producir, optan por comprar en las tiendas estatales y revender al detalle, por una ganancia.

 

En un reportaje desde La Habana, el diario digital Global Post señala que la proliferación en Cuba de los revendedores, a quienes muchos isleños atribuyen el encarecimiento de productos básicos en el mercado interno, es hija legítima del nuevo capitalismo a medias cubano

 

El autor, Nick Miroff, pone el ejemplo  de un galletero que pregona sus galletas como acabaditas de hornear, pero que en realidad no las hornea, sino que las compra en las tiendas estatales y las vende  por cartuchitos para sacarles una ganancia.

 

Miroff apunta que el gobierno quiere que el comercio privado ayude a estimular la moribunda economía de Cuba y a sustituir las costosas importaciones. Pero los expertos arguyen que las autoridades aún tienen que dar el próximo paso y permitir a los empresarios innovar y fabricar sus propios productos.

 

Agrega que el galletero, por ejemplo, no tiene donde comprar los hornos industriales, equipos de panadería y suministros al por mayor que necesitaría para hacer sus galletas. Mientras que enviarlos desde el extranjero enfrentaría altos aranceles de importación, además de obstáculos logísticos.

 

Global Post toma nota de que muchos de los empresarios recién licenciados venden artículos de ferretería y domésticos esenciales como lejía y detergente lavaplatos. Observa que a medida que sus puestos de venta se han multiplicado, muchos de los artículos que venden están desapareciendo de las tiendas estatales, porque los empresarios privados se apresuran a comprar suministros.

 

"Todavía no se han creado los mecanismos para una economía productiva", dice el economista Julio Díaz Vázquez, experto en el socialismo de mercado chino y vietnamita, quien se formó en la Unión Soviética. Díaz Vázquez no entiende que el gobierno quiera fomentar por una parte el espíritu empresarial, mientras que por otra procura someterlo a un estricto control a través de lo que define como “un obtuso sistema de regulación burocrática”.

 

El especialista cree que se trata una causa perdida. "No se puede jugar con el mercado", afirma.

 

Miroff  anota que el gobierno asegura estar trabajando en la creación de mercados mayoristas dirigidos a abastecer los nuevos negocios. Pero con contadas excepciones, todavía no lo ha hecho.

 

“Las autoridades” –dice el corresponsal—“no parecen en modo alguno próximas a permitir a los residentes de la isla que inviertan en el tipo de infraestructuras que podrían ayudar al surgimiento de fábricas e industrias privadas”.

 

Hasta que eso suceda --advierten los economistas, citados por Global Post-- continuará reinando en la isla la economía del revendedor.