Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Familia cubana lleva detenida un año en Base de Guantánamo

 

Nora Gámez Torres, El Nuevo Herald

 

Guantánamo no solo alberga a presuntos terroristas. Un opositor cubano lleva casi un año junto a su esposa y sus dos hijos en un centro para inmigrantes en esa instalación, en espera de obtener refugio en un tercer país.

 

Adalberto Pérez Reina, miembro del opositor Partido por la Democracia “Pedro Luis Boitel”, su esposa y dos niños pequeños se encuentran en la Base Naval de Guantánamo presuntamente desde finales de febrero o inicios de marzo del 2015, tras ser interceptados cuando intentaban llegar por vía marítima a los Estados Unidos, confirmó desde Matanzas, Cuba, el disidente Félix Navarro.

 

Navarro coordina las actividades de esa organización en Matanzas y dijo que Pérez Reina asistió a una reunión el 21 de febrero “y ya no estuvo más”.

 

Navarro, quien mantiene comunicación telefónica con Pérez Reina, dijo que este había intentado salir del país en otra ocasión.

 

“Era uno de nuestros ejecutivos en Perico [un pueblo de Matanzas] y era uno de los hombres en la primera línea de acción”, señaló, al referirse a la participación del opositor en múltiples protestas en la ciudad de Colón, como respuesta a la represión de la policía contra las Damas de Blanco.

 

“Cuando no llegaba, era porque lo arrestaban a la salida de su casa. Es un hombre joven pero con mucha decisión para colaborar con los que luchamos dentro de Cuba”, agregó.

 

Su última comunicación telefónica fue este lunes. La estancia de Pérez Reina y su familia en Guantánamo tiene que ver con eventos que ocurrieron hace una década.

 

Como resultado de la crisis de los “balseros” en 1994, un éxodo masivo en el que miles de cubanos fueron a parar a Guantánamo, EEUU implementó la política de “pies secos-pies mojados”, por la cual las personas que son interceptadas en el Estrecho de la Florida por la Guardia Costera estadounidense son deportados a Cuba.

 

Sin embargo, cuando algún cubano declara temer ser perseguido a su regreso, un oficial del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) lo entrevista para determinar si en ese caso existe un “temor creíble” que justifique una petición de asilo.

 

Pero según esa política migratoria, incluso aquellos que pueden demostrar tener motivos para solicitar asilo, no pueden ser trasladados a Estados Unidos. La solución es la búsqueda de un tercer país que los acoja.

 

En este caso, la búsqueda ya ha demorado un año. Según Navarro, Pérez Reina le comunicó que estaba “a punto de salir de la Base para un tercer país. Creo que es Australia”, dijo.

 

En el pasado, otros cubanos con petición de asilo en Guantánamo han sido trasladados a países como Honduras, Costa Rica y Hungría, según comentó el activista Ramón Saúl Sánchez.

 

Sánchez dijo que Pérez Reina formaba parte de un grupo de 9 personas que estaban detenidas en Guantánamo, pero el Nuevo Herald no pudo confirmar esta información con las autoridades estadounidenses.

 

Interrogado sobre el caso, un vocero de la Base Naval de Guantánamo refirió las preguntas sobre este caso hacia el Distrito séptimo de la Guardia Costera en Miami y el Departamento de Seguridad Interna (DHS).

 

Por su parte, la vocera de la Guardia Costera también declinó comentar y redirigió las preguntas hacia USCIS. Finalmente, una vocera de USCIS dijo que esa agencia no puede comentar sobre casos de asilo.

 

La oficina de la congresista por la Florida Ileana Ros-Lehtinen no comentó sobre este caso particular pero explicó que las oficinas de varios congresistas cubanoamericanos pueden proveer información a familiares de los cubanos retenidos en Guantánamo, si estos lo solicitan. No está claro si Pérez Reina tiene familiares en los Estados Unidos.

 

De acuerdo con una publicación del Join Task Force de Guantánamo, los migrantes cubanos interceptados en el mar u otros que arribaron solicitando asilo, viven “en instalaciones para migrantes en la Base. Usualmente trabajan en la Base mientras están esperando el procesamiento”.

 

Navarro dijo que los hijos de Pérez Reina recibían clases allí y el opositor se habría quejado bromeando que los niños hablaban ya “casi todo el tiempo en inglés”.

 

Obama presentó un plan para cerrar Guantánamo esta semana e inmediatamente miembros del Congreso presentaron una ley para bloquear la inicitiva. Algunos, como el congresista Mario Díaz-Balart, temen que la medida sea el preludio a una posible devolución del territorio a Cuba.

 

La Base cuenta actualmente con una población de 6,000 personas, un tercio de la cual es personal militar.