Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

ESPN publica turbia historia de Puig en 7 capítulos

 

Martinoticias

 

La prestigiosa revista acaba de publicar una extensa investigación sobre la fuga del astro de Los Dodgers Yasiel Puig, su pasado en la isla y las acusaciones que enfrenta. 

 

Una investigación de cinco meses realizada por ESPN The Magazine y dada a conocer este jueves encontró que el jardinero derecho de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig, quien abandonó Cuba en 2012, junto a su novia, su padrino de santería y un boxeador rumbo a México, ha sido amenazado de muerte por traficantes de seres humanos y dejó una turbia historia en la isla.

 

"A sus 21 años Yasiel Puig era conocido en Cuba por millones de fanáticos del béisbol y por altos oficiales de la Seguridad del Estado", asegura la revista ESPN en su relato de siete capítulos sobre el astro de Los Dodgers.

 

La investigación realizada por el reportero Scott Eden también analizó una demanda civil presentada en una corte federal de Florida por $12 millones de dólares contra Puig, quien ha sido acusado de delatar en Cuba a un hombre que habría preparado una deserción previa. La demanda fue reportada a principios de esta semana por LA Magazine.

 

ESPN The Magazine señala que las denuncias son comunes entre algunos atletas cubanos que tratan de evitar duras condenas del Gobierno cubano tras infructuosos intentos de salida del país.

 

Según la fuente, la mayor parte de la información se obtuvo a través de más de 80 entrevistas y documentos obtenidos en la corte, relacionados con las demandas civiles contra Puig y el lanzador de los Rojos de Cincinnati, Aroldis Chapman.

 

La demanda contra Puig alega que el jonronero mientras estaba en Cuba había acusado a un hombre de haberle ofrecido ayuda para sacarlo ilegalmente del país. El hombre asegura que es inocente, pero fue a prisión.

 

El reporte de ESPN The Magazine incluye una entrevista con el boxeador cubano Yunior Despaigne, amigo de la infancia de Puig, que lo acompañó en su huida de la isla.

 

La historia de Despaigne, de ser cierta, parece sugerir que Puig se convirtió en un delator frecuente de la seguridad del Estado. Una declaración jurada del boxeador, que data de 2009, asegura que Puig, entonces con 18 años, había denunciado a otras dos personas por haberle propuesto planes para escapar de Cuba.

 

Además, Despaigne declaró que Puig había tenido conversaciones con Higinio Velez, presidente de la Federación Cubana de Béisbol acerca de una oferta: devolverlo al equipo nacional, de donde había sido expulsado en el 2009 a cambio de que probara su lealtad y limpiara su nombre denunciando a los cazatalentos detrás de los atletas cubanos.

 

Dos años después, en el 2011, el pelotero cubano ya militaba en la escuadra nacional que asistió al Torneo de los Puertos en Holanda. Allí se reportó otro intento de salida y otra suspensión del equipo. Otras reuniones con Vélez, Despaigne dice, condujo a nuevas denuncias.

 

A su vez, en una entrevista concedida a Univisión, Despaigne, quien vive actualmente en Miami, Florida, dijo que él le sirvió de intermediario a Puig con unos financistas que estaban interesados en sacarlo de la isla para que jugara en las Grandes Ligas. A cambio Despaigne sería incluido en el grupo que abandonaría Cuba de forma clandestina.

 

Despaigne explicó que salieron de la isla en una lancha rápida por la costa sur, cerca de Playa Girón. Puig y los otros tres viajeros fueron en carro desde Cienfuegos hasta Playa Girón donde debían encontrarse con el guía que los llevaría hasta los lancheros. Al conocer que la policía estaba en Playa Girón, continuaron en carro hasta Playa Larga, donde finalmente encontraron a su guía.

 

Caminaron y nadaron bordeando la costa unas 25 millas, por la Ciénaga de Zapata. Hasta llegar a un islote a la entrada de la Bahía de Cochinos donde se encontraron con los lancheros y la cigarreta que los llevaría hasta Isla Mujeres, en la Península de Yucatán, y posteriormente a Cancún y al DF. Luego Puig ingresó a Estados Unidos, donde firmó por $42 millones de dólares con los Dodgers de Los Ángeles.

 

Ahora bien, todo parece indicar que los financistas no le pagaron el dinero acordado a los contrabandistas, que amenazan inmediatamente de muerte a Despaigne. Despaigne y el resto de los viajeros supieron posteriormente que los lancheros eran líderes de un clan vinculado al violento cartel de los Zetas y que al menos dos de ellos eran fugitivos, muy buscados por la justicia estadounidense.

 

"Dile a Puig que pague, mi hermano, te estás jugando con uno aquí, te voy a matar como un perro", advirtió por teléfono un contrabandista a Despaigne, quien le contestó, "mi hermano, me vas a matar por la simple razón de que Puig no te ha pagado; yo no tengo el dinero pa’pagarte, Puig es quien tiene que pagarte. Yo, lo único que puedo hacer es hablar con Puig".   

 

El asunto es que cuando Despaigne habló con Puig, éste le dijo, "Yunior, yo no voy a pagarle a nadie, resuelve tú el problema. Si te están llamando a ti resuelve el problema; o si no múdate o cambia el número de teléfono", a lo que el boxeador le riposta que él no tiene que hacer nada de eso. "Tú, lo que tienes que pagarle, porque tu cogiste $42 millones y lo más lógico es que tú le pagues el dinero a esa gente".

  

ESPN The Magazine supo a través de una fuente cercana a alguien involucrado en el episodio que al menos una persona afiliada a los contrabandistas mexicanos que sacaron a Puig de Cuba se presentó en un hotel de los Dodgers y exigió a Puig que le pagara el dinero que ellos piensan que él les debe.

 

Antes de ese incidente, un miembro de ese mismo grupo de contrabandistas fue encontrado muerto al borde de una carretera en Cancún.

 

NOTA DE CUBANÁLISIS-EL THINK-TANK:

La versión íntegra del texto original de ESPN aparece en nuestra Section in English bajo el título

“No one walks off the island”