Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

En quiebra la producción agrícola estatal

 

Osmar Laffita Rojas

 

LA HABANA, Cuba, septiembre, www.cubanet.org -Los graves problemas que aquejan a la agricultura fueron discutidos por unos 25,700 campesinos, usufructuarios de tierra, trabajadores y dirigentes del sector agrícola, en reuniones que tuvieron lugar entre el 13 de julio y el 4 de agosto, a lo largo de las15 provincias y del municipio especial Isla de la Juventud. Pero muy poco o nada se conoce al respecto. La prensa oficial ha guardado un bochornoso silencio en torno al tema.

 

Luego de un prolongado secretismo, los medios oficiales dieron a conocer, el 16 de septiembre, el mensaje que envió el presidente Raúl Castro a los participantes en el Encuentro Nacional de Productores del Sector Agropecuario, que se celebró el 14 de septiembre, en el Teatro Lázaro Peña, de La Habana.

 

Llama la atención que los periódicos Granma y Trabajadores pasaran por alto los problemas medulares que se debatieron en esas reuniones, y se limitasen a lo anecdótico, a partir de un guión previamente entregado por el Departamento Ideológico del Partido Comunista. Fueron obligados a destacar la labor del ineficiente y endeudado Ministerio de la Agricultura, y a silenciar, sin el menor pudor, el extraordinario desempeño, en la producción de alimentos, de los cooperativistas, campesinos y usufructuarios de tierra.

 

Estos productores, por sus altos resultados productivos de 2012, y también por los del primer semestre del presente, garantizaron en lo fundamental los productos del agro a la población cubana.

 

Sobre este asunto, de modo muy general, sin tomar partido por los que realmente producen y sin poner nombre a los que incumplen, Marino Murillo Jorge, vicepresidente del Consejo de Ministros, señaló que del total de la población económicamente activa en Cuba (unos 4 millones), el 20% está vinculado a la producción agrícola.

 

Murillo reconoció ante los asistentes al evento que la agricultura cubana tiene muchos problemas. Son tales las deficiencias y la improductividad de las empresas agrícolas, que el pasado año solo aportaron el 3% del Producto Interno Bruto (PIB). De los 960,000 ocupados en la agricultura, unos 300,000 (el 35%) están dedicados a actividades burocráticas. Es decir, que viven de la agricultura pero fuera del surco.

 

Un elemento que no fue objeto de análisis de la prensa oficial y que de seguro fue tema obligado de discusión por los asistentes al encuentro, fue lo relativo a la producción agrícola lograda en el año 2012, la cual, en sus 14 renglones más importantes,  ascendió a 6’761,500 toneladas.

 

Las empresas agrícolas estatales, que poseen las mayores y mejores extensiones de tierras, así como los insumos, las maquinarias y el combustibles asegurados, reportaron una cosecha de 1’034,700 toneladas. Mientras, los productores cooperativistas y privados, a pesar de las vicisitudes que pasan para producir y la infinidad de obstáculos que les pone la corrupta burocracia de las delegaciones municipales y provinciales del Ministerio de Agricultura, produjeron 5’766,800 toneladas.

 

En lo que va de año, el declive productivo de las empresas agrícolas estatales no se ha detenido. En el primer trimestre la producción fue de 1’109,600 toneladas. De ese total, las empresas agropecuarias produjeron 169,800 toneladas. Las restantes 939,800 fueron producidas por el sector cooperativo y privado.

 

No pocas empresas agrícolas han sido declaradas en insolvencia económica, o sea en quiebra. La prensa oficial tiene razones para silenciar las comparaciones entre el sector estatal y el privado. El Estado no puede aparecer como perdedor.