Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El sueño de una vivienda en Cuba

 

A pesar de la construcción de una sociedad comunista, según el testimonio de los cubanos de la isla, los triunfadores en estas últimas cinco décadas en Cuba han sido los exiliados y los que hicieron dinero, legal o ilegalmente.

 

Rolando Cartaya, Radio Martí

 

El diario The New York Times dice en un reportaje fechado en La Habana que los cubanos están liberando ahora toda la energía acumulada mientras soñaban con una vivienda

 

La autora, Victoria Burnett, describe cómo en la capital y en muchas ciudades de provincias, están empezando a inyectar dinero a los decrépitos inmuebles de la isla, alentados por las medidas del Gobierno para estimular la construcción y una nueva ley que permite comprar y vender propiedades por primera vez en 50 años.

El Times señala que en los últimos dos meses se ha reducido el papeleo, se han surtido las tiendas de materiales de construcción, se legalizaron los contratistas privados y se empezaron a ofrecer subsidios y créditos a los propietarios de viviendas interesados en repararlas.

 

En cuanto al nuevo mercado inmobiliario los agentes informales no dan abasto. Los compradores más solventes son principalmente cubanos exiliados o casados ​​con extranjeros, pero a menudo declaran una fracción de lo que pagan, y a veces el dinero cambia de manos en el exterior.

 

Los agentes admiten que los curiosos superan en número a los compradores serios. Pero a pesar de los precios por ahora inflados, corredores y expertos dicen que hay indicios de que los cubanos más adinerados comienzan a emigrar hacia zonas como Miramar, el distrito de embajadas de La Habana, y a construirse casas de vacaciones en la costa.

 

"Definitivamente está ocurriendo un reordenamiento", dijo al New York Times Carlos García Pleyán, un sociólogo que trabajó durante décadas para el departamento de planificación urbana del gobierno cubano

 

Según él, aparte de los cubanos exiliados, los triunfadores de la Cuba de los últimos años han sido las personas que han hecho dinero de manera legal o ilegal. "Los empresarios, tal vez un dueño de un restaurante, alguien que es dueño de varios taxis, quizás alguien que ha hecho dinero mediante la corrupción".

 

Algunos temen que la nueva dinámica del mercado va a hacer poco por resolver los problemas de vivienda que enfrentan muchos cubanos, cuyas billeteras ni siquiera alcanzan a comprar un apartamento de un dormitorio por 3.000 CUCs.

 

"Todo está muy bien para aquellos que tienen dinero o un pariente en el extranjero, pero si no, olvídate", dice Luis Martínez, un trabajador de la construcción. "Mi hijo tiene 18 años. La única manera en que podría salir alguna vez de mi casa es que se case con una muchacha que tenga su propia casa".

 

Concluye diciendo el Times que si alguien necesitaba un recordatorio sobre el crítico problema de la vivienda en Cuba, lo tuvo en enero, cuando un edificio se derrumbó en el centro de La Habana, causando la muerte a cuatro personas.

 

Miguel Coyula, un arquitecto que se especializa en planificación urbana, le dijo al diario neoyorquino que como promedio, unos tres edificios se derrumban a diario en La Habana, producto del abandono, el hacinamiento y la construcción improvisada.