Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El salario en Cuba en 2011

 

Aunque el Gobierno cubano no ha informado la tasa de inflación de 2011, puede afirmarse que hubo un deterioro considerable del Salario Medio Mensual Real

 

Oscar Espinosa Chepe, La Habana, en Cubaencuentro

 

 El Salario Medio Mensual en entidades estatales y mixtas fue de 455 pesos, equivalente a 18,95 pesos convertibles (CUC), en 2011, según informó la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) a principios de junio. Esto representa un crecimiento de 1,5 % respecto al año anterior. La Construcción fue el sector con el mayor salario medio mensual (566 pesos), seguido de la Explotación de Minas y Canteras (553 pesos), mientras el nivel más bajo se aprecia en Comercio, Restaurantes y Hoteles (367 pesos), donde los trabajadores reciben algunos ingresos adicionales por propinas y otros estímulos. Los Servicios Comunales, Sociales y Personales alcanzaron 415 pesos.

 

Por provincias, Ciego de Ávila fue la de mayor Salario Medio Mensual con 510 pesos, seguida de Cienfuegos y Sancti Spíritus, ambas con 470 pesos. Guantánamo continúa teniendo el menor con 431 pesos. De acuerdo con estos datos y teniendo en cuenta el pequeño crecimiento del Salario Medio Mensual respecto al año anterior, aunque el Gobierno no ha informado la tasa de inflación de 2011, puede afirmarse que hubo un deterioro considerable del Salario Medio Mensual Real. Según publicó la propia ONEI, los precios de los productos comercializados a la población en los Mercados Agropecuarios Estatales y los de Oferta y Demanda crecieron 19,8 % en 2011. A esto puede agregarse que en enero del pasado año el precio de la electricidad subió en un rango entre 15,3 % - 285 % por kilovatio por tramos de consumo a partir de los 300 KV. También hubo aumentos en productos antes vendidos en el sistema de racionamiento, como azúcar refino que de 15 centavos la libra pasó a 8 pesos, o del azúcar crudo de 10 centavos a 6 pesos, el jabón de baño de 25 centavos a 4 pesos, el tubo de pasta dental de 65 centavos a 8 pesos, el litro de detergente líquido de 3,60 a 25 pesos y el jabón de lavar de 20 centavos a 6 pesos.

 

Estos incrementos, junto a los sistemáticamente aplicados en las tiendas de venta en divisas -realidad reconocida hasta por la televisión cubana-, indican que la Tasa de Inflación Real en 2011 fue ampliamente superior a los dos dígitos, o sea varias veces por encima del incremento del 1,5 % del Salario Medio Mensual en 2011 informado oficialmente. A su vez, debido a la política de ajuste económico puesta en marcha por el Gobierno, los ingresos que la población recibe por la vía social han disminuido sustancialmente en los últimos tiempos, aunque resulta difícil cuantificar la minoración porque no se brindan los datos.

 

Han desaparecido los comedores obreros con sus austeros almuerzos subvencionados; ya no existen las escuelas secundarias de becados en el campo, lo que si bien es una medida positiva para la formación de los niños en el seno de la familia, esta ha tenido que asumir gastos de los jóvenes antes cubiertos por el Estado en las becas; continuamente se ha estado constriñendo el número de artículos vendidos mediante racionamiento; algo con racionalidad económica, pero que ha significado la disminución sustancial de la venta de productos subvencionados, que la población debe adquirir a precios mucho más altos ahora sin compensación alguna.

 

A lo anterior se añade que con la aparición del trabajo por cuenta propia, sin el aseguramiento de venta en un mercado mayorista, la oferta es más deficitaria en muchos artículos en el comercio minorista, el cual en las nuevas condiciones tiene que satisfacer la demanda de la iniciativa privada con el consiguiente aumento de los precios y la especulación. A ello se agrega el incremento de los precios en los artículos vendidos por los cuentapropistas, como consecuencia de los altos impuestos aplicados a ellos. Esa tendencia se ha reforzado en los meses transcurridos de 2012 por la caída de algunas producciones, en especial las agropecuarias.

 

La elevación del Salario Medio Mensual Real en Cuba es cardinal para el aumento del interés laboral y la productividad. Sin embargo, resulta imposible alcanzar este objetivo, si no se aplican las reformas económicas imprescindibles, en especial la implementación de una reestructuración laboral que permita organizar los centros de trabajo y la eliminación de las plantillas infladas. El incremento del Salario Medio Mensual Nominal fue de un 88 % en el período 2000-2010, prácticamente igual al crecimiento del Producto Interno Bruto per cápita, lo cual imposibilita la elevación del salario real por cuanto económicamente no se puede distribuir lo que no se produce.

 

De ello se desprende la necesidad de eliminar los obstáculos que traban las fuerzas productivas en Cuba, así como abandonar los viejos dogmas y prejuicios. Si no se realizan las transformaciones que con urgencia demanda la economía, el Salario Medio Mensual Real continuará disminuyendo, promoviéndose un mayor empobrecimiento de la sociedad.