Cubanálisis El Think-Tank

REPRODUCCIÓN DE UN ARTÍCULO SOBRE CUBA

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El pequeño negocio privado no es la "varita mágica" en Cuba (analista)

 

Terra, Argentina

 

La apertura de pequeños negocios privados no es la "varita mágica" que resolverá la crisis económica de Cuba, pese a que el gobierno entregó en solo tres meses más de 80.000 permisos para esos trabajos, advirtió este jueves el analista más conocido del país.

 

"Se ha exagerado como parte de la novedad la magnitud, el impacto o el aporte que puedan dar los trabajadores por cuenta propia (privado) a la economía. Yo no creo que sea una varita mágica", afirmó Ariel Terrero, en la televisión local.

 

La "clave" está en las empresas, en su gran mayoría estatales, a las que las reformas que impulsa el presidente Raúl Castro otorgan autonomía, y las pequeñas y medianas empresas privadas que aún "están por venir" como las cooperativas urbanas, dijo Terrero, quien difunde sus análisis económicos también en la radio y en la revista Bohemia.

 

El analista precisó que al cierre de 2010 se había otorgado 75.000 permisos desde que el presidente Raúl Castro autorizó en octubre la ampliación del minúsculo sector privado, y "en estos momentos la cantidad" de licencias autorizadas "debe estar por encima de 80.000".

 

Aunque en solo tres meses se entregó una cantidad de licencias que representan la mitad de los 140.000 pequeños negocios que existían desde los años 90, Terrero estimó que se exagera el impacto que pueda tener el trabajo privado en la economía nacional.

 

Terrero explicó que los negocios privados, que han ampliado la deficiente oferta de bienes y servicios en los últimos meses, "no va a resolver el problema de la calidad", por ejemplo de la gastronomía, pues hay muchos nuevos trabajadores privados "sin entrenamiento comercial".

 

"Tampoco va a ser la solución ni de cerca de la productividad o el desarrollo de las fuerzas productivas", pues es un trabajo artesanal, individual, opinó.

 

Entre las principales solicitudes de permiso para montar pequeños negocios figuran la elaboración y venta de alimentos (restaurantes y cafeterías, así como ambulantes), transporte de carga y pasajeros, vendedores de artículos varios y arrendamiento de viviendas.

 

Las reformas, que incluyen además la ampliación de la inversión extranjera, la autonomía de las empresas estatales, eliminación de subsidios y diversas formas de paternalismo estatal, deben ser aprobadas por el VI Congreso del Partido Comunista (PCC, único) en abril, aunque varias ya están en marcha.