Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

El colapso de ETECSA

 

La compañía estatal de comunicaciones se halla desbordada. Los clientes no creen en una pronta solución.

 

Lourdes Gómez, Santiago de Cuba, en Diario de Cuba

 

"El móvil que usted llama está apagado o fuera del área de cobertura", esta es la respuesta común que recibe un usuario de la telefonía móvil en Cuba por estos días. Ante la incomunicación celular y la falta de información oficial, los rumores corren. Se le achaca toda la culpa al sistema de correos electrónicos Nauta, que han copado las líneas.

 

Por fin, el jueves 24 de abril, en el noticiero nacional de televisión, Hilda María Arias, directora de servicios móviles de ETECSA (Empresa de telecomunicaciones de Cuba S.A.), la única compañía telefónica cubana, declaró: "El problema con el que más se ha tenido que enfrentar la población es el acceso a las radiobases, que es el elemento más cercano al usuario de los que componen la red móvil, es a través de ellas que fluye la señal y con la transferencia de datos se están consumiendo más recursos de esa red".

 

La telefonía móvil cubana es la más cara del mundo y los usuarios no tienen garantía por los servicios que reciben: el monopolio de las comunicaciones se da el gusto de imponer precios abusivos pero no garantiza nada.

 

"Mandas un sms y llega al otro día, parece que ETECSA no calculó bien lo de los correos y ahora nosotros pagamos las consecuencias", nos dice Pedro Ramírez, artesano de 34 años. "La mayoría de los cubanos no tenemos teléfono fijo, este servicio es fundamental aunque sea solo enviando mensajes y timbrando".

 

Lo cierto es que al parecer no se esperaba una afluencia tan grande hacia los correos Nauta, abiertos el 3 de marzo: "100.000 nuevos usuarios han entrado solo para el correo Nauta desde que se abrió el servicio hasta la fecha, y prácticamente estamos hablando de la tercera parte del plan que preveíamos para el año", aclaró la funcionaria. "Durante más de un año se estudiaron y llevaron a cabo los procesos de inversiones que se necesitaban, pero no calcularon el ritmo acelerado de la demanda en el corto tiempo en que se manifestó".

 

La infraestructura de la empresa no solo no estaba preparada en el aspecto tecnológico, sino también social: acceder a las oficinas se ha vuelto casi imposible ante las inmensas colas para el correo e internet.

 

En el Telepunto principal de ETECSA en Santiago de Cuba, ubicado en el callejón del Carmen, un usuario que espera en la cola y quiere mantenerse anónimo, declara: "Yo solo vengo a pagar el teléfono y te metes como una hora aquí, entre internet, las recargas de celulares y ahora los correos, yo no sé cómo van a hacer, pero así esto no sirve, te cobran caro y no hay reclamaciones y como no hay competencia tenemos que aguantarlos".

 

La solución de la congestión de la red, según la funcionaria, será en un "plazo breve" porque las inversiones ya están hechas, pero la población no se lo cree. La incertidumbre continúa. Para muchos, la verdadera solución estaría en crear otra empresa telefónica que compita con el obsoleto monopolio, pero ya en la televisiva Mesa Redonda dedicada a la inversión extranjera se declaró que las telecomunicaciones no son prioritarias.

 

Es decir, los cubanos seguiremos soñando con tener servicios normales de conexión con el del mundo, mientras el Gobierno se burla de nosotros, eso sí, cobrándonos caro.