Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cubanos sin derechos, a pesar de pagar impuestos

 

Las personas que incumplan con esta obligación u ofrezcan datos inexactos o fraudulentos enfrentarán sanciones y multas.

 

Idolidia Darias, Martinoticias

 

Ha comenzado en la isla la Campaña de Declaración Jurada y Pago de Tributos 2014 para personas naturales y jurídicas y los cubanos que sostuvieron pequeños negocios o se desempeñaron como cuentapropistas el año pasado deberán pagar antes del 30 de abril el tributo correspondiente al 2013.

 

La Oficina Nacional de Acción Tributaria (ONAT) llamó a los contribuyentes a que sean veraces a la hora de emitir los informes de sus ingresos anuales y advirtió que las personas que incumplan con esta obligación u ofrezcan datos inexactos o fraudulentos enfrentarán sanciones y podrían ser multados hasta con 660 pesos MN.

 

El anuncio para Frank Abel García, ex estudiante de Derecho de 33 años, residente en la capital, causa asombro porque "pone a los cubanos de cara a leyes y regulaciones desconocidas para las cuales no están preparados".

 

La  población es analfabeta en cuestiones de saber sus derechos como contribuyente, por ejemplo en las carreras universitarias nunca imparten asignaturas de cómo funciona la economía en un país donde el individuo tiene que pagar impuestos y no tiene el derecho de exigir como contribuyente, explicó el joven a martinoticias.com.

 

"Tampoco la gente tiene experiencia práctica en eso de pagar gravámenes", dice García.

 

Los cambios económicos de los últimos años que permiten algunos negocios privados, obliga a todos a estudiar y analizar cómo funcionan las leyes porque hasta ahora “la gente paga impuestos pero no sabe que eso les da un derecho ciudadano”, advierte el joven.

 

"Sé de cuentapropistas que pagan para no buscarse problemas pero desconocen lo que pueden exigir como contribuyentes".

 

El nuevo código que debe cumplirse en 2014 constituye la primera tributación integral en Cuba desde que la revolución de 1959 abolió esta obligación ciudadana.

 

Fernando Dámaso, jubilado y ex publicista cubano de 73 años de edad, considera que el anuncio del gobierno sobre las imposiciones y regulaciones son el preludio de tiempos muy difíciles para el país "adaptado a someterse a leyes absolutas y que impone pagar un tributo y no da derechos al ciudadano a exigir y reclamar".

 

El diario estatal Juventud Rebelde resaltó este miércoles que "son los contribuyentes quienes, por medio del pago de sus impuestos, engrosan el Presupuesto del Estado y respaldan gastos sociales como la salud, la educación, la cultura y la defensa nacional".

 

Pero Dámaso recuerda que el año pasado cuando empezaron a exigir la declaración de impuestos algunas personas dijeron ‘yo pago mis impuestos sobre transporte terrestre pero me tienen que arreglar las calles’ y la prensa publicó que el gobierno tenía el derecho de usar las contribuciones por pago de impuesto en lo que determinara ya fuera la salud, la educación o en cualquier otra cuestión y no en lo que exigiera el contribuyente.

 

"Los cuentapropistas comenzaron a no declarar los datos reales de ganancias de ahí que aquí todo esté atrofiado", destacó Dámaso quien además advirtió que las leyes ya están aprobadas pero las han ido imponiendo poco a poco para que no haya reacciones fuertes de la población 'que apenas tiene dinero para vivir".

 

"El gobierno sabe que hay mucho descontento social, que los salarios son miserables y si todo la gente lo emplea en impuestos...  ¿de qué van a vivir?"  se pregunta el jubilado para quien la activación del pago de impuestos sobre la propiedad de la vivienda pudiera convertirse en una espada de Damocles.

 

Los cuentapropistas sienten que están frente a un sistema 'arbitrario' dijeron a Radio Martí los economistas Nabit Fernández y Karina Gálvez.

 

"El cálculo de los gastos sobre las ganancias del contribuyente no cumple un patrón fijo y siempre el afectado es el ciudadano por eso muchos cuentapropistas han cancelado sus licencias", afirmó Gálvez desde Pinar del Río.

 

Las regulaciones para 2014 son una señal de que las reformas de mercado, puestas en marcha desde 2008, podrían estar llegando para quedarse, dice Dámaso puesto que las leyes permanecen “congeladas” pero como ya fueron aprobadas por la Asamblea Nacional, en cualquier momento las implementan.

 

Dámaso y García aseguran que el gobierno correrá un gran riesgo si decide implementar todas las imposiciones.