Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cuba: seducción Caribe

 

Con ciudades hechas para descubrir de a poco, Cuba muestra entre sus callejuelas lo más profundo de la historia latinoamericana y un carácter único, además de sol, playas y cayos en los que relajarse y pensar en daiquiris, mojitos y en Hemingway.

 

 Liz Valotta, Cronista.com

 

Cuando le preguntaron a Alejo Carpentier, quizá el más famoso de los escritores de la isla, acerca del origen de los cubanos, éste contestó con una gran sonrisa: "Todos descendimos de los barcos". Del mar llegaron los conquistadores españoles, y de él llegaron también, tiempo después, los esclavos negros traídos desde el Golfo de Guinea. Lo cierto es que, a pesar de que la mayor parte de la población tenga antepasados europeos o negros (y sus mezclas), quien aterrice en ésta, la mayor de las Antillas, encontrará muy difícil concebir la idea de que esta gente haya venido, alguna vez, desde alguna otra parte. Es que esa cadencia especial, ese buen humor que los caracteriza, no existe en ninguna otra parte del mundo.

 

La isla, formada por más de 4.000 cayos (pequeños islotes) está regada por cerca de 300 playas naturales de arenas blancas, finas, y aguas transparentes. Y hacia adentro, la tierra ofrece selvas, plantaciones de bananos y de tabaco, y una serie de ciudades capaces de encandilar los sentidos.

 

Por el corazón de La Habana

 

Primer escala inevitable en todo viaje, La Habana es el centro de la vida en la isla y la máxima expresión de su historia. El casco antiguo de la capital invita a un pasado colonial de calles empedradas, pequeñas plazas y fortificaciones de defensa ante los ataques piratas. La Habana Vieja está hecha para caminar, del Palacio de la Artesanía a la Catedral; de allí a la famosa Bodeguita del Medio y después a la Plaza de Armas y el Castillo de la Real Fuerza, para virar luego al Sur por la restaurada calle Mercaderes con sus refinados negocios. Otra opción es internarse por la bulliciosa calle Obispo, que comienza en la Plaza de Armas y llega hasta las espaldas del Capitolio. Allí vale la pena detenerse por un clásico mojito en el Hotel Ambos Mundos, donde Ernest Hemingway pasó varios años de su vida, o en el célebre Floridita, cuna del daiquiri que enamoró al paladar del escritor. Cerca, el Paseo de Martí concentra tres hitos arquitectónicos imponentes: el capitolio, réplica del de Washington, el bellísimo Teatro Nacional de Cuba y el histórico Hotel Inglaterra.

 

Pero esto es apenas un acercamiento a la magia habanera; lo mejor es perderse entre sus callejuelas con los ojos bien abiertos y una cámara de fotos, porque a cada paso hay una instantánea inolvidable; en la mirada de unos niños o en la barroca y medio derruida fachada de una casa.

 

Al atardecer, después de pasear por la histórica Plaza de la Revolución, nada mejor que dejarse llevar por el encanto crepuscular del Malecón, esa costanera interminable de cara al Atlántico, en la que los jóvenes se reúnen a conversar mientras el rojo del sol va tiñendo el mar y los coloridos frentes de los edificios con sus innumerables columnas.

 

En La Habana el tiempo nunca alcanza, y uno siempre se va con la sensación de que debería quedarse un poco más. O volver.

 

Días de playa

 

Varadero se encuentra a apenas 134 kilómetros de La Habana y es sin dudas la playa más famosa de la isla. No le faltan méritos para ese título, ya que sus 26 kilómetros de arenas impolutas y mar calmo y transparente alcanzan para considerarla un paraíso. Si bien su impresionante infraestructura hotelera se suma a numerosas opciones de entretenimiento, su gran tesoro es el menos admirado por los turistas: sus fondos marinos poseen más de 40 tipos de corales, una enorme diversidad de peces, langostas, camarones, cangrejos, tortugas y más de 60 diferentes moluscos. Lo bueno es que en casi todos los resorts hay personal especializado con equipos que permiten inmersiones con snorkel y traje de buzo para descubrirlo.

 

Los amantes del golf tienen su lugar en el Meliá Varadero, que cuenta con un court profesional de 18 hoyos y un alojamiento de lujo emplazado en la antigua casa del marqués de Dupont.

 

Hacia el Este, ya en la provincia de Ciego de Ávila, hay otros dos "destinos estrella": Cayo Coco y Cayo Guillermo. Bañado por las aguas del Canal Viejo de Bahamas, el primero debe su nombre al ibis blanco (popularmente conocido como pájaro coco), y encuentra su conexión con tierra firme a través de un camino de 17 kilómetros construido sobre el mar. Sus hermosas playas justifican un lugar de privilegio entre los destinos más visitados de Cuba, mientras que los bosques y las lagunas interiores invitan a largas y relajantes caminatas, lejos de las jornadas programadas de los resorts.

 

Por la mañana temprano o al atardecer, no hay espectáculo comparable a observar las enormes colonias de flamencos rosados que salpican el manto verdoso de las aguas, al sur del cayo. Otros imperdibles: una cena en el restaurante Rocarena y una noche de fiesta en La Cueva del Jabalí.

 

Otro pedraplén enlaza a esta ínsula con Cayo Guillermo, un minúsculo islote de apenas 13 kilómetros cuadrados cuyas tres playas, pero sobre todo la llamada Pilar, son consideradas las más hermosas de la región. El entorno es muy diferente al del resto, porque la costa está bordeada de dunas, las más altas del Caribe, que alcanzan hasta 15 metros.

 

Datos útiles 

  • Aéreos: el pasaje Buenos Aires-La Habana-Buenos Aires cuesta cerca de u$s 1.800.

  • Alojamientos en la isla: hay para todos los presupuestos.

  • Clima: Cuba tiene un agradable clima subtropical moderado. La temperatura media es de 25,5°C y la de las aguas costeras es de 25°C.

  • Taxis: para moverse es mejor tomar un coco-taxi (una especie de motocicleta adaptada con dos asientos traseros y una media cúpula redondeada a la que debe su nombre).

  • Alquiler de autos: se pueden conseguir, depende el modelo, por entre u$s 50 y 100 por día.