Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Tras inventar la “vaca enana”

Cuba intenta sorprender de nuevo con una vacuna contra el cáncer

 

Ya en 2004 dijo que había patentado la vacuna contra el cáncer de pulmón. Ahora dice que la ha probado en 2000 cubanos.

 

Luis F. Quintero, Libertad Digital

 

La tiranía de los Castro busca –sin éxito-, desde hace medio siglo, la admiración del mundo, también por su destreza en áreas como la ciencia, la medicina, la genética o la educación.

 

Ahora, quiere volver a asombrar al mundo con una noticia de alcance. Nada menos que la vacuna contra el cáncer de pulmón. Sí, han leído bien, cáncer de pulmón.

 

Este martes, el diario oficial del régimen, Granma, sorprendía al Universo Mundo anunciando: "Vacuna para cáncer de pulmón, aplicada a dos mil cubanos". Curiosamente, esta información no aparecía en la portada del diario en papel, ni tampoco en la portada de Granma digital del miércoles. Sólo apareció como primera noticia el martes.

 

Así, según el diario oficial del régimen, "la vacuna cubana CIMAVAX- EGF, única de su tipo en el mundo para el cáncer avanzado de pulmón, ha sido aplicada a más de dos mil cubanos, de ellos casi 500 en la Atención Primaria de Salud".

 

Aclara que "hace dos años se emplea en la APS con muy buenos resultados, para lo cual, están preparados los recursos materiales y humanos".

 

En cualquier caso, no deja de resultar curioso que el 25 de junio de 2008, la misma cronista de Granma, "Iris de Armas Padrino" firmase la siguiente noticia: "Registra Cuba vacuna terapéutica contra cáncer de pulmón". En esta información, precisaba que " la vacuna provoca una respuesta inmune y no tiene efectos severos. Está compuesta por dos proteínas, una por el factor de crecimiento epidérmico, y la P-64 K, de la membrana, ambas obtenidas por vía recombinante en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología".

 

Además, añadía que "Cuba, desde 1992, empezó los estudios con esta vacuna que incluyó los ensayos preclínicos, de animales de laboratorio, y, en 1995, el primer ensayo clínico".

 

Reconocidos expertos en el área de la Oncología en España consultados por Libertad Digital se muestran muy cautelosos con esta información. "Generalmente los grandes avances en medicina se presentan en exhaustivos estudios" mediante los métodos habituales, que son "los congresos y las revistas científicas de comprobado y reconocido prestigio" y no en el periódico oficial de una dictadura tiránica como la de los hermanos Castro en Cuba.

 

Son estudios –los serios- que permiten "procesos de evaluación y revisión" para comprobar "que lo que se anuncia es cierto".

 

¿Qué es en realidad el CIMAVAX-EGF?

 

El pasado mes de octubre, lo que el Gobierno Cubano reporta como "vacuna contra el cáncer de pulmón" fue publicado en la revista científica "Journal of Immune Based Therapies and Vaccines" como "eficacia preliminar de múltiples vacunaciones con un Factor de Crecimiento Epidérmico (EGF), vacuna contra el cáncer basada en avanzado cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) de los pacientes".

 

Bajo este titular, los científicos cubanos señalaban que el tratamiento probado en "más de 1000 pacientes" con cáncer de pulmón en estado avanzado, produjo resultados satisfactorios. En realidad, esta vacuna no cura el cáncer de pulmón, en contra de lo que el diario gubernamental cubano pretendía trasladar –contaba el ejemplo de "Luis Miguel Romero, de 68 años de edad, quien tiene un carcinoma de pulmón grado cuatro, estadio avanzado, esa vacuna le ha cambiado su vida, se siente bien, realiza labores sociales."

 

Lo que hace, según cuentan los científicos cubanos en esta revista especializada, es producir anticuerpos contra el "Factor de Crecimiento Epidérmico". Es decir, que atacan células malignas. El efecto, en pacientes que ya reciben tratamiento de quimioterapia, es que prolonga temporalmente la esperanza y calidad de vida de los pacientes.

 

Según científicos especializados en la lucha contra el cáncer consultados por Libertad Digital, pese a que se trata de un artículo en el que algunos datos escasean, podría tratarse de un novedoso e importante avance en la lucha contra el cáncer. Según cuentan, países como Reino Unido están tratando de reproducir los ensayos clínicos en búsqueda de resultados similares a los que reportan las autoridades sanitarias cubanas. Literalmente, los cubanos dicen que " Todos los pacientes vacunados y los clasificados como pacientes vacunados con la dosis alta, presentaban una tendencia general a mejorar la supervivencia."

 

Los asombrosos avances científicos de Fidel

 

Como decimos, no es la primera vez que el régimen de Fidel y Raúl intentan asombrar al mundo con la destreza de sus científicos y especialistas en genética.

 

Tal y como reportó el profesor Carlos Alberto Montaner en 2004, Fidel Castro "inventó" la "vaca enana". El caso es que, como en esta ocasión, en aquella las agencias de prensa oficiales cubanas contaron que un campesino había logrado -mediante manipulación genética- crear una vaca de apenas 70 centímetros de altura que daría leche a una familia entera. Según rezaba aquella información, el animal daría 6 litros de leche cada día. Cuando se le secaran las ubres, los cubanos podrían comerla.

 

De este modo, cada cubano podría tener una vaca en su propia casa. Hay autores que bromean diciendo que Castro descubrió entonces "la cabra".

 

Precisamente en cuanto a la genética, el castrismo ya presentó el cruce artificial de la cabra criolla cubana con la cabra alpina, para convertir al animal -"un ente racial con identidad propia"-, en productor de leche y carne. Y es que la criolla cubana es una cabra muy pequeña que producía muy poca carne y muy poca leche.

 

También, gracias a Montaner tenemos noticia de las ocasiones en que Castro intentó, antes de la vaca enana, una vaca gigante que diera leche y carne de forma indistinta. Luego trató de solucionar el problema de proteínas de los cubanos criando ranas y conejos de un tamaño desproporcionado. Evidentemente, los experimentos no dejaron de fracasar.