Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cuba en 2011: promesas cumplidas y deudas pendientes

 

Fernando Ravsberg, BBC Mundo

 

El gobierno de Raúl Castro culmina el año con promesas cumplidas y deudas pendientes. La apertura de los mercados inmobiliario y automotriz fue bien recibida por los cubanos pero muchos se quedaron esperando la reforma migratoria y el Código de Familia.

 

El mercado se abrió pero con límites que impiden la especulación inmobiliaria.

 

La apertura de créditos bancarios para los trabajadores autónomos y pequeños campesinos fue una medida cardinal para el desarrollo de estos sectores productivos y de servicio, llamados a ocupar la mitad de la fuerza de trabajo de la nación.

 

Durante los días previos a la reunión del parlamento, medios de prensa extranjeros aseguraron que Raúl Castro anunciaría la nueva política migratoria. Sin embargo, este solo le dedicó un párrafo en el que asegura que se avanzará paso a paso.

 

Y ese mensaje parecería ir dirigido también a su propia hija, Mariel Castro, quien desde hace años intenta sin éxito que el Parlamento apruebe un Código de Familia que reconoce algunos derechos básicos a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas de transgénero) de Cuba.

 

Mercado inmobiliario limitado

 

La apertura del mercado inmobiliario, cerrado desde 1959, disparó las transacciones. En menos de un mes se efectuaron 364 compraventas, 1.579 donaciones y 409 permutas. Hasta que se aprobó la medida los cubanos solo podían comprar la casa al gobierno o permutar entre particulares.

 

Existía un enorme mercado negro en el que se vendía y compraba mediante triquiñuelas legales y corrupción, propiedades falsas, matrimonios de conveniencia y permutas múltiples, todo tolerado por funcionarios venales que ganaban así mucho dinero.

 

De todas formas el mercado inmobiliario de la isla está sujeto a normas que pretenden impedir la especulación. La principal es que los cubanos solo tienen derecho a tener una casa de residencia y otra de recreo en la playa o en el campo.

 

3500 autos vendidos

 

Un mes después de la apertura del mercado automotriz se habían vendido 3500 automóviles.

 

La apertura del mercado automotriz generó muchos debates internos, y no pocos políticos se muestran reacios a la libre compra-venta de automóviles. Esto explicaría por qué se tardó tanto tiempo en aprobarse y se hizo de forma tan limitada.

 

Aun teniendo el dinero, la mayoría de los cubanos siguen sin poder comprar un automóvil nuevo en el concesionario como se hace en el resto del mundo, se deben conformar con la compraventa de autos usados entre particulares.

 

Por lo pronto, las oficinas de Registro de Vehículos se empiezan a enterar de qué automóvil pertenece a quién. Ya se emitieron unos 15.000 certificados de propiedad a nombre del verdadero dueño y tramitaron 3.500 compraventas.

 

Al finalizar el año se cooperativizaron nuevas empresas de servicios que antes pertenecían al Estado y se abrieron los créditos bancarios para los trabajadores autónomos y los pequeños campesinos, dos medidas que refuerzan estos sectores.

 

Migración paso a paso

 

Raúl Castro dijo que en el terreno migratorio se introducirían "paulatinamente los cambios requeridos en esta compleja temática".

Raúl Castro dijo que en el terreno migratorio se introducirían "paulatinamente los cambios requeridos en esta compleja temática, sin dejar de valorar en toda su integralidad los efectos favorables y desfavorables de cada paso que demos".

 

El principal problema a resolver podría ser la política a seguir con el millón de profesionales que son la principal fuente de ingreso de divisas del país con su trabajo en el extranjero. La mayoría percibe bajos salarios y serían potenciales emigrantes en caso de una apertura de las fronteras.

 

Reconoció que "no pocos consideran urgente la aplicación de una nueva política migratoria” pero a la vez afirmó que Cuba sufre "la política injerencista y subversiva del gobierno de Estados Unidos, siempre a la caza de cualquier oportunidad".

 

Ciertamente Washington tiene una política de visas preferenciales para atraer a los médicos cubanos que estén trabajando en terceros países. Ya en los años 60 se fueron la mitad de los galenos.

 

La comunidad LGBT

 

Otra vez queda en el tintero la aprobación del Código de Familia que incluye el reconocimiento de los derechos de la comunidad LGBT, entre ellos el de las uniones consensuadas, que no llegan a ser un matrimonio pero implica un reconocimiento legal.

 

La principal impulsora es la hija del Presidente, Mariela Castro, quien dirige el Centro Nacional de Educación Sexual. Llevan años presentando en el parlamento el proyecto sin que se lo rechacen pero sin lograr tampoco que los diputados lo aprueben.

 

Pero el trabajo del Cenesex no ha sido inútil, el Partido aprobará en enero un documento que propone "enfrentar los prejuicios raciales, ante creencias religiosas u orientación sexual" que limiten el derecho a "ocupar cargos públicos, participar en organizaciones políticas, de masas y en la defensa de la Patria."