Cubanálisis El Think-Tank

REPRODUCCIÓN DE UN ARTÍCULO SOBRE CUBA

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cuba: cuando el aborto es una alternativa al método anticonceptivo

 

Liliet Heredero, BBC Mundo, Cuba

 

En Cuba, cuando una mujer embarazada va al médico, hay una pregunta que espera, sin sorpresas: ¿te lo vas a sacar o te lo vas a dejar? Y la mujer cubana sabe que tiene derecho a decidir.

 

Al contrario de lo que ocurre en la mayoría de los países de América Latina, en Cuba existe una tolerancia social y moral al aborto, y su práctica es frecuente.

 

 

Desde 1936, el aborto en Cuba está despenalizado para algunas circunstancias.

 

Según la Encuesta Nacional de Fecundidad, realizada en 2009 por la Oficina Nacional de Estadística (ONE), "la alta prevalencia de estos eventos en Cuba ha llevado a especialistas a afirmar que los cubanos en la actualidad están utilizando estos procedimientos como métodos anticonceptivos, es decir, como alternativa al no uso -o al uso incorrecto- de los diferentes métodos".

 

Aunque en Cuba no existe una ley de aborto, su práctica está despenalizada desde 1965. Hasta las diez semanas de embarazo no hay que dar ninguna razón para optar por esa alternativa.

 

"El aborto o legrado en Cuba es fácil, seguro, cómodo y gratuito", le comenta a BBC Mundo el doctor Miguel Sosa, presidente de la Sociedad Científica Cubana para el Desarrollo de la Familia (SOCUDEF).

 

Riesgos

 

El reto está en encontrar el equilibrio. Para la mayoría de las mujeres cubanas, la facilidad a la hora de realizarse un aborto es un derecho al que no renuncian. Pero su uso y abuso parecen estar yéndose de las manos.

 

La postura de la Iglesia

 

El aborto está permitido en Cuba desde 1936, si el embarazo era producto de una violación o si causaba problemas de salud de la madre.

 

Según monseñor Antonio Rodríguez, rector del Seminario de San Carlos y San Ambrosio, la tolerancia al aborto no debe verse como un fenómeno post-Revolución comunista de 1959.

 

"El catolicismo en Cuba nunca fue muy profundo, siempre fue de minorías. En Cuba hubo una conciencia de que se podría abortar desde antes de la Revolución", afirma.

Ése es el caso de la joven de 28 años Yindra García. Ahora es madre de un bebé de un año, que decidió tener por la siguiente razón: "Me daba miedo hacerme otro aborto". Desde los 20 años se había realizado nueve interrupciones de embarazo, generalmente por un descuido en el uso de métodos anticonceptivos.

 

Según el doctor Sosa, "Cuba considera el aborto como un problema de salud y quiere luchar para reducirlo".

 

Los especialistas consultados por BBC Mundo indican que las altas cifras de aborto denotan que, en general, se desconocen los riesgos que este procedimiento puede tener para la salud reproductiva de la mujer.

 

En 2009, más de la mitad de los casos de infertilidad en mujeres tenían como causa las secuelas de uno o más abortos, agrega Sosa.

 

Los altos niveles en la práctica de abortos se dan en momentos en que la población cubana envejece y ha pasado de un crecimiento demográfico bajo a uno negativo.

 

"Regulación menstrual"

 

En 2009 se efectuaron en Cuba 84.687 abortos, según el Anuario Estadístico de Salud que publica el Ministerio de Salud Pública (MINSAP), lo que evidencia una notable disminución en la última década. En 1986, la cantidad de aborto fue el doble.

 

Pero desde 1989 Cuba comenzó a utilizar, además, una forma menos invasiva de aborto que llaman "regulación menstrual".

 

Se realiza hasta las seis semanas de un posible embarazo mediante la aspiración del útero.

 

Abortos (tasa por 1.000 mujeres en edad fértil)

 

2005: 19,1

2006: 20,8

2007: 20,4

2008: 23,0

2009: 26,3

 

No requiere de anestesia general o transfusión de sangre, ni del consentimiento de los padres en el caso de menores de 18 años.

 

Hasta 2004 la tasa de regulaciones ha ido en aumento. En 1989 era de once por cada 1.000 mujeres en edad fértil, mientras que en 2004 fue de 36, según datos publicados en la tesis doctoral de Miriam Grant, a la que tuvo acceso BBC Mundo.

 

Sin embargo, las crecientes cifras de regulaciones menstruales no se incluyen en la tasa anual de aborto.

 

¿Cuán diferente es la tasa de aborto en Cuba con la de otros países de la región?

 

Es difícil hacer comparaciones, ya que los parámetros no son los mismos. En muchas naciones donde el aborto es ilegal y se realiza de manera clandestina, las cifras no son fidedignas.

 

¿Por qué tantos abortos?

 

Los expertos consultados por BBC Mundo coinciden en que la situación económica, la escasez de viviendas y la insuficiencia de los salarios son algunos de los factores para la disminución de los nacimientos.

 

En otros casos lo es el desarrollo alcanzado por la mujer en la sociedad.

 

Tras la Revolución, la mujer tuvo la oportunidad de incorporarse socialmente y de tener un pleno desarrollo profesional, por lo tanto ella decide en qué momento tener un hijo

Mayra Rodríguez, Centro Nacional de Educación Sexual.

 

En el caso de Yindra, muchos de los nueve embarazos no deseados ocurrieron mientras estudiaba en la universidad. Ella dice que quería terminar sus estudios y, además, no tenía casa donde vivir.

 

Para la psicóloga Mayra Rodríguez, subdirectora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), el aborto es "un logro social que no se puede perder".

 

"Tras la Revolución, la mujer tuvo la oportunidad de incorporarse socialmente y de tener un pleno desarrollo profesional. Por lo tanto, ella decide en qué momento tener un hijo", añade.

 

Mejor educación sexual

 

Métodos anticonceptivos como condones se venden a precios subvencionados en las cafeterías.

Sin embargo, llama la atención la cantidad de embarazos no deseados que terminan en un aborto en una población en la que el 77% de las mujeres en edad fértil (entre 12 y 49 años) usa algún método anticonceptivo, según cifras del Anuario Estadístico de Salud de 2009.

 

Asimismo, el gobierno implementa campañas de educación sexual desde la escuela y ofrece distintos métodos anticonceptivos a precios muy bajos.

 

Pero, según explica a BBC Mundo Miriam Grant -funcionaria del MINSAP-, "debe mejorar la oferta de anticonceptivos en términos de cantidad, calidad y diversidad con respecto a los que actualmente se ofrecen".

 

En lo que coinciden todas las personas entrevistadas por BBC Mundo es que la tolerancia al aborto es un fenómeno cultural que se trasmite de generación en generación. Por lo tanto, es una práctica difícil de cambiar.