Cubanálisis El Think-Tank

REPRODUCCIÓN DE UN ARTÍCULO SOBRE CUBA

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cuba confía su proceso de reformas a figuras de la vieja guardia

 

Américaeconomía

 

La elección de un buró político de 15 miembros, que incluye a seis generales de la vieja guardia y varios miembros que rondan los 70 años, podría inquietar a los cubanos esperanzados después de que Raúl Castro propusiera limitar en el futuro la permanencia en cargos de gobierno y el partido.

 

El gobernante Partido Comunista de Cuba eligió este martes al presidente Raúl Castro como su nuevo líder, escoltado por veteranos y generales aliados que deberán liderar profundas reformas económicas para intentar salvar el sistema socialista de la isla.

 

Como se esperaba, Raúl Castro, un general de 79 años, reemplaza como primer secretario de la única fuerza política de Cuba a su hermano Fidel Castro, de 84 años, ex presidente y el único que había ocupado el cargo desde su fundación en 1965.

 

Pero el nombramiento del primer vicepresidente, José Ramón Machado Ventura, de 80 años, como número dos, da al traste con la recomendación de Raúl Castro de limitar el tiempo durante el que se ejercen los cargos para "rejuvenecer" la cúpula, después de haber criticado la incapacidad de la cúpula en el poder de conseguir reemplazo generacional tras medio siglo en el poder.

 

La elección de un Buró Político de 15 miembros, que incluye a seis generales de la vieja guardia y varios miembros que rondan los 70 años, podría inquietar a los cubanos esperanzados después de que Raúl Castro propusiera este sábado 16 limitar en el futuro a dos períodos de cinco años la permanencia en cargos del Gobierno y del Partido.

 

"Nos mantuvimos varios veteranos de la generación histórica y es lógico que así sea", dijo Castro en el discurso de clausura.

 

Espera un relevo en el Comité Central. Castro ha dicho que tiene por delante el desafío de hacer perdurable el sistema socialista una vez que desaparezcan los líderes históricos que siguen en los principales cargos.

 

"En lo que a mí respecta, asumo mi última tarea, con la firme convicción y compromiso de honor de que el Primer Secretario (...) tiene como misión principal y sentido de su vida: defender, preservar y proseguir perfeccionando el Socialismo y no permitir jamás el regreso del régimen capitalista", agregó arrancando aplausos de los comunistas.

 

Raúl Castro había sido el número dos del Partido Comunista de Cuba desde su creación, aunque había asumido una especie de liderazgo informal desde que su hermano enfermó en 2006, al igual que hizo en la presidencia del país, cargo que asumió oficialmente en 2008.

 

En su discurso dijo que la elección del nuevo comité central de 115 miembros garantiza el relevo.

 

"Fueron seleccionados de la gigantesca cantera de graduados universitarios y especialistas calificados, que la Revolución no perdió tiempo en formar", afirmó.

 

"Hemos dado un primer paso para cumplimentar lo que acordamos en el Congreso, muy especialmente en lo que se refiere a iniciar un proceso gradual de renovación y rejuvenecimiento de la cadena de cargos políticos y estatales", agregó.

 

Aprobadas reformas económicas. Un congreso de cuatro días que reunió a cerca de 1.000 delegados aprobó el lunes más de 300 reformas con las que pretenden modernizar una economía golpeada por una crisis de liquidez y cuya aplicación preocupa a los cubanos acostumbrados durante décadas a alimentos y servicios subsidiados.

 

Fidel Castro apareció de forma inesperada en la última jornada del congreso que se celebra en La Habana desde el sábado, vestido con ropa deportiva azul y sujetado por un ayudante. Recibió una ovación en pie.

 

En un artículo publicado el martes en el periódico oficial Granma, ya había hecho oficiales su dimisión y su negativa a ocupar un cargo en la directiva del Partido, aunque dejó claro que su hermano Raúl sigue haciéndole consultas.

 

El histórico líder cubano, que no se dirigió públicamente al público, dio su apoyo a su hermano en el artículo. Incluso se mostró "interesado" en su propuesta reciente de limitar el periodo de permanencia en los cargos. La medida podría aprobarse en enero de 2012.

 

En un crítico discurso en la apertura del congreso, Raúl Castro dijo que es una "vergüenza" que la cúpula en el poder desde la revolución de 1959 no haya podido garantizar su propio reemplazo. También señaló que varios intentos han resultado fallidos.

 

"Me agradó la idea; era un tema en el que yo había meditado mucho", escribió Fidel Castro en su texto.

 

"Sin prisa, pero sin pausa". Castro ha dicho que su Gobierno intentaría mejorar la vida de los cubanos y ha criticado el exceso de paternalismo reinante por medio siglo.

 

El congreso del Partido Comunista dio luz verde a la descentralización del modelo socialista, pero sin apartarse de la planificación.

 

Algunas medidas, como el recorte de subsidios de alimentos que Castro ha considerado una "carga insoportable" para la economía, han sido recibidas con preocupación por los cubanos, que deben subsistir con bajos salarios.

 

Castro ha dicho que sus reformas van "sin prisas pero sin pausa", pero mantendrá servicios gratuitos de salud y educación. También ha sostenido que pretende subvencionar a personas de bajos recursos, y no productos.

 

En adelante, su Gobierno tendrá que controlar las reformas aprobadas, que incluyen la reducción gradual de más de un millón de empleos estatales, la expansión del sector privado y cooperativo y el recorte de subsidios que llevan décadas en vigor.

 

También aspiran a aumentar las inversiones extranjeras y dar más autonomía a unas 3.700 empresas estatales que llevan décadas siendo resultado ineficientes durante décadas. Además, está prevista la expansión de créditos bancarios para impulsar el sector privado y cooperativo.