Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

Cemento cubano para casas en Venezuela

 

Idolidia Darias, Mmartinoticias.com

 

El cemento producido en fábricas cubanas se está enviando a Venezuela o Haití mientras cientos de miles de cubanos no tienen con qué reparar sus viviendas, o reconstruir las que arrasaron los huracanes. 

 

 A Puerto Cabello en Venezuela arribaron en poco menos de un mes 23,991 toneladas de cemento blanco procedentes de Cuba, según una nota del diario El Universal que tomó los datos de "Informes de la Cámara de Comercio de Puerto Cabello (CCPC)".

 

 Dos buques procedentes del puerto de Cienfuegos, en el sur de la isla, dejaron sus cargas en el muelle 42 de Puerto Cabello, administrado por la Oficina Coordinadora de Apoyo Marítimo de la Armada (Ocamar). El cemento sería utilizado para atender requerimientos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, una de las misiones sociales del gobierno chavista, destacó El Universal.

 

 El Gobierno ha estado importando cemento blanco para esos fines porque las cementeras nacionales no l están produciendo, señala la publicación.

 

 Cubanos residentes en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba consultados por martinoticias.com calificaron la información de “indignante" porque según ellos en el país miles de personas no tienen una casa donde vivir y el gobierno cubano no les vende a un precio asequible al bolsillo ciudadano el cemento y los materiales que  requieren para construir o reparar sus viviendas.

 

 El periodista cienfueguero Alejandro Tur Valladares destaca que la fábrica de cemento Carlos Marx enclavada a quince kilómetro del puerto de Cienfuegos mantiene una buen ritmo de producción; sin embargo, los habitantes de la zona poco se benefician con ese cemento.

 

 ​​La producción de dicha fábrica la transportan hacia el puerto de la ciudad donde la embarcan en buques con banderas de “distintos países”, dijo Tur.

 

 "En las tiendas en moneda nacional (MN) no venden el cemento, sólo se consigue en las shoppings pero es muy caro", senaló el comunicador.

 

 Algo similar ocurre en la provincia de Santiago de Cuba. La mayor parte de la producción de la fábrica de cemento José Soberón sale para el puerto y de ahí “lo embarcan en buques con banderas de otros países”, dijo el activista Emenelio Céspedes, residente en el barrio santiaguero de Altamira.

 

 ​​Céspedes asegura tener información de que 'los barcos están llevando el cemento para las construcciones en Haití', señaló.

 

 En las "shopping"cubanas (tiendas recaudadoras de divisas) el cemento se cotiza a 6.65 CUC el saco (unos 165 pesos MN) mientras que en los mercados estatales que venden por moneda nacional se comercializa el saco de cemento a 100 pesos (MN) y ese es sólo para los que el gobierno declare con 'problemas sociales", dijo el santiaguero Goar Cruz.

 

 Cientos de familias en Santiago de Cuba siguen sin casa debido al Ciclón Sandy que afectó la región a fines de octubre pasado,  "pero el gobierno no les ayuda para que reparen sus casas", apuntó Cruz.

 

 ​​ Al cemento que venden en las shoppings tienen acceso quienes tienen divisas, y al que venden en las tiendas del gobierno por MN ‘solo pueden acceder los subsidiados del gobierno’ dijo Ignacio Estrada Cepero, que ha transitado por  los  ‘vericuetos de la burocracia’ para arreglar el cuarto donde vive en  La Habana.

 

 La otra opción que tienen los cubanos para poder reparar o construir sus viviendas es comprar el cemento en el mercado negro a un costo de 100 o 120 pesos MN el saco, pero a esa cifra “no todos pueden llegar”, precisó Estrada.

 

 Para el santiaguero Céspedes y el cienfueguero Tur lo peor de todo es que el cemento fabricado en Cuba el gobierno lo envíe a otros países mientras en la isla hay decenas de miles de personas que siguen sin recomponer sus viviendas destruidas por los ciclones.

 

 ​​Un empleado de servicios en la isla gana en 200 pesos MN;  un profesional puede ganar entre 500 y 600 pesos. Las cifras ponen cada vez mas lejos a los cubanos de tener una vivienda digna donde vivir, señaló Estrada.

 

 Activistas de la Unión Patriótica de Cuba, UNPACU, en la provincia Santiago de Cuba han recogido testimonios de familias que viven en precarias condiciones en todo el país y que, a pesar de múltiples reclamos a las autoridades, no han recibido respuestas.