Cubanálisis   El Think-Tank

CUBA EN LA PRENSA MUNDIAL

 

En esta Sección se reproducen, para información de los lectores, artículos que tratan el tema cubano. La reproducción en esta Sección no significa que necesariamente compartimos los criterios del autor.

 

A pesar del compromiso de Obama, Cuba continúa la represión

 

The Washington Post

 

(Editorial publicado por el diario The Washington Post el 1 de julio, al anunciarse el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos)

 

Al anunciar la reapertura de la embajada de Estados Unidos en La Habana, el presidente Obama dijo que “nadie espera que Cuba se transforme durante una noche” por vía de su política de “compromiso”. Eso es justamente así porque en los primeros seis meses de normalización de las relaciones con el de Obama régimen comunista, la mayoría de los indicadores de derechos humanos en la isla se han movido en la dirección equivocada.

 

Desde diciembre, se han registrado más de 3,000 detenciones por motivos políticos en Cuba, incluyendo 641 en mayo y 220 solo los domingos, según fuentes disidentes. La mayoría fueron acompañadas por golpes; al menos 20 detenidos requirieron tratamiento médico en mayo. Después que Cuba fue invitada por primera vez a la Cumbre de las Américas en Panamá, donde matones del régimen atacaron a los activistas de la sociedad civil que también asistieron al foro.

 

“Algunos de nosotros habíamos esperado… que pararan -o por lo menos que disminuyeran las golpizas” de manifestantes pacíficos, escribió recientemente el activista Mario Lleonart , “pero ahora sabemos que lo que ocurre es exactamente lo contrario”.

 

Las visitas de los estadounidenses a Cuba se han incrementado un tercio, incluyendo un montón de delegaciones políticas. Pero en los meses siguientes a que Obama anunciara la apertura diplomática, en diciembre, también hubo un aumento del 120 por ciento en los cubanos que tratan de huir a Estados Unidos. A muchos les preocupa que una vez que las relaciones se normalicen, Estados Unidos dejará de aceptar refugiados; de acuerdo con encuestas recientes, más de la mitad de los cubanos quisiera abandonar el país.

 

Obama alivió las regulaciones sobre las ventas de alimentos desde Estados Unidos, pero las importaciones de alimentos estadounidenses a la isla, controladas por el Estado, se redujeron a la mitad en los primeros tres meses de 2015 en comparación con el año pasado. Netflix anunció que los cubanos podían acceder a su servicio, pero el costo por una hora de acceso en alguno de los puntos de conexión a Internet controlados por el gobierno es igual al 10 por ciento del salario mensual promedio de un trabajador estatal, y los sitios cubanos independientes están bloqueados.

 

No nos oponemos a los contactos diplomáticos o las embajadas de Estados Unidos en países como Cuba, en principio. Pero los resultados de la iniciativa de Obama hasta ahora ponen de relieve la oportunidad perdida en no requerir siquiera un modesto alivio de la represión de la dictadura, a cambio de lo que significa el rescate político y económico de un régimen fallido. Obama podría haber solicitado una garantía, por ejemplo, que  a las Damas de Blanco, formadas por familiares de presos políticos, se les permitirá llevar a cabo sus marchas pacíficas semanales sin arrestos o golpes; como viene sucediendo, los ataques contra el grupo han aumentado considerablemente.

 

El Departamento de Estado también podría haber insistido en que los diplomáticos estadounidenses tengan acceso sin restricciones a los cubanos de a pie, y podría haber rechazado las demandas del régimen de que se cancelen los programas de democracia en curso. En cambio, un alto funcionario de Estados Unidos dijo que, si bien el acceso mejoraría, el Departamento de Estado había aceptado “restricciones” en el personal en Cuba, similares a las de otros “ambientes restrictivos”, y que los servicios prestados por la Sección de Intereses en función, como el acceso a internet, “podrían no ser tan necesarios”.

 

Gracias a la oposición del Congreso, ningún embajador de Estados Unidos a Cuba puede confirmarse de momento y a la máxima rapidez. Pero el propio Obama, según su portavoz, está deseoso de visitar La Habana. Nos gustaría esperar que el presidente se contuviera hasta que el régimen de Castro muestra algún signo visible en el mejoramiento de los derechos humanos, que él dice es el objetivo a alcanzar. Hasta ahora, el acercamiento Estados Unidos-Cuba es totalmente unilateral.

 

Traducción: CaféFuerte