Cubanálisis  El Think-Tank

                                          RAZONES Y PERCEPCIONES DESDE LAS POSICIONES CASTRISTAS:

                                                                SUS AUTORES, SUS PROPIAS PALABRAS

 

 

Justificar lo injustificable

 

Para empezar de nuevo se impone no asumir responsabilidades sino pedir sentidas disculpas que será la única manera viable de redimir a sus victimas hoy en día.

 

Joven cubano, kaosenlared

 

(NOTA: Cubanálisis respeta las faltas de ortografía y gramática en el original)

 

No poseo los elementos técnicos para tipificar delitos. Mucho menos de lesa humanidad. Esta labor prefiero dejársela a los expertos. Todo aquel que carezca de formación jurídica debería abstenerse de pretensiones ridículas. Como reza un sabio refrán zapatero a tus zapatos. Lo cual no impide que dentro de mi horma este, apelando a mi condición de ciudadano, valorar los componentes éticos que considero socialmente más importantes que la competencia o no de la corte penal internacional u otras organizaciones supra nacionales semejantes.

 

El articulo Fidel Castro las UMAP y los perversos cubanólogos me llamo poderosamente la atención. Viniendo de una persona improcedente en términos de derecho penal internacional es descartable su pretensión de abogado del diablo. Por demás los presuntos demandantes que se cita tampoco creo que amerite la pena resaltarlos. La reconciliación entre el estado y las victimas de un episodio oscuro debe empezar por casa.

 

Lo queno me parece justo es que se intente justificar con argumentos frágiles y subjetivos un ejercicio casi de laboratorio que mucho dolor causo a miles de cubanos. Lo que el autor propone es una suerte de…bueno ya paso que no se repita… borrón y cuanta nueva. Sin considerar, cosa que debe saber muy bien, las indelebles marcas que una experiencia de ese tipo dejó en los que la vivieron y en la sociedad.

 

Enumerando los por que de la UMAP se apoya en verdades que nada justifican. Nos dice “La Medicina consideraba la homosexualidad una enfermedad mental y así se mantuvo hasta 1973 por la Asociación americana de psiquiatría”. Esto es verídico. Lo que no es cierto es que asociación médica alguna haya recomendado como tratamiento para esta “patología” el encierro de personas homosexuales en contra de su voluntad. ¿o debemos considerarlo como una especie de ensayo clínico?

 

Nos argumenta también que para la época existía una alta tasa de analfabetismo y casi nula educación sexual. Es cierto. Como también es cierto que las UMAP no fueron idea de un grupo de campesinos iletrados. Sus ideólogos, sus fundadores, los que las concibieron poseían la mayor parte estudios superiores.

 

“Radicalización del proceso revolucionario cubano, reclutamiento frecuente hacia unidades militares y hacia áreas productivas. Jamás se evidenciaron por el pueblo como campos de concentración” .Aquí el autor habla por el pueblo cosa que no debería hacer. No para utilizarlo como argumento serio. Huelea demagogia. Máximo cuando no le consta. Ninguno de los dos habíamos nacido en aquella época. Sin duda esta afirmación es tendenciosa “reclutamientos frecuentes” dice. Se le olvida decir que en el caso de la HUMAP eran frecuentes y forzados. Por demás la radicalización del proceso revolucionario no tiene nada que ver con la discriminación sexual los homosexuales que se sepa no tienen relación directa con el modo de producción. “jamás se evidenciaron por el pueblo cubano como campos de concentración”… Bueno para ser justos esto que lo digan los que ahí estuvieron.

 

Luego Roque confunde los tiempos y los conceptos o, lo más probable, se olvida de los métodos. Nos dice que el trabajo se consideraba formador de hombres de bien y se confiaba en su efecto reformador e higienista. El trabajo no se consideraba formador de hombres de bien, el trabajo se considera formador de hombres de bien y desde luego que tiene un efecto reformador e higienista. Lo que pasa es que el trabajo forzado, como lo fue el de la HUMAP consigue todo lo contrario. Me resulta difícil creer que con nuestra historia colonial a alguien le quepan dudas.

 

Nos señala que por la fecha todos los estados sin excepción eran homo fóbicos. Sin duda, pero tengamos en cuanta que nuestro estado es el único que en esencia hoy en día es el mismo y esta dirigido por las mismas personas a los que se le ocurrió la UMAP.

 

Uno de los puntos que expone como justificación deja en claro otro error histórico de la revolución. Aplicación de políticas de corte estalinista….Resulta contradictorio que una revolución Marxista Leninista se aleje de sus basamentos ideológicos para en este punto en concreto hacer todo lo contrario. Debería explicarnos el autor por que la dirección revolucionaria se manifestó en contra de los ideales leninistas en cuanto a diversidad sexual se refiere.

 

No creo que sea productivo para la sociedad alimentar rencores. Lo que se necesita ante todo y no solo en este aspecto es reconciliación. Olvidar agravios. Pensar en futuro y no en pasado. Para todos, hombres, mujeres, bisexuales, homosexuales, transgéneros travestis extravagancias o peculiaridades sexuales apartes y respetadas echar adelante este país. La inclusión, que nadie se llame a engaño, es un logro aun pendiente para la revolución. Justificar y edulcorar no es el mejor camino. A cada cosa por su nombre. La UMAP fue una barbaridad y una torpeza mayúscula por sobre todas las cosas injustificable. Tratar de poner una cortina de humo sobre ella siendo timorato en la condena, tratando por ahí de buscarle un basamento ético a todas luces inexistente es cuando menos ser irresponsable. Pasando por la insensibilidad hacia quienes la padecieron.

 

Algunas cabezas debieron haber rodado mas si en su momento no la hicieron es ingenuo pedirlas hoy. Para empezar de nuevo se impone no asumir responsabilidades sino pedir sentidas disculpas que será la única manera viable de redimir a sus victimas hoy en día.