Cubanálisis  El Think-Tank

                                          RAZONES Y PERCEPCIONES DESDE LAS POSICIONES CASTRISTAS:

                                                                SUS AUTORES, SUS PROPIAS PALABRAS

 

 

Fidel y la eternidad

 

Fidel Castro fue el político más importante del siglo 20 y su figura continua teniendo una vigencia fundamental en el siglo 21.

 

Raúl Bracho

 

Acabo de leer el artículo que nos obsequia el comandante Fidel Castro sobre la culminación de su libro: “La victoria estratégica”. No puedo menos que impresionarme ante su capacidad productiva que antes que mermarse, se agiganta cada vez más con su edad. Fidel Castro fue el político más importante del siglo 20 y su figura continua teniendo una vigencia fundamental en el siglo 21.

 

Ante sus mismos mensajes de alerta, que abrieron los ojos de la humanidad en estas últimas semanas para avisarnos del temible destino que nos depara el imperialismo en su etapa final, Fidel vuelve a estar al frente de quienes luchamos por cambiar este mundo. Se sale de la cama y se quita los monos deportivos, el 26 de Julio de nuevo tomó su uniforme de combatiente para hacerle una ofrenda a Martí, cada día se llena de fuerzas para salir a seguir haciendo historia.

 

Indudablemente que el destino de los pueblos va ligado a nombres propios. Innumerables son las críticas al culto a la personalidad, pero es que creo que no es un culto a la personalidad sino a la esencia humana que reside en ciertos hombres o mujeres. No ha habido paso alguno en la historia que no fuese conducido por un líder, por un personaje en el que la suma de todas las necesidades de los pueblos se conjuguen en una grandiosidad impactante, como en este siglo y en la historia de Suramérica y del planeta entero pasó con Fidel Castro.

 

Fidel es un libro que enseña incansable, es ciencia que resuelve los enigmas de la historia, es experiencia que se desborda en sabiduría, es, sobre todo, amor por la humanidad. Cuba, esa tierra amada, de la que soy hijo, en la que el amor y la solidaridad de tantos cubanos me llenó de nuevo de sueños, Cuba es un canto a Fidel, muy a pesar de las minorías vendidas al imperio egoísta del norte.

 

Hace una semana publiqué una carta que me enviara una joven cubana en respuesta a un artículo mío,

 

Luna, como se llama esta joven me ha seguido escribiendo, en cada lectura a mis artículos, priva un celo extraordinario por Fidel, a quien con devoción defiende a ultranza, como lo haré yo siempre. Hoy he recibido otra carta, ahora de un joven cubano en respuesta a mi artículo: www.kaosenlared.net/noticia/el-tigre-de-papel

 

No dejaré   nunca de ser consecuente con Cuba y con Fidel y menos con la juventud hermosa que nació en la revolución, como voz para callar a las necedades de los disidentes, publicaré las cartas que reciba de la juventud cubana. Un saludo desde Venezuela comandante Fidel, siga vivo siempre,eternamente Fidel. ¡Venceremos!

 

Estimado Raul: (sic)

 

Mi nombre es Víctor Andrés Gómez Rodríguez, soy investigador sociocultural, vivo en Ciudad de La Habana. En la medida de mis posibilidades sigo bastante lo que publicas en la web, y he leído tu artículo "El tigre de papel" publicado en Kaos.net el 22-7-2010 a las 13:09. Esencialmente estoy de acuerdo contigo; soy un marxista sin dogmas, sé que el asunto de la crisis actual por la que atraviesa el sistema capitalista, la actual que tiene su climax a partir del 2007, se proyecta como un asunto muy grave a nivel global. Venezuela misma, en un momento importante del proceso Bolivariano, está realmente -y grave- amenazada por un anillo de acero que el gobierno de Obama pretende imponerle, especialmente desde Colombia y Costa Rica. Y es una movida hegemónica para salvar al sistema burgués de un colapso brutal por auto-asfixia. El petróleo es el elemento fundamental que mantiene activo su sistema nervioso periférico; ya sin mercados a donde expadirse, y sin "dinero", porque la moneda "líder" de Breton Woods casi deviene papel de inodoro debido a esa economía de casino a que sometieron a la inestabilidad del mundo. De ahí, a mi criterio, no existe posibilidad de mantener hegemonía cultural, que es la que les va quedando, sin actos de coerción (sin guerra cultural). Demostrar que existe la posibilidad de alternativa radicalmente opuesta al capitalismo, y que esa alternativa (socialismo, por ejemplo) funciona, es la última pesadilla que la estructura capitalista mundial desearía padecer. Porque estarían soñando su muerte. El "viejo" Fidel, creo que es de las pocas personas vivas, en el mundo actual, que posee la suficiente lucidez y experiencia para contar una historia de resistencia y salir airoso en ese sentido contra la expansión burguesa. Y sin teleologías posibles debemos admitir que hay riesgos; y que tales riesgos impuestos por la agresividad estadounidense, con la anuencia del mundo del capital, puede volcarse contra las cabezas del proyecto del ALBA, tras un amague en el Medio Oriente o el Sur de Asia; y eso es muy posible. Las crisis capitalistas se salvan con guerras; que a estas alturas ellos evitarán que se den entre si; sino contra lo que ellos dilucidan históricamente como su periferia. Yo soy de los optimistas trágicos; ojalá que no, pero puede ser. Respeto mucho a Mao, pero la China actual expresa una prueba, de que es posible que se haya equivocado un poco en sus apreciaciones sobre los tipos de tigre. Más allá de las metáforas, de la imaginación de las culturas, como toda especie depredadora, el tigre ataca a víctimas potenciales más débiles, o a desprevenidos. Mi impresión es que los últimos seis meses de este año serán casi decisivos para la integración regional anticapitalista en nuestra área. Será necesario ver qué hará el idiota y delincuente de Santos al tomar el poder en Colombia dentro de una semana, por una parte, y cómo se desarrollan los acontecimientos, que Fidel analizó, del otro lado del mundo. Nosotros mismos aquí en Cuba, tenemos una batalla intensa y decisiva contra tendencias "micro disidentes" que por una u otra vía intentan, también deshacer todo lo importante que la Revolución ha logrado con mucho sacrificio en el último medio siglo; la devlauación nuestra es una garantía para la crisis capitalista, pues aleja la posibilidad de dilucidar a ese sistema como histórico, y por tanto perecedero, tumbable, jodible, destructible. Debemos prensar la cabeza y la unidad de lo diverso en función del apoyo mutuo; y en un momento determinado estar dispuestos a jugarnos el pellejo por defenderlo -por cierto ya lo hice durante casi diez años siendo casi un adolescente, algo normal en Cuba desde 1959-61-; Fidel está claro, su advertencia es seria; por alguna razón la posmodernidad interactuando con el neoliberalismo, dilucida a los "viejos" como inservibles; la vasta experiencia de la vida en la cultura suele ser muy peligrosa para la dominación, en cualquiera de sus modos.

 

Un abrazo revolucionario.

 

Víctor Andrés Gómez Rodríguez