Cubanálisis  El Think-Tank

                                          RAZONES Y PERCEPCIONES DESDE LAS POSICIONES CASTRISTAS:

                                                                SUS AUTORES, SUS PROPIAS PALABRAS

 

 

Cuba-Eduardo Fontes quiere que el cubano beba agua caliente

 

El problema está en internet, en Los Aldeanos… ¿O el problema está en la burocracia que dirige este país y su constante manipulación de la realidad?

 

Francotirador del Cauto

 

Algunas consideraciones me vienen a la mente al repasar someramente el video hecho llegar o “filtrado”   de la conferencia dada a la Sección Política del MININT el pasado 8 de Junio de 2010 por Eduardo Fontes Suárez, especialista cibernético de la Contrainteligencia.

 

En primer lugar la defensa es permitida y nuestros órganos de la seguridad están en el derecho de enfrentarse al imperio norteamericano con todos los medios que estén a su disposición. No olvidemos que el enemigo es poderoso y tiene inmensos recursos a su alcance, eso nos obliga ante la escasez de recursos a utilizar lo que sobra en cualquier país: la inteligencia natural.

 

En Cuba no se filtra nada, si algo dicen que se filtra es porque se hizo con tal intención.   Si fue una medida activa a tono con la situación y futura condena de Alan Gross, la oportunidad de la misma es mínima, debió haberse “filtrado” meses atrás y no a días antes del juicio. Si fue para alertar a nuestros políticos de los peligros de internet está mal planteado. ¿Está faltando materia gris en eso de sorprender al enemigo?

 

Por otra parte, si Alan Gross fue cogido in fraganti en su labor de espionaje, y hemos legalizado su actividad, no es necesario este tipo de filtraciones, que sea juzgado por nuestros tribunales y que purgue su pena.

 

Creo que nuestra debilidad está en no haber apresado otros cuatro espías norteamericanos más para hacer el intercambio adecuado entre gobiernos cuando se tienen espías de uno y otro bando, y así acabar de resolver   el ensañamiento con que fueron juzgados nuestros cinco compañeros en Estados Unidos.

 

Por lo demás, creo que el análisis del analista Fontes está parcializado, porque   no podemos hablar solamente de las acciones del enemigo, sino de cuales de nuestras debilidades se aprovecha el enemigo para instrumentar sus acciones, digo, si es que el material pretendía dar información adecuada a los integrantes de la sección política.

 

Ya en una ocasión expresé que los grupos de derechos humanos no fueron importados a Cuba, sino que el enemigo se aprovechó de una capa de la población que hizo de la defensa de esos derechos un modus vivendi, surgieron aquí adentro porque encontraron el caldo de cultivo adecuado para ello.

 

Habría que analizar entonces nuestra incapacidad para hostigar y destruir esos grupos,   que han estado subvencionados por el enemigo, pero para ello habría que en primera instancia actuar contra las violaciones de los derechos humanos internamente. Hasta tanto no  logremos eliminar esas violaciones, existirán en nuestra sociedad tales grupos y estarán o no subvencionados por el  enemigo  o por instituciones que se dedican a tales rubros a nivel internacional.

 

Pongo un ejemplo, hasta ahora el enemigo nunca pudo hacer campaña contra el desempleo en Cuba, dentro de poco será una de las nuevas líneas de propaganda. ¿Y eso es porque el enemigo quiere?   No, porque el año que viene por esta fecha habrá millón y medio de trabajadores cubanos desempleados, y las campañas se hacen con un poco de verdad y un poco de mentiras. El gobierno debe actuar firmemente para erradicar esas verdades que utiliza el enemigo.

 

Ya, de entrada, El director de la Oficina Nacional de Inteligencia de Estados Unidos, James Clapper, en una conferencia ante el Congreso el jueves pasado, expresó que “el continuo deterioro que la economía cubana sufrió en 2010 ha obligado a Raúl Castro a adoptar medidas difíciles que podrían dar lugar, léase que ellos incentivarán,   a protestas públicas durante el año próximo”.

 

Además dijo que las fuerzas de seguridad cubanas están en capacidad de controlar protestas públicas focalizadas, pero "una represión severa a las protestas podría generar mayor descontento e incrementar la violencia, lo que podría producir inestabilidad política".

 

Clapper, yo también, duda de que la economía cubana pueda absorber rápidamente todos los empleados gubernamentales despedidos debido a los "numerosos obstáculos estructurales y burocráticos para incrementar el empleo en el sector privado". 

 

Esta audiencia legislativa es significativa porque en ella el Director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos presenta las prioridades a los organismos de espionaje norteamericanos, de lo que se desprende que la situación cubana estará nuevamente en esas prioridades.

 

Así que guerra avisada no mata soldados, preparémonos para ese barraje propagandístico que se nos viene encima y las acciones del enemigo para promoverlas, garantizando, como dijo el estado cubano, trabajo para esos futuros desempleados.

 

Y regresando al tema de este artículo, me causa expectación que un oficial de la contrainteligencia califique a Los Aldeanos de enemigos, lo que para mi solo es muestra de la poca visión   y profundidad de análisis que esa institución tiene de los problemas internos del país, y a concepciones erradas de la situación operativa le siguen medidas inadecuadas para solucionar esos problemas dentro de la juventud.

 

Por ejemplo, vivimos en una sociedad donde la dirigencia escapa ya de los 70 años como promedio, lo que conlleva a que a varias generaciones de jóvenes les hayan birlado la oportunidad de dirigir a su sociedad. Es cierto que ellos lo permitieron, ¿pero acaso la nueva juventud está dispuesta a que le roben esa oportunidad? Acaso Los Aldeanos no son una muestra de una juventud dispuesta a denunciar, objetiva o subjetivamente, y hasta con inmadurez, un entorno que no les satisface.

 

¿El problema está en Los Aldeanos, en la canción Guillermo Tell de Varela, en las canciones del grupo Buena Fe, en los pronunciamientos de Pablo y Silvio? ¿O el problema está en la burocracia que dirige este país y su constante manipulación de la realidad?

 

Al parecer para nuestra juventud actual   no es válido ese apotegma de que la verdad siempre está casada con el poder.

 

El analista emplaza, y estoy de acuerdo con él,   como una amenaza y una actividad enemiga que los servicios especiales de Estados Unidos intenten hacer llegar computadoras a Cuba. Por supuesto, eso no es una amenaza para México, o para Jamaica, creo que hasta esos países se pondrían contentos con esos regalos. ¿Por qué es una actividad enemiga para Cuba? Le respondo al analista con sus mismas palabras, la tecnología no es el problema, sino el entorno donde se e quiere introducir. ¿Por qué? Porque el estado no quiere que el cubano tenga acceso a otra información que no sea la que le da el Partido a través de la prensa nacional censurada y controlada. He ahí el quid de la cuestión. Entonces el temor no está en la introducción de la tecnología, es a lo que el cubano podría tener acceso con ella.

 

La computadora y el acceso a Internet solo hacen peligrar a las sociedades donde la información está bajo un férreo control. Ni Yoani, ni los blogueros representan un peligro para la sociedad cubana, porque que yo sepa,   no tienen tanques ni armamento pesado para hacer peligrar   ese poder. Lo realmente peligroso para la sociedad cubana es el    poder que tiene la burocracia y el entorno antidemocrático donde se reproduce. Lo que si resulta una bomba de tiempo para la sociedad cubana es el millón y medio de desempleados que deambularán por nuestras calles durante los próximos meses. Lo que si es un peligro para nuestra sociedad es que la burocracia cubana nos esté vendiendo el capitalismo como socialismo.

 

Ni Yoani, ni Los Aldeanos, ni la canción Guillermo Tell ni las expresiones críticas al sistema de otros intelectuales cubanos rozan ni con una pestaña el poder de la burocracia, eso si, la descaracteriza, la hace lucir mal, la obliga a ser menos descarada en el ejercicio del poder.

 

Entonces distinguido analista cibernético, el problema no son los resultados, sino lo que ocasiona que el cubano sea cada día menos crédulo y esos orígenes hay que buscarlo en la gestión de nuestra burocracia. Por tanto quítenle las computadoras y los blogs a la burocracia. Porque que yo sepa, ella es la   que tiene acceso ilimitado a la red.

 

Luego califica a la administración de Obama como “el abrazo de la muerte”. Quisiera ver como denominaría este muchacho a una administración del “Tea Party”. Olvida que Obama nos ha dado la oportunidad de respirar, y creo que cualquiera que tenga dos dedos de frente aceptaría que es mucho mejor que nos ataquen con computadoras y no con la 82 aerotransportada. Digo, puede que haya todavía algún loco por ahí que esté pensando que una invasión de los yanquis nos salvaría de la debacle. Bueno, debacle por debacle cualquiera da igual. Al parecer hacia allá vamos con las variantes económicas que nos ofrecen.

 

De cualquier forma nuestro pueblo ya está acostumbrado a las acciones encubiertas. En ese campo del enfrentamiento lo que se necesita es mucha inteligencia y mucha penetración, esta última se ha perdido un poco en los últimos veinte años.

 

El analista es inexperto, bueno tengamos en cuenta el auditorio, todos miembros del partido. Así que la única sociedad que necesitaba de un cambio de imagen es la norteamericana. Hijo ¿Y la nuestra qué?

 

Por otra parte, cuando la situación operativa se la quiere presentar en blanco y negro el auditorio es manipulado. El analista afirma que el enemigo tiene sus blogueros, que el gobierno cubano tiene sus blogueros y le pregunto: ¿A que grupo pertenecen los blogueros y analistas que escriben en la red, y que son antiimperialistas, socialistas y no se consideran blogueros de ninguno de los dos bandos mencionados?

 

Además, estos últimos están controlados por los vigilantes cibernéticos del gobierno, están constantemente asediados por virus, sus maquinas se ralentizan y caminan a paso de hormigas. Por favor, quisiera uno de esos equipitos inalámbricos para trabajar mejor en la red. ¿Puedo comprar alguno en el marcado nacional en pesos cubanos?

 

No hay un joven que no este enamorado de la cibernética. Supongo que sucedió lo mismo con los jóvenes hace cientos de miles de años cuando el hombre hizo su primer cuchillo de concha. Miles de jóvenes buscando conchas en los ríos y playas para hacerse su cuchillo. Eso no hay quien lo evite. Lo que debe cuestionarse es por qué no les damos ese acceso a los jóvenes.

 

Pero es que para eso hay que democratizar al país. Yo pregunto ¿a quien consultaron en Cuba para decidir que 700 millones de dólares de nuestra sociedad se inviertan en la compra de acciones para controlar el consorcio ETECSA? ¿Eso es una inversión vital? ¿Para quién? Creo que para el que este interesado en controlar las comunicaciones en el país: la burocracia reinante.

 

Intenta este analista asustar. Desde que el mundo es mundo todos reclutamos en el territorio del enemigo. Unos con más suerte que otros. ¿Quienes son la cantera de esos reclutamientos en esas sociedades? Los descontentos con el rumbo que toma su sociedad, otros lo hacen por dinero, otros por hobby y aventurerismo. Por tanto,   la medida a tomar más racional es evitar el descontento de la juventud en general y la   de esos cacharreros a los que se refiere el analista, para que no los reclute el enemigo. A ese paso cada joven cubano es un presunto enemigo si tiene una computadora en su casa.

 

La utilización de Internet para fines de inteligencia es algo tan viejo como que el invierno da catarro y de la misma forma que el enemigo la usa contra nosotros, nosotros la podemos usar contra el enemigo. La tecnología está al alcance de todos. No por esa razón vamos nosotros ahora a limitar el derecho de cada cubano a tener acceso a Internet.

 

El peligro Gross para la Revolución Cubana existe desde el 1 de enero de 1959, es una lucha de nuestro pueblo contra los yanquis que se da en todos los terrenos, político, económico, ideológico, biológico, en el campo de la inteligencia, de la contrainteligencia, pero nada de ello es fundamento para limitar el acceso a la información de nuestro pueblo. ¿Acaso no confía este analista en el pueblo cubano? El papel de la contrainteligencia está en limitar y destruir la acción del enemigo, evitando al mínimo afectar los derechos de nuestro pueblo y para eso se requiere mucha profesionalidad. Los Aldeanos no tienen la culpa de esto.

 

Si el enemigo logra crear una plataforma tecnológica fuera del control de las autoridades cubanas y logran el libre flujo de comunicación entre los ciudadanos cubanos   seleccionados por ellos y el mundo,  es porque no hemos llegado a la certeza de que si le damos esa misma oportunidad a todos los cubanos, la balanza siempre estará a favor de la revolución y el socialismo. ¿O es que hay alguien que no está seguro de esto? ¿O es que alguien está interesado en no llegar al socialismo?

 

Y me da la razón este especialista cuando afirma que el enemigo se acerca a jóvenes con un discurso atractivo, discurso que no le ha dado el enemigo, sino que lo cultivó en el medio en que se desenvuelve, en el enfrentamiento a la vida diaria, en la falta de respuesta a sus motivaciones. Es lógico, el enemigo se acercará a ellos. Entonces acerquémonos primero nosotros y eliminemos de nuestra sociedad esas deficiencias que producen descontentos y disidentes.

 

El hombre   es un ser social y la red le permite socializar a niveles nunca vistos en la historia de la humanidad y esto es un boomerang en las sociedades donde las libertades y la democracia son restringidas, porque no es necesario pararse en una esquina a dar un discurso, ni a poner un cartel, solo tienes que poner tus puntos de vistas en la web y al momento estas al alcance de todos y tendrás miles a favor y en contra. Ya este papel lo jugó la imprenta en el Siglo XVI al exponer al hombre común a las opiniones disidentes y obligó al Papa en 1559 a publicar la primera lista de libros prohibidos que se recuerda en la historia.

 

Realmente es penoso que un analista cibernético quiera endosarle a esta tecnología el papel de hijo del diablo. Nadie se lanza a la calle por un llamado de Internet, la gente se lanza a la calle porque está hastiada de vivir, como pasó en Ucrania, en Irán, en Honduras y ahora pasa en Túnez y Egipto. Internet es una herramienta no la causa de los problemas. El quid de la cuestión es que desde el surgimiento de Internet cada día es más difícil que algo suceda sin saberse. Hay entonces que dejar de hacer lo mal hecho.

 

Y el analista tiene un poco de despiste cuando habla de que no le dan beca a un cubano para que estudie el maíz transgénico, ojala que nunca se la den, porque con ello no se alimenta mejor al pueblo cubano. Lo que hay es que cultivar la tierra llena de marabú con maíz del bueno.

 

Y al final es espectacular la afirmación de este muchacho, que la mejor escuela de liderazgo está en Cuba y de que al cubano un buen líder lo convence hasta de que tome agua caliente porque es la mejor. ¡Que falta de respeto para su pueblo! Apretó el niño.

 

Si Estados Unidos está dando clases de liderazgo a un grupo de jóvenes es porque en Cuba esas clases no se dan y porque el liderazgo hace rato que no se les permite a los jóvenes. Indiscutiblemente, y eso lo aprendí hace bastante rato, el enemigo actúa sobre nuestras deficiencias, nunca sobre nuestros logros. No hay mejor escuela que conocer hacia donde va la propaganda enemiga, ello nos permite actuar con eficiencia sobre nuestros problemas, si es que estamos interesados en resolverlos.