Cubanálisis - El Think-Tank

    LA PRENSA INDEPENDIENTE CUBANA

 DESDE EL CAIMÁN

.

Cubanálisis - El Think-Tank abre un espacio más a los heroicos y decididos profesionales que desde dentro del monstruo enfrentan innumerables y continuas presiones para ejercer cada día su derecho a expresar sus opiniones. No se publicarán materiales donde los autores no se identifican con sus nombres reales o no residan en Cuba. El único criterio restrictivo es la calidad: materiales escritos con rigor profesional se publican, aunque Cubanálisis - El Think-Tank no comparta necesariamente opiniones vertidas en dichos artículos.

 

Uno entre dos grandes embustes

Juan González Febles, Primavera Digital

Lawton, La Habana.- La proclamación de la Educación y la Salud Pública como dos grandes logros del régimen militar totalitario y dinástico castrista, por parte de los medios al servicio de este régimen y por elementos del servicio de la Izquierda Reptil a lo largo del mundo, son los embustes primados del régimen castrista. Por supuesto, el sistema de salud tiene en la actualidad una muy bien cimentada preeminencia desde la promoción del engaño y la falsedad a lo largo del mundo.

Más allá de la suciedad, abandono y peor servicio del sistema hospitalario en Cuba destinado a la población, un servicio, que no tiene comparación con las instalaciones destinadas a la atención de la élite gobernante y de los extranjeros con acceso porque pagaron ese acceso o lo ganaron con servicios reprobables a lo largo del mundo, en Cuba faltan medicamentos, especialistas médicos y la calidad del sistema de salud es comparable a la del transporte público y el abastecimiento de artículos de primera necesidad que faltan y cuando aparecen son gravados por los oligopolios militares que los venden a precios exorbitantes, muy por encima del precio de adquisición de estos en el extranjero y del salario promedio, que en Cuba, está por debajo de los $30USD mensuales.

Otro punto relevante es la explotación del trabajo esclavo de médicos y personal de salud cubanos en misiones en el extranjero. En el estilo castro fascista el estado se apropia de la mayor tajada del salario de estos especialistas y les concede una mínima parte del monto del salario que estos perciben pagado por los gobiernos que participan de esta novísima explotación de trabajo esclavo. El más reciente escándalo en Brasil por estos motivos, es más que ilustrativo.

Los servicios estomatológicos ofertados a la población de a pie en Cuba, deprimen por las carencias y por la calidad de este servicio. Faltan medicamentos e instrumental y por supuesto, de estas y otras carencias se culpa al embargo estadounidense. No se dice que Cuba no se produce cosa alguna que aporte para adquirir lo necesario en Rusia, en China o en el resto del elenco internacional que no participa del embargo estadounidense y no sostiene medida alguna contra el régimen militar castrista.

En Cuba antes de 1959, existían clínicas mutualistas al alcance del bolsillo de toda la población, que brindaban una atención esmerada muy por encima en su calidad, a la aportada en la actualidad por el sistema de salud impuesto por el castrismo. Otra cara fea de esta realidad, son las patologías infecciosas traídas al seno de la sociedad y la nación cubana por los internacionalistas y los estudiantes africanos y de otras regiones que sin cuarentenas ni medida de seguridad alguna, contagian como vectores activos o portadores asintomáticos de padecimientos y secuelas desconocidas en nuestro medio.

Como se trata de proyección mediática quien sufre y cuanto, es algo que no está contemplado en las prioridades de un régimen cuya prioridad esencial es, retener el poder absoluto a todo costo y para ello, lo esencial es crear frías y eficientes máquinas de matar y si de matar se trata, da igual que la gente muera a tiros o ahogados entre esputos y virosis desconocidas.

Esta es una parte poco aclarada de los conceptos revolucionarios que la Izquierda Reptil y los reptiles intelectuales omiten por conveniencia o por ignorancia o quizás, no sean tan malos.